LIVE STREAMING

Caeleb Dressel gana los 100 libres más rápidos

Caeleb Dressel ha ganado la final de 100 libre más rápida de la historia. Para lograrlo, ha tenido que apretar los dietes y empujarse sin respirar en los…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Caeleb Dressel ha ganado la final de 100 libre más rápida de la historia. Para lograrlo, ha tenido que apretar los dietes y empujarse sin respirar en los últimos 15 metros para hacerse con el oro. 47,02 segundos de infarto para conseguir la cuarta marca más veloz de la historia de los Juegos Olímpicos.

Fue el primero en saltar a la piscina. Con ese salto, también el que llegó más lejos y el primero en tocar la pared de 50 metros. Pero cuando faltaban esos escasos metros para el final, el ruso Kliment Kolesnikov le estaba alcanzando por la derecha. También le amenazaba el australiano Kyle Chalmers, campeón en Río 16. Durante unas milésimas de segundo nadie sabía quién se hacía con la victoria.

Pero en esos últimos 15 metros tras la línea roja, Dressel aceleró, dejó de sacar la cabeza para respirar y se lanzó con 14 brazadas a toda potencia hacia la meta. No cometió ni un solo fallo a pesar del cansancio. Cuando alcanzó la pared, salió buscando el oxígeno al que había renunciado en los últimos segundos. 

Aunque el nadador no batió ningún récord mundial ni hizo ni siquiera su mejor marca, sí ganó la carrera más rápida de la historia. Si se suman los tiempos de todos los participantes, nadaron a la velocidad de la luz. De los ocho finalistas, seis bajaron de 48 segundos y los tres que subieron al podio bajaron de 47,50. El bronce de Tokyo 2020 habría sido el oro en Río 2016. 

Era la primera vez que Dressel ganaba el oro en una prueba individual en Tokyo 2020. En el momento en que supo que había ganado, su cara era una mezcla de alivio y miedo. Tras una gran etapa de incertidumbre, el nadador cargaba con la responsabilidad de recuperar al equipo de Estados Unidos. 

A sus 24 años, sabía que estos eran sus Juegos para lucirse. El ruso Kolesnikov, que aún tiene 21 años, puede aspirar a ganar en la próxima cita olímpica de París, en solo 3 años. A su vez, el australiano Chalmers, que tiene 23 años, ya ganó en Río 16 y tiene menos presión. 
 

00:00 / 00:00
Ads destiny link