LIVE STREAMING
Photo: ArchivoALDÍANews
Foto: ArchivoALDÍANews

La lucha de Rubén Salazar, 50 años después

Mártir de la comunidad chicana, un lider en el movimiento de derechos civiles, luchó por lo que el Caucus Latino está haciendo hoy en el L.A. Times.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Canelo, golf y su regreso

Febrero 02, 2023

Debut de Chef mexicano

Enero 23, 2023

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

La semana pasada, se formó un Caucus Latino en el gremio de Los Angeles Times solicitando más representación en la compañía, y más cobertura positiva sobre la comunidad latina. Reveló cómo mucho de lo que se escribió sobre los latinos era deshumanizante, pintándonos como criminales. 

Las demandas son en parte porque en la historia de Los Angeles Times, los que han hecho progresos han sido los periodistas latinos. 

En la carta a los líderes del periódico, mencionan un nombre en particular: Rubén Salazar.

Es el reportero mexicano-americano más reconocido y exitoso que trabajó en el L.A. Times.

Salazar sirvió en el Ejército de los Estados Unidos durante dos años, y luego asistió al Texas Western College donde recibió un título en periodismo en 1954. 

Cubrió la ocupación estadounidense de la República Dominicana, la guerra de Vietnam y la masacre de Tlatelolco en la Ciudad de México. 

Después de su tiempo fuera de los EE.UU., volvió a centrarse en su comunidad: la comunidad mexicana, y más específicamente el movimiento chicano. 

Escribió sobre el Este de Los Ángeles, un área predominantemente mexicana que no fue cubierta por los medios de comunicación a menos que sea bajo una luz negativa. 

Algunos de los artículos que ejemplifican su esfuerzo por mostrar a la comunidad chicana en un pedestal más alto fueron: "El tema de la Espaldamojada tiene más de un lado" y "Chicano contra tradicionalistas". 

Podría decirse que en el punto álgido de su carrera llegó su muerte y fue un shock para la comunidad que tan apasionadamente defendió. 

El 29 de agosto de 1970, Salazar estaba cubriendo la marcha del Moratorio Nacional Chicano. La protesta fue interrumpida por el Departamento del Sheriff del Condado de Los Ángeles usando gas lacrimógeno. 

En el Silver Dollar Bar and Cafe en el Este de Los Angeles, un ayudante del Sheriff de Los Angeles disparó un proyectil de gas lacrimógeno de ocho pulgadas que golpeó a Salazar en la cabeza, matándolo inmediatamente. El ayudante del sheriff que disparó el bote, Tom Wilson, nunca fue procesado. 

Salazar es recordado como un mártir por el pueblo chicano. Estaba en contra de la brutalidad policial y fue víctima de un trato injusto por formar parte de un grupo de personas muy poco representadas por el establishment blanco. 

Y su lucha es llevada a cabo hoy en día por los periodistas latinos que siguen en el L.A. Times luchando por una mejor representación en la sala de redacción y en las páginas del periódico.

Hoy en día, es un ejemplo más que nunca de verdadero liderazgo, y una inspiración para aquellos que continúan buscando el cambio en un mundo que lo necesita tan desesperadamente. 

00:00 / 00:00
Ads destiny link