LIVE STREAMING
Antonio Romero, coordinador de la escuela de comunidad  de Kensington Health Sciences Academy. Foto: Emily Neil / AL DÍA News
Antonio Romero, coordinador de la escuela de comunidad  de Kensington Health Sciences Academy. Foto: Emily Neil / AL DÍA News

Construyendo la comunidad, apoyando el liderazgo estudiantil en la Academia de Ciencias de la Salud Kensington

Durante sus tres años como coordinador en la Academia de Ciencias de la Salud Kensington (KHSA, por sus siglas en inglés), Antonio Romero ha trabajado…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Legado preservado

Noviembre 05, 2023

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

El espacio donde trabaja Antonio Romero es un eje de actividad, pues su escritorio está en una esquina del salón donde maestros, estudiantes y personal escolar entran y salen, mientras discuten la planificación de lecciones, eventos, y actividades escolares. Sin embargo, él admite que rara vez permanece en un solo sitio todo el día –una afirmación que pudimos corroborar durante la mañana del lunes de la semana de Acción de Gracias–.

Romero se desplaza a lo largo de los transitados pasillos y llega hasta la cafetería, donde habla con los estudiantes en inglés y español, y telefonea al padre de un estudiante para recordarle qué debe llevar para el ‘Friendsgiving’ que tendrá lugar al día siguiente en la escuela. También aprovecha para saludar a un grupo de los fundadores de 12PLUS, una organización sin fines de lucro que trabajan con la escuela, mientras camina hacia un aula (de alumnos) que se preparan para sus pasantías en el área de salud en St. Christopher’s Hospital, como parte de la especialización en tecnología sanitaria que la escuela ofrece.

Acto seguido, Romero se dirige hacia el gimnasio para recibir el envío mensual de ‘Backpack Bites’ (Bocadillos para la mochila) y otros vegetales de Philabundance. Unas horas después, esa tarde, tiene programada una reunión con catedráticos de Penn sobre un programa de pasantía que comenzó el verano pasado, y que invitó a estudiantes de KHSA a participar como instructores en un curso para estudiantes de posgrado que se desempeñarán como maestros-estudiantes en el Distrito Escolar de Filadelfia durante el otoño.

El ritmo es frenético y atareado, y a Romero le encanta. Él lo ve todo como un día más de trabajo en el papel clave, que tanto él como otros 11 coordinadores, han jugado en el Distrito Escolar 12 en las escuelas primaria, secundaria y diversificado, seleccionadas para la iniciativa de escuelas comunitarias de la Oficina de Educación del Alcalde (MOE, por sus siglas en inglés). La iniciativa comenzó hace tres años, y el director ejecutivo de la MOE, Otis Hackney, confirma que se ampliará para agregar tres escuelas más de cara al próximo año escolar, y cuya recepción de solicitudes está abierta hasta el 14 de diciembre, y tendrá un total de 20 escuelas en el distrito escolar para 2022.

Un ciclo completo

Romero ha estado estrechamente conectado con Kensington durante la mayor parte de su vida. Cuando era niño, permaneció mucho tiempo en el área, viajando con su padre cuando este manejaba un autobús en la comunidad. Romero recuerda como creció conociendo las historias y el valor de cada persona que conoció en el sector. Ahora, además de su trabajo como coordinador de las escuelas comunitarias KHSA, Romero explicó que también está ‘muy interesado’ en la escuela y en la comunidad, en parte porque vive en el área.

“Si tuviera hijos que fuese a cumplir 14 años y a punto de entrar al noveno grado, esta sería su escuela. Y eso lo hace realmente un asunto personal, familiar, porque quiero poder invertir en el futuro de mi familia, en el futuro de mi comunidad, y tengo una trayectoria en educación y en desarrollo comunitario”, dijo Romero, quien ejerció como maestro durante varios años, y trabajó en desarrollo comunitario durante otros tanto años en el norte de Filadelfia.

Romero aseguró que el hecho de que vive en el mismo vecindario que los estudiantes –frecuentemente camina o maneja su bicicleta hasta el trabajo, y ve a los estudiantes en el supermercado o cuando pasea alrededor de la cuadra– es un aspecto importante de su puesto en la escuela.

“Creo que  poder ver a personas que te representan, trabajan contigo y te apoyan es muy transformador para los estudiantes”, dijo Romero. “Hacemos cosas juntos, puedes hacer algo por alguien o para alguien, pero la forma más impactante es con”, observó. “Así que todo lo que hago… es con todos los demás”.

Hackney explicó que la mayoría de los coordinadores escolares, al igual que él, vive en la comunidad de la escuela o cerca de ella, mientras que algunos se graduaron en las mismas escuelas donde ahora trabajan.

“No es un requisito, pero esas cosas que no se pueden medir son una tremenda ganancia; esas son las cosas que evaluamos cada día acerca del impacto que alguien como Antonio puede tener en esa escuela, es un aporte valioso, y somos muy afortunados de tenerlo a bordo”, dijo Hackney.

Priorizando a los estudiantes

Romero también reconoció que las evaluaciones que todos los coordinadores realizaban el primer año que estaban en el puesto eran vitales a la hora de comenzar el trabajo de atraer nuevos miembros de la comunidad que quisieran apoyar las escuelas, y de organizar a aquellos interesados en contribuir a atender las necesidades escolares, según las definen los estudiantes, los padres, y los maestros.

Como coordinador, Romero juega un papel importante en el manejo de los distintos códigos de comunicación entre diferentes grupos, a la hora de servir como un puente entre todos los actores en la comunidad escolar y los socios externos.

“Debes ejercer de una especie de llave maestra, ser capaz de hablar ante una junta directiva, después en las calles, de puerta en puerta, con nuestros estudiantes”, dijo Romero.

Hay que hacer muchos malabares (para mantener el equilibrio), admite Romero, pero él prioriza el trabajo en conjunto con el director Nimet Eren y el resto de la administración de la escuela, maestros, y personal, para lo cual constantemente se preguntan: “¿Es esto bueno para nuestros estudiantes?”

También destacó el hecho de que la asistencia escolar aumentó “astronómicamente” en los últimos dos años, una medida que Hackney citó como el mayor objetivo para las escuelas de la comunidad; un éxito particularmente importante, que está relacionado con un nivel más alto de participación de los estudiantes en clubes, actividades extracurriculares, pasantías, etc...

Para Romero, se trata de un nivel de compromiso que “es característico de Kensington y de Filadelfia”.

“[En Kensington] queremos prosperar. Y en muchas aspectos sí prosperamos”, dijo Romero.

“Lo que veo todos los días es una comunidad dispuesta a involucrarse en el trabajo que se necesita hacer para manejar una situación, que otros puedan percibir de cierta manera, pero que esta comunidad abordará sin permitir que ningún obstáculo le impida avanzar a toda máquina hacia todo aquello que quiere lograr”.

00:00 / 00:00
Ads destiny link