LIVE STREAMING
Marcha de las Mujeres en Washington. Foto: Kyle O'Leary.
Marcha de las Mujeres en Washington. Foto: Kyle O'Leary.

La Marcha de las Mujeres no se quedará de brazos cruzados ante la separación familiar

Este jueves, miles de mujeres han vuelto a las calles de todo el país para protestar contra las medidas de separación familiar impuestas por el gobierno de…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Si algo ha logrado impecablemente este gobierno ha sido darle una nueva fuerza a la protesta y la desobediencia civil.

Después de más de un año de haber tomado las calles del país en protesta contra la inauguración de un presidente misógino y divisionista, el movimiento originado con la Women’s March ha tomado nuevamente las calles este jueves en un “acto masivo de desobediencia civil” para responder a la “cruel e inmoral” política de tolerancia cero, reportó The Guardian.

“Las madres, hermanas, esposas e hijas de América no se detendrán hasta que los niños encarcelados sean liberados y se reúnan con sus familias”, cita el medio. “Y no nos quedaremos en silencio mientras los agentes federales encarcelan indefinidamente a familias enteras en los campos de detención”.

Esta es la última manifestación de descontento popular después de que el Fiscal General Jeff Sessions instaurara una política de tolerancia cero ante la inmigración indocumentada a través de la frontera sur del país, donde el procesamiento judicial inmediato de los adultos ha costado la separación de miles de familias que ingresan juntas para solicitar asilo en el país.

Después de arduas críticas por parte de organizaciones de derechos humanos internacionales y el descontento generalizado en la nación, el gobierno finalmente decidió no separar a las familias al ser procesadas, pero mantenerlas encarceladas indeterminadamente.

Asimismo, el Departamento de Seguridad Nacional anunció que iniciaría medidas para reunir a los más de 2.000 niños separados de sus padres, pero no especificó el procedimiento para ello. Aunado a ello, un juez federal de San Diego sentenció un plazo de 14 días para que el gobierno lograra reunir a los niños menores de 5 años con sus padres, pero los medios y activistas advierten que muchos de los niños se encuentran distribuidos en todo el territorio nacional y que la gesta será mucho más difícil de lo que parece.

Es por ello que organizaciones como la Women’s March han decidido salir a la calle y ejercer aún más presión social para hacer entender al gobierno que esto no pasará desapercibido ante sus promesas.

“Pondremos nuestros cuerpos en peligro para exigir el fin de la política de cero tolerancia de la administración Trump que criminaliza automáticamente a los inmigrantes indocumentados”, anunciaron. “Pondremos nuestros cuerpos en peligro para exigir la seguridad y la libertad de los niños detenidos en centros de detención en todo el país. Y pondremos nuestros cuerpos en peligro hasta que el Congreso ponga en marcha un plan para abolir la agencia de Inmigración y Aduanas (ICE)”.

Las manifestantes tomaron las calles bloqueando el tráfico y se trasladaron hacia el Hart Senate Office Building en Washington D.C., donde 50 senadores tienen sus oficinas.

Así es, definitivamente, como luce la democracia.

00:00 / 00:00
Ads destiny link