LIVE STREAMING
La Administración ha perdido el rastro de otros 1.500 niños liberados de la custodia del Departamento de Salud y Servicios Humanos. John Moore/Getty Images
La Administración ha perdido el rastro de otros 1.500 niños liberados de la custodia del Departamento de Salud y Servicios Humanos. John Moore/Getty Images

1.500 niños inmigrantes siguen perdidos en manos de la Administración Trump

De acuerdo a datos hechos públicos por el Congreso esta semana, el gobierno desconoce aún el paradero de 1.500 niños inmigrantes que entraron al país sin…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Latinos en Silicon Valley

Junio 24, 2022

Serie original latina

Junio 23, 2022

Lo nuevo de Coti

Junio 23, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Es segunda vez que se demuestra que el sistema de control migratorio en el país se hunde en el caos a medida que pasan los meses.

Y no, no estamos hablando de los “vacíos legales” o de la “inmigración masiva” a la que hace referencia la Casa Blanca. Hablamos del desastre administrativo que ha causado la política de “tolerancia cero” del Fiscal General Jeff Sessions.

Según información publicada por el Congreso el día martes, “la Administración Trump no puede dar con el paradero de casi 1.500 niños migrantes que ingresaron ilegalmente a Estados Unidos sólo este año y fueron ubicados con guardianes luego de abandonar los refugios federales”, reportó el New York Times.

Los legisladores calificaron de “preocupante” el hecho de que el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) del gobierno no pudiera “determinar con certitud” el paradero de 1.488 niños de los 11.254 que la agencia había ubicado con guardianes durante el año 2018.

Este hallazgo es similar al reportado por Associated Press durante el mes de abril en el que otros 1.475 niños inmigrantes habrían “desaparecido” durante el año 2017 después de que el HHS intentara hacerles seguimiento.

En aquél momento, “la HHS dijo que 7.635 niños fueron ubicados con padrinos”, y se descubrió que tan sólo 6.075 de ellos aún vivían con sus guardianes, 28 habían escapado, 5 fueron deportados y 52 vivían con alguien más. Según el reportaje, se desconoce el paradero del resto de ellos, que suman 1.475.

Aunque estos niños corren el riesgo de terminar en manos de traficantes de personas o siendo explotados, el departamento del gobierno ha declarado que “no es legalmente responsable de los niños una vez fuera de la custodia de la oficina de reubicación de refugiados”, según continúa el Times.

Steven Wagner, funcionario del HHS y secretario en funciones de la Administración de Niños y Familias, explicó que “si bien la mayoría de los niños son enviados a vivir con guardianes que tienen estrechos vínculos con los niños – generalmente un padre o pariente cercano – algunos terminan viviendo con parientes que no son cercanos o no parientes”, según reportó CNN.

En otro comunicado, la Administración de Niños y Familias dijo que “cuando un niño extranjero no acompañado es ubicado con un guardián, él o ella deja de estar bajo la custodia del gobierno de los EE.UU. y toda la subsistencia proporcionada por el HHS (alimentos, vivienda, ropa, salud y educación) finaliza en ese punto y el niño se convierte en responsabilidad de sus padres, tutores o padrinos”.

Sin embargo, el día martes miembros del subcomité del Senado introdujeron una legislación bipartidista que intentará “requerir a la agencia que se haga responsable del cuidado de los niños inmigrantes, aún cuando no se encuentren bajo su custodia”, explicó TIME.

Estos datos se han hecho públicos en un momento en el que el gobierno busca litigar su derecho a separar las familias en la frontera y a mantener a los niños detenidos durante más tiempo, revocando el llamado Acuerdo Flores, y batallando con uñas y dientes por continuar una de las agendas anti-inmigrante más duras que se hayan visto en el país durante los últimos años.

00:00 / 00:00
Ads destiny link