LIVE STREAMING
Semana Santa en Popayán, Colombia. Fuente: Wikipedia
Semana Santa en Popayán, Colombia. Fuente: Wikipedia

¿Cómo se celebra la Semana Santa en América Latina?

Todos los países latinoamericanos celebran la Semana Santa, aunque cada uno a su manera, lo que la convierte en un gran atractivo turístico.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Premio a periodista en Miami

Noviembre 25, 2022

Arroz con gandules lover

Noviembre 23, 2022

Legado latino en la música

Noviembre 23, 2022

Un aturdimiento saudí

Noviembre 22, 2022

Valencia, un héroe

Noviembre 21, 2022

Los NFT de los Latin Grammys

Noviembre 10, 2022

Colección de ropa de Tini

Noviembre 10, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Si algo une a los países de América Latina además del idioma español, es la tradición católica. Y una de las celebraciones más importantes del catolicismo, junto a la Navidad, es la Semana Santa, que empieza este viernes, y durante tres días conmemora la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo. 

Sin embargo, no todos los países de América Latina celebran la Semana Santa de la misma manera, convirtiéndolos en un atractivo turístico por estas fechas. Veamos algunas tradiciones particulares: 

México

Una de las fiestas más populares y concurridas de toda América Latina es la Pasión de Jesucristo en Iztapalapa. Cada año se congregan casi 3 millones de mexicanos en el Cerro de la Estrella en Iztapalapa, una barriada en el sur de Ciudad de México, para presenciar un  espectáculo en vivo que reproduce la Pasión de Cristo desde 1843, coincidiendo con el cese de una epidemia de cólera que dejó miles de muertos.

En la procesión, los participantes cargan cruces o caminan descalzos para buscar una expiación de sus culpas, un ritual parecido al que se lleva a cabo durante la Semana Santa en Sevilla, con la diferencia de que se fusiona con elementos de la cultura azteca.

El hombre que representa a Cristo carga una cruz hasta la cima del Cerro de la Estrella, lugar simbólico de la crucifixión, pero también un antiguo centro ceremonial azteca donde cada 52 años se encendía el fuego nuevo, como renovación de la vida, según explica la web de Casa América.

Colombia

Una de las celebraciones más famosas tiene lugar en la ciudad de Popayán, capital del departamento de Cauca, situada al suroeste del país. Las procesiones de Semana Santa en Popayán se celebran desde el año de 1566, apenas 30 años después de la fundación de Popayán. El derecho a participar en la procesión como carguero se hereda de padres a hijos, convirtiéndose en el privilegio de unos pocos. 

Popayán, tiene también las llamadas “procesiones chiquitas”, protagonizadas por niños de 5 a 11 años y se realizan una semana después de la Semana Santa.

Guatemala

La Semana Santa es la celebración cultural más grande del país. Según Casa América España, al principio se realizaban danzas y espectáculos dramáticos de influencia medieval, que poco a poco dieron la pauta a los Autos Sacramentales, dedicados a la resurrección de Cristo, que algunos pueblos aún conservan como tradición.

La Semana Santa guatemalteca también es un ejemplo de sincretismo religioso y cultural. Se utilizan alfombras de serrín, flores o frutos, imitando a las alfombras por donde los señores y sacerdotes indígenas caminaban en algunas ceremonias. 

En Guatemala, las procesiones van acompañadas de una banda marcial que ejecuta Marchas Fúnebres o Solemnes. En cuanto a la gastronomía, es típico el bacalao a la vizcaina, el pescado seco, las torrejas y los molletes.

Venezuela

Una de las tradiciones más vistosas de Venezuela por Semana Santa es la llamada Quema de Judas, que aún se celebra en Caracas. La celebración consiste en elaborar un muñeco con telas, ropas viejas y trapos, relleno con fuegos artificiales, que representa a Judas. Éste se hace explotar después de ser ahorcado.

Otra interesante tradición es la de los palmeros, en la región de Chacao. Según explica la web de Casa América, cuando a finales del siglo XVIII una epidemia de fiebre amarilla azotó a la población de esta zona, un sacerdote rogó por el cese de la peste y, a cambio, ofreció que los peones de las haciendas cercanas a la montañas que subieran a ellas a recoger hojas de palma para ofrecerlas evocando el pasaje bíblico de la entrada de Jesús a Jerusalén el Domingo de Ramos.

00:00 / 00:00
Ads destiny link