LIVE STREAMING
Assistant Attorney General Kristen Clarke heads the investigation.
La fiscal general adjunta Kristen Clarke dirige la investigación. Foto: Kevin Dietsch/Getty Images.

El Departamento de Justicia investiga a Houston por vertidos ilegales, incluyendo residuos médicos y cuerpos humanos

La cuarta ciudad más grande de Estados Unidos está siendo investigada por violaciones de los derechos civiles por los vertidos ilegales.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Poder femenino al Congreso

Noviembre 25, 2022

Bolsonaro no se rinde

Noviembre 24, 2022

Esperanza luego de la COP27

Noviembre 22, 2022

Equipo tipo europeo

Noviembre 21, 2022

La igualdad en suspenso

Noviembre 21, 2022

La defensa de Infantino

Noviembre 19, 2022

Bienvenida a Panamá

Noviembre 17, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

El Departamento de Justicia anunció el pasado viernes 22 de julio que la división de derechos civiles del departamento comenzaría a investigar a la ciudad de Houston en medio de las denuncias de vertidos ilegales en los barrios negros y latinos. Determinarán si la policía de Houston y otros departamentos están violando los derechos civiles y la discriminación hacia los negros y latinos. 

Aparte de los cadáveres y los residuos médicos que se arrojan en estos barrios, según declaraciones de la fiscal general adjunta Kristen Clarke en una conferencia de prensa el viernes, otros elementos incluyen animales muertos, colchones, neumáticos, electrodomésticos y cajeros automáticos vandalizados. Esto se produce después de que la ciudad de Chicago haya sido declarada culpable de violar los derechos civiles por intentar trasladar un negocio de chatarra contaminada de un barrio mayoritariamente blanco de la zona norte a la zona sur, formada por una población mayoritariamente negra y latina. 

Una portavoz del alcalde Sylvester Turner, Mary Benton, respondió a la investigación el viernes, diciendo que "no tenía conocimiento" de que se hubieran arrojado cadáveres en ningún lugar de la ciudad, a pesar de la enorme cantidad de quejas. 

La investigación también examinará la línea 311 de la ciudad, un número al que los residentes pueden llamar para solicitar servicios de la ciudad, y las quejas que no son de emergencia, ya que el Houston Chronicle informó de más de 5.400 quejas de los residentes sólo en la primera mitad de 2022, que es más que todo el año 2021. La investigación analizará el equipo que está detrás de la línea directa.

Según Clarke, los vertidos ilegales traen consigo roedores, alimañas y otros efectos nocivos que ponen en peligro la vida, especialmente de los negros y los latinos, que son más susceptibles de padecer enfermedades respiratorias por ello. El agua superficial también se contamina y hace que estas zonas estén más expuestas a fuertes inundaciones. 

En general, además de reducir el valor de las propiedades, es perjudicial para la calidad de vida y la esperanza de vida. La parte noreste de la ciudad, donde se producen los vertidos ilegales, es mayoritariamente negra y latina. En concreto, la zona de Trinity/Houston Gardens es de donde proceden las quejas. Además, 11 de los 13 vertederos de Houston están situados en barrios mayoritariamente negros.

"El vertido ilegal es un problema de justicia medioambiental que viene de lejos y, como muchos otros problemas de justicia medioambiental, suele afectar de forma desproporcionada a las comunidades negras y latinas", dijo Clarke. "Nadie en los Estados Unidos debería estar expuesto al riesgo de enfermedades y otros daños graves debido a una gestión ineficaz de los residuos sólidos o a programas de aplicación inadecuados". 

Los dirigentes y funcionarios de Houston han respondido con bastante negligencia a la investigación y a las acusaciones formuladas contra ellos. El mismo viernes de la rueda de prensa en la que se anunciaba la investigación, Turner dijo estar "aturdido y decepcionado al conocer la investigación."

"A pesar de los pronunciamientos del Departamento de Justicia, mi oficina no recibió ninguna notificación previa", dijo, pasando a calificar la investigación de "absurda, infundada y sin fundamento″. 

A pesar de ello, el alcalde, que es negro, dijo que ha puesto empeño en combatir los vertidos ilegales, especialmente en las zonas de mayoría negra y latina. Un problema que reconoce que aqueja específicamente a estos grupos de personas, Turner afirma que la ciudad ha gastado millones de dólares en combatir el problema, ya que dice que los vertidos son resultado de terceros que no viven en esas zonas. 

El representante demócrata de Texas, Al Green, también respondió en apoyo del alcalde Turner, calificando la investigación de "anuncio apresurado". Green dijo en un comunicado emitido por la oficina de Turner que la administración de Green "apoya plenamente la ciudad de Houston y los esfuerzos del alcalde Turner para asegurar que todos los habitantes de Houston viven en un ambiente seguro y saludable."

00:00 / 00:00
Ads destiny link