LIVE STREAMING
Photo: cnn.com
Foto: cnn.com

Anthony Acevedo, el único mexicano-americano sobreviviente del holocausto mexicano-americano

El héroe de guerra mexicano-estadounidense era un médico del ejército de EE.UU. de la Segunda Guerra Mundial.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Debut de Chef mexicano

Enero 23, 2023

Balada de Chalino

Enero 18, 2023

Podcast ‘boricua’

Enero 16, 2023

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

El 21 de julio de 1924 en San Bernardino, California, nació Anthony Acevedo. En ese momento, el hecho de ser méxico-americano en los EE.UU. lo expuso tempranamente al prejuicio de su entonces mayoría de población blanca y a la segregación impuesta por el gobierno.

Como persona de color, a Acevedo no se le permitía relacionarse con niños blancos, ir a la misma escuela que ellos, o incluso nadar en las mismas piscinas. 

Cuando tenía sólo dos años, la madre de Acevedo murió. 

En 1937, su padre y su madrastra fueron deportados de vuelta a México cuando surgió un programa federal durante la Gran Depresión en el que más de un millón de personas de ascendencia mexicana en el país fueron atacados y enviados de vuelta a pesar de haber plantado raíces durante generaciones en el país. 

Él era uno de ellos, junto con cinco de sus hermanos, que estaban entre los ciudadanos americanos trasladados a México. 

Acevedo regresó a los Estados Unidos cuando tenía 17 años para asistir a la universidad, pero se fue poco después para unirse al ejército después de Pearl Harbor. 

Después de someterse a entrenamiento, y obtener un año de entrenamiento médico comprimido en cuatro meses y medio, Acevedo fue asignado a Europa en 1944. 

Fue nombrado cabo y se unió a la Compañía B del 275º Regimiento de Infantería, 70ª División de Infantería.

La compañía luchó en Bélgica en la Batalla de las Ardenas - parte de una de las últimas campañas en el teatro europeo de la Segunda Guerra Mundial que duró desde diciembre de 1944 hasta enero de 1945, durante unas seis semanas. 

Durante una de las batallas más mortíferas, decenas de miles de americanos murieron o fueron heridos y Acevedo fue un médico que atendió a cientos de ellos. 

El 6 de enero de 1945, la 70ª Infantería fue atacada y muchos soldados murieron. Acevedo fue golpeado en la pierna por los restos de una bomba, y fue capturado por soldados alemanes, convirtiéndose en prisionero de guerra. 

Los alemanes les hicieron quitarse los zapatos, y les obligaron a caminar por la nieve, abordar los vagones que luego fueron enviados a Stalag IX-B, un campo de prisioneros políticos en Bad Orb, Alemania.

Durante el tiempo que estuvo cautivo, fue torturado, muerto de hambre, violado y sometido a condiciones de vida infrahumanas.

A principios de febrero de 1945, los soldados alemanes pusieron en fila a los estadounidenses y dejaron salir a los que se consideraban indeseables. A los judíos americanos se les pidió que se presentaran junto con los que los nazis consideraban judíos. 

Acevedo no fue uno de los soldados liberados.

Continuó siendo médico durante el cautiverio de sus compañeros prisioneros de guerra americanos, y escribió un diario detallando sus experiencias como cautivo de los nazis. 

Cuando las tropas americanas y soviéticas se acercaron a los nazis, evacuaron a los prisioneros, incluyendo a Acevedo, de su campo en Berga. 

Los soldados cautivos fueron forzados a marchar el 6 de abril y finalmente liberados el 23 de abril de 1945 por las tropas aliadas. Sólo la mitad de los soldados cautivos en Berga sobrevivieron al viaje. 

Décadas y décadas después, el gobierno de EE.UU. reconoció a los prisioneros de guerra en 2009, Acevedo es uno de ellos. Fue el primer mexicano-americano reconocido en los Estados Unidos como sobreviviente del Holocausto en el Registro de Sobrevivientes del Holocausto Benjamin y Vladka Meed del Museo Memorial. 

Acevedo murió el 11 de febrero de 2018. 

00:00 / 00:00
Ads destiny link