LIVE STREAMING
El ex vicepresidente Joe Biden. Foto: David Lienneman. Fuente: http://www.miaminewtimes.com/
El ex vicepresidente Joe Biden. Foto: David Lienneman. Fuente: http://www.miaminewtimes.com/

¿Es Biden la mejor estrategia para vencer a Trump?

Después de un bajo intercambio de amenazas entre el ex vicepresidente Joe Biden y el presidente Donald Trump, no queda sino pensárselo dos veces antes de…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Tour por América Latina

Septiembre 30, 2022

Cuba vota por más derechos

Septiembre 29, 2022

Reforma tributaria en Chile

Septiembre 26, 2022

168 réplicas en México

Septiembre 19, 2022

Alerta en Puerto Rico

Septiembre 18, 2022

Gobernador de Texas abusa

Septiembre 17, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

No nos mal entendamos; frente a la Casa Blanca actual, Joe Biden podría ser un favorito para cualquier Demócrata con dos dedos de frente.

Pero las circunstancias políticas de Estados Unidos son tan delicadas, que barajar posibles contrincantes contra Donald Trump en el 2020 es un asunto que hay que manejar con prudencia.

El pasado martes, el ex vicepresidente Joe Biden (75) dio un discurso en Miami donde aseguró que “si estuviéramos en bachillerato, lo llevaría (a Trump) detrás del gimnasio y lo golpearía fuertemente”, haciendo referencia a las malas conductas sexuales del presidente.

Biden hizo eco de sus palabras durante la campaña presidencial de Hillary Clinton en el 2016, asegurando que podría vencer por la fuerza al magnate y haciendo alarde de sus condiciones físicas.

“Soy un muy buen atleta”, dijo. “Cualquier tipo que hable de esa manera era frecuentemente el gordo más feo en la sala”, agregó citando los comentarios de Trump en el 2005 sobre cómo su fama le permitía tocar a las mujeres sin quejarse, según reportó la BBC.

Por su parte el Presidente Trump recurrió a su cuenta en Twitter para responder al ataque, llamando a Biden “loco” y “débil”. “Él no me conoce”, escribió, “pero caería rápido y fuerte, llorando todo el rato”.

Citando las palabras de Dan Balz en el Washington Post, ¿Qué tan bajo se puede caer?

Si bien muchos consideran que las frecuentes apariciones públicas en mítines políticos por parte de Biden serían una antesala a su candidatura para las elecciones del 2020 – así como también se ha sospechado de Oprah y de Julián Castrolo que pareciera estar pasando es que el gran descontento (y pánico) popular por la gestión de Donald Trump nos ha puesto a buscar Mesías donde no los hay.

Según un estudio llevado a cabo por Seth Masket, profesor de Ciencias Políticas y director del Centro de Política Americana de la Universidad de Denver, los sondeos entre Demócratas demuestran que “alrededor de un cuarto (de los entrevistados) tienen a Biden como su favorito para la próxima nominación presidencial”.

El público intuye que el ex vicepresidente podría “no sólo unificar a un Partido Demócrata fragmentado, sino a toda la nación”.

Biden ha aparecido recientemente en lugares políticos clave - como al lado de Conor Lamb en Pennsylvania – y según reporta Politico, “un cerrado círculo de asesores han estado soltando ideas innovadoras para una carrera hacia la Casa Blanca”, de acuerdo con lo que dijeron personas cercanas a las discusiones.

Pero, ¿es realmente éste el candidato que necesita Estados Unidos en este momento?

Para Masket, el riesgo está en que, en medio del desespero, se pase por alto el trasfondo político de Biden, minado de comentarios culturales inadecuados, un comportamiento impropio durante el caso de Anita Hill y sus acusaciones contra Clarence Thomas, y sus propias conductas “extrañas” a la hora de acercarse a las mujeres.

“No, (esas conductas) no son peores que las cosas que Trump dice y hace cada mañana”, explica Masket. “Pero probablemente no serán el estándar para el próximo nominado Demócrata, considerando el abanico de opciones que tienen abiertas para el puesto”.

Y esas opciones podrían ir más allá del Senador Bernie Sanders o de la Senadora Elizabeth Warren (ambos favoritos, de acuerdo a datos recopilados por The Hill).

En un momento donde la revolución social está en la calle – entre mujeres, inmigrantes y estudiantes despertando del letargo político – este es el momento para que el Partido Demócrata cambie la estrategia, reconozca a las comunidades que empujan al país (Latinos, mujeres y jóvenes) y tome las riendas de una nación que pide cambios a gritos.

00:00 / 00:00
Ads destiny link