LIVE STREAMING
Candles and plastic roses rest at a memorial for Walter Wallace Jr. in the 6100 block of Locust Street on October 28, 2020 in Philadelphia, Pennsylvania. Photo: Joshua Lott/ The Washington Post via Getty Images.
Velas y rosas de plástico descansan en un memorial para Walter Wallace Jr. en el bloque 6100 de la calle Locust el 28 de octubre de 2020 en Filadelfia, Pensilvania. Foto: Joshua Lott/ The Washington Post via Getty Images.

En el aniversario del asesinato de Walter Wallace Jr., Filadelfia paga a su familia y equipa a todos los agentes con pistolas eléctricas

La ciudad aceptó pagar una cantidad de dinero no revelada en el acuerdo y financiar una mejor formación de sus agentes de policía.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Hipopótamos en peligro

Agosto 05, 2022

No hay confianza

Julio 29, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

El martes 26 de octubre, aniversario de la muerte de Walter Wallace Jr. a manos de la policía, la ciudad de Filadelfia anunció que gastará 14 millones de dólares para equipar a todos sus agentes con pistolas eléctricas, formarles en su uso y exigirles que las lleven puestas mientras estén de servicio.

La muerte de Wallace Jr., un hombre negro de 27 años que sufría un episodio de salud mental en el momento del tiroteo, provocó días de protestas por la brutalidad policial, y conversaciones sobre la falta de educación en temas de salud mental entre los agentes de la ley.

"En 46 segundos de llegar y verlo, le dispararon seis veces", dijo el reverendo Mark Tyler en una vigilia celebrada el miércoles 27 de octubre.

"El asesinato del Sr. Wallace Jr. fue doloroso y traumático para muchos habitantes de Filadelfia. Este trágico e inquietante incidente, junto con las protestas del año pasado, puso de relieve la urgencia de muchas reformas importantes, como la formación en salud mental y los recursos de respuesta a las crisis", dijo el alcalde Jim Kenny en un comunicado.

Tras el tiroteo, la policía y los funcionarios de la ciudad informaron de que casi dos tercios de los más de 6.000 miembros del departamento de policía no estaban equipados ni entrenados para utilizar armas de electrochoque, un uso menos letal de la fuerza.

Como parte de las reformas en el modo en que la policía y los primeros intervinientes abordan las emergencias de salud mental, Filadelfia puso en marcha un programa piloto que empareja a un trabajador sanitario con un agente de policía para responder a las llamadas al 911. 

La ciudad espera ampliar este programa. 

La familia Wallace demandó a los agentes, Sean Matarazzo y Thomas Munz Jr., por presunto uso irrazonable de la fuerza. También demandaron a la ciudad por no equipar a los policías con pistolas aturdidoras, algo que se había recomendado tras un informe de 2015 del Departamento de Justicia de Estados Unidos. 

La demanda llegó a un acuerdo el jueves 28 de octubre, en el que la ciudad aceptó pagar una suma no revelada a la familia de Wallace, como informó por primera vez el Philadelphia Inquirer.

En un comunicado el martes, el abogado de la familia, Shaka Johnson, dijo que los parientes de Wallce siguen lamentando su "innecesaria y trágica muerte" y buscan más reformas para la ciudad.

"Es su deseo abrumador que estas reformas conduzcan a una ciudad más segura para todos los ciudadanos y garanticen que ninguna familia se vea obligada a soportar la tragedia de la pérdida de un ser querido durante una crisis mental", dijo Johnson.

El presidente del Consejo Municipal, Darrell L. Clarke, dijo que el acuerdo de equipar a cada agente con una pistola eléctrica "es la decisión correcta" para Filadelfia. 

"El requisito de formación sobre el uso de estos dispositivos es igualmente importante. Agradecemos a la familia Wallace su papel en este acuerdo con la ciudad", dijo Clarke en un comunicado. 

00:00 / 00:00
Ads destiny link