LIVE STREAMING
Foto: Federico Parra/AFP via Getty Images
Foto: Federico Parra/AFP via Getty Images

Funcionarios estadounidenses visitan Venezuela en busca de petróleo y otras cosas en medio de las sanciones a Rusia

Estados Unidos rompió sus relaciones diplomáticas con el país sudamericano en 2019, tras acusar a Maduro de fraude electoral.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Roe anulado

Junio 28, 2022

Una Unión de Apple

Junio 21, 2022

Una historia oscura

Junio 20, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

El sábado 5 de marzo, altos funcionarios estadounidenses volaron a Venezuela para una sospechosa reunión con la administración del presidente Nicolás Maduro en un intento de alejar al país sudamericano de sus partidarios rusos tras la invasión de Ucrania por parte del presidente ruso Vladimir Putin. 

Los negociadores de la Casa Blanca y del Departamento de Estado se reunieron con representantes de Maduro en la capital de Venezuela, Caracas, por primera vez en años. Estados Unidos rompió relaciones diplomáticas con Maduro y cerró su embajada en Caracas en 2019, tras acusar al mandatario de fraude electoral.

La administración Trump intentó entonces derrocar al gobierno de Maduro sancionando las exportaciones de petróleo venezolano y reconociendo al líder de la oposición, Juan Guaidó, como presidente legítimo de Venezuela.

Maduro respondió buscando la ayuda económica y diplomática de Rusia, China e Irán. Desde entonces, las empresas energéticas y los bancos rusos han sido vitales para que Venezuela pueda seguir exportando petróleo, su mayor fuente de divisas, a pesar de las sanciones. 

Cuando Rusia invadió Ucrania, Estados Unidos empezó a prestar más atención a los aliados de Putin en América Latina, porque el gobierno de Biden considera que podrían convertirse en amenazas a la seguridad si el conflicto se profundiza. 

La delegación estadounidense estuvo encabezada por Juan González, director principal del Consejo de Seguridad Nacional para el Hemisferio Occidental. González estuvo acompañado por el embajador James Story, el principal diplomático estadounidense en Caracas cuando la administración Trump rompió las relaciones con el país en 2019. 

Funcionarios estadounidenses han dicho que el gobierno de Biden seguirá reconociendo a Guaidó como el líder legítimo de Venezuela, pero en una reciente entrevista con America's Quarterly, González dijo que el enfoque principal es la negociación, en lugar de derrocar a Maduro. 

"Mientras que la teoría del cambio de la administración anterior se basaba en el colapso del régimen, la nuestra es... que sólo una negociación llevará a un cambio concreto y sostenible en Venezuela hacia el orden democrático", dijo.

En las últimas semanas, algunos inversores estadounidenses han pedido al gobierno de Biden que levante las sanciones a Venezuela para que pueda enviar más petróleo al mercado. Chevron también ha instado a la administración a modificar su licencia para aceptar y comercializar petróleo en Venezuela. 

Pero el senador republicano de Florida, Marco Rubio, ha criticado la decisión de viajar al país, afirmando que volver a comprometerse con Venezuela podría tener un coste político para la administración Biden y los demócratas, especialmente en Florida. 

"En lugar de producir más petróleo estadounidense, quiere sustituir el petróleo que compramos a un dictador asesino por otro dictador asesino", tuiteó Rubio el domingo.

El senador estadounidense Bob Menéndez, presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, también criticó duramente las negociaciones, diciendo que Maduro es un "cáncer para nuestro hemisferio" y que Estados Unidos no debería "insuflar nueva vida" a su reino de terror.

"Las aspiraciones democráticas del pueblo venezolano, al igual que la determinación y el coraje del pueblo de Ucrania, valen mucho más que unos pocos miles de barriles de petróleo", dijo Menéndez en un comunicado.

00:00 / 00:00
Ads destiny link