LIVE STREAMING
Erica Bernal-Martínez, Directora Ejecutiva Adjunta de NALEO (The National Association of Latino Elected and Appointed Officials) y Dan Sena, Director Ejecutivo del DCCC (Democratic Congressional Campaign Committee).
Erica Bernal-Martínez, Directora Ejecutiva Adjunta de NALEO (The National Association of Latino Elected and Appointed Officials) y Dan Sena, Director Ejecutivo del DCCC (Democratic Congressional Campaign Committee).

Latinos en política: Al borde de un cambio

Aunque hay 58 millones de Latinos en los EE.UU., su participación política sigue siendo baja en general. ¿Como podemos cambiar eso?

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Tribus contra el clima

Noviembre 30, 2022

Ley de respeto al matrimonio

Noviembre 30, 2022

Disparidad sin fecha

Noviembre 30, 2022

Casey sobre la inmigración

Noviembre 30, 2022

Batalla contra el plástico

Noviembre 29, 2022

Una política renovada

Noviembre 29, 2022

Casey habla de armas

Noviembre 29, 2022

Esperanza par Venezuela

Noviembre 28, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

La realidad política de Estados Unidos ha puesto al stablishment contra las cuerdas, exigiendo un cambio inmediato en la manera de hacer las cosas, y pidiendo a gritos que las grandes minorías del país sean contadas, sean tomadas en cuenta y, finalmente, se les de la motivación necesaria para salir a votar, sea por quien sea.

De nada sirve ser 58 millones de residentes en el país si nuestra voz no se escucha. Y ya no se trata tanto de elegir a un representante que se nos parezca, sino de ejercer nuestro derecho irrefutable a manifestarnos sobre los cambios que queremos ver materializados en Washington, en nuestros estados y en nuestras ciudades.

Los hispanos siguen siendo uno de los grupos menos representados en política nacional, con tan sólo el 1% de los funcionarios electos en Estados Unidos, según la National Association of Latino Elected and Appointed Officials (NALEO), tomando en cuenta los registros entre los años 1996 y 2016, y aún cuando el número de latinos en el gobierno ha aumentado a un 61% en los últimos 20 años, su representación en política no ha crecido como se esperaba.

De 58 millones de hispanos, tan sólo 6.176 son funcionarios públicos electos (entre juntas escolares, alcaldes, comisionados, jueces, senadores, gobernadores y legisladores).

Sin embargo, varios grupos a nivel nacional han decidido que las posturas de la Administración Trump contra las comunidades minoritarias ha sido suficiente, y que retomar la mayoría en el Congreso es una necesidad fundamental.

AL DIA tuvo la oportunidad de hablar con Erica Bernal-Martínez, Directora Ejecutiva Adjunta de NALEO (The National Association of Latino Elected and Appointed Officials) y con Dan Sena, Director Ejecutivo del DCCC (Democratic Congressional Campaign Committee), dos organizaciones en las costas opuestas del país cuyo trabajo y meta final sigue siendo la misma: darle a los Latinos la plataforma para hacer sentir su fuerza.

NALEO es un fondo educativo establecido en 1981 y cuya misión ha sido desde entonces la de dar una voz a la comunidad Latina en Estados Unidos dentro del proceso político y a través de varios esfuerzos como la promoción de la participación cívica, el derecho a la ciudadanía y la capacitación de funcionarios latinos electos y designados quienes, una vez ganadas las carreras para puestos públicos, obtienen las herramientas necesarias para el desarrollo profesional de sus proyectos políticos.

Asimismo, NALEO promueve la defensa de los derechos Latinos en Washington, en especial con la participación política, los derechos de los votantes, ciudadanía, etc.

Por su parte, el DCCC es una organización que trabaja para lograr la victoria de campañas de candidatos Demócratas en la Cámara de Representantes a nivel nacional y recuperar la mayoría en el órgano. Actualmente, las estrategias de la organización se basan en el diseño de un “campo de batalla” que permita alcanzar a las comunidades que antes eran pasadas por alto.

En conversación con ambas organizaciones, queremos exponer el panorama ante las elecciones de mitad de período, y todo lo que debes saber sobre los esfuerzos en marcha para que el voto Latino sea, finalmente, decisivo.

Un álgido escenario político y electoral

La gestión de Donald Trump como presidente ha servido como medio de contraste para determinar los errores cometidos durante campañas políticas anteriores y los esfuerzos que aún faltan por concretarse a la hora de representar a quienes siguen sufriendo en silencio.

Durante las elecciones del 2016 el Caucus Hispano del Congreso criticó la estrategia de la campaña de Hillary Clinton, asegurando que “no había contratado suficientes consultores Latinos que tuvieran experiencia trabajando con las comunidades”, perpetuando así la constante omisión de las minorías raciales dentro de la maquinaria política nacional.

Para Erica Bernal, el escenario de las elecciones de mitad de período del 2018 no es muy diferente.

“Nuevamente llegamos a un periodo electoral donde los esfuerzos se están quedando cortos a la hora de alcanzar el voto latino,” nos comentó.

De 58 millones de Latinos, 29 son elegibles para votar. Sin embargo, y según aseguró Bernal, “apenas alrededor de 12 o 13 millones salen a votar en cualquier elección”.

“Es ese grupo precisamente al que tenemos que llegar y ofrecerles la información sobre cómo registrarse, cómo votar, dónde votar, pero también motivarles a hacerlo”, explicó.

Según los estudios y encuestas llevados a cabo por NALEO, el ciudadano hispano está al tanto de lo que sucede en política nacional y sus preocupaciones son genuinas, pero lo que le impide involucrarse en el proceso electoral es la desilusión perenne ante el sistema.

Pero quizás la estrategia más adecuada sea, precisamente, la de transformar ese sentimiento en acción.

Si bien el electorado tiene la voluntad de defenderse de alguna manera, la información debe ser clara y precisa, y los candidatos deben representar los valores de cada una de las comunidades.

Nuevos retos, nuevas estrategias

Dan Sena describió un programa diseñado por el DCCC de entre 25 y 30 millones de dólares para “asegurar que nuestras campañas para el Congreso lleguen a las comunidades de color y eventualmente hacerles más fácil el salir a votar”.

“Hay una razón para participar en el ciclo democrático que no había en el pasado”, explicó. “Claramente, en la Casa Blanca de Trump está trabajando todos los días para hacer más difícil que los latinos y las comunidades minoritarias participen en el proceso y queremos trabajar activamente a través de eso”.

Sena, expuso las nuevas estrategias del Comité, en una campaña que, según aseguró, es única en la historia del Partido:

“En este ciclo estamos construyendo lo que se llama el campo de batalla, algo que no tiene precedentes en la última década aquí en los Estados Unidos. Es el más diverso y el más grande que hemos visto con más de 111 carreras seleccionadas”, aseguró. “Actualmente creemos que hay entre 70 y 80 carreras viables en el Congreso, totalmente operativas, y 29 de esos distritos tienen en este momento una población latina del 10% o más.”

Sin embargo, uno de las barreras más importantes es sencillamente la de la información. La vertiginosidad con la que se dan los cambios políticos y legislativos en el país no permiten su depuración oportuna para que llegue de manera clara y concisa a los votantes, muchos de los cuales sencillamente prefieren abstenerse de votar.

Iniciativas como la de VE Y VOTA (888-VEYVOTA) de NALEO, por ejemplo, permiten que las personas obtengan la información de manera simple y comprensible sobre los lugares, las fechas y los requisitos para votar, así como los posibles candidatos en cada una de las ramas del gobierno.

De manera parecida, el DCCC implementa campañas digitales y audiovisuales para intentar hacer llegar a todo el mundo la información sobre las campañas más importantes, sus candidatos y sus opciones a la hora de ir a votar.

Un puesto en la mesa

Desde las últimas elecciones, el crecimiento de la representación latina en política ha sido exponencial, y se espera que siga incrementando aún más tras las elecciones de noviembre.

“En este ciclo esperamos ver otro crecimiento, pero lo importante es darnos cuenta de que, cuándo de liderazgo se trata, estamos viendo personas que están teniendo bastante éxito particularmente a nivel estatal y local,” nos explicó Bernal. “Por ejemplo Crisanta Duran en el estado de Colorado – primera portavoz latina en la asamblea -, Anthony Rendón en California, Eric Garcetti, Robert García… personas que están influyendo en sus comunidades como funcionarios electos”.

Y es que es fundamental que los Latinos tengan “un puesto en la mesa en Washington y en cada estado del país”, como dijo Sena. “Es increíblemente importante que, como comunidad, comprendamos el poder de nuestra voz y lo importante que es obtener funcionarios electos que representen los valores de nuestra comunidad”.

En palabras de Erica Bernal:

“Lo que está en juego es el futuro de la nación pues los latinos somos la segunda población minoritaria más grande de Estados Unidos. Por lo tanto, la importancia de que nuestra comunidad participe y tenga voz activa en todas las políticas que se deciden a nivel federal, estatal y local, se verá reflejado en el crecimiento del país en general. Y eso debería motivarnos a todos, sin importar el partido o la raza con la que nos identifiquemos”.

00:00 / 00:00
Ads destiny link