LIVE STREAMING
La Sierra de la Collserola abriga la ciudad de Barcelona. Foto: Wikimedia Commons
La Sierra de la Collserola abriga la ciudad de Barcelona. Foto: Wikimedia Commons

El secreto mejor guardado de Barcelona

En Barcelona no todo es playa y paella. Los barceloneses esconden una suerte de parque natural con unas espectaculares vistas al mar. 

MÁS EN ESTA SECCIÓN

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Cuando uno piensa en Barcelona instantáneamente aparecen en la mente imágenes soleadas, de cuerpos bronceados, palmeras y paseos cerca de la playa. Sin embargo también existe una Barcelona que reposa entre bosques de pinos y abrigos de montaña. Un paseo desde el que se disfruta de una inigualable vista de la costa y al que cada día acuden cientos de deportistas de la ciudad. Es la Collserola, el secreto mejor guardado de la ciudad.

La sierra de Barcelona

Quien se imagine Barcelona como una ciudad de playa, en la que la única vegetación son las palmeras y los cocos que se sirven a los turistas, está muy equivocado. La ciudad catalana se encuentra a los pies de una espectacular sierra, que ofrece un paisaje bien diferente. La Sierra de La Collserola es un pulmón verde. Una maravillosa vía de escape que permite ver la playa mientras uno disfruta de la montaña.

No hablamos de un parque al uso sino de un bosque que ocupa más de 800 hectáreas protegidas. La Collserola ofrece un paisaje típicamente mediterráneo, con pinos, encinas y robles. Además cuenta con alrededor de 190 especies de fauna mediterránea, entre las que se encuentran incluso jabalíes que de vez en cuando asedian las basuras de los vecinos.

La Collserola es, en definitiva, un lugar privilegiado por el que pasear, correr o disfrutar de la bicicleta en un entorno natural pero a escasos pasos de la ciudad.

 

Qué ver en la otra Barcelona

El Parque Natural de la Collserola está repleto de grandes planes para disfrutar de un día en familia o con amigos. Una de mis actividades favoritas es pasear por la Carretera de les Aigues. Se trata de una pista de 9 kilómetros de longitud situada en la falda del parque natural. Lo especial de este lugar es que cuenta con una de las vistas más privilegiadas de la ciudad. Desde allí se puede admirar todo Barcelona a vista de pájaro. Eso sí, tan espectacular es la vista que conviene madrugar para disfrutar en condiciones del paseo...

Un poco más arriba de la Carretera de las Aigues, cerca ya del pico Tibidabo, el más alto de la sierra, se encuentra el Parque de Atracciones del Tibidabo, pensado para toda la familia. Y, un descubrimiento más, el Templo Expiatorio del Sagrado Corazón de Jesús. Una iglesia que recuerda a la Basílica del Sacré Coeur del barrio parisino de Montmartre. ¡Ahí es nada!

 

Cómo llegar

  • Si te desplazas desde el centro de Barcelona puedes llegar en tren a la parada de Baixador de Vallvidrera e iniciar allí tu paseo.
  • Si te atreves a subir en bici, tan solo tienes que ponerte el casco y coger fuerzas. Tardarás unos 20 minutos en subir desde el centro hasta la conocida Carretera de las Aiguas. Toma la calle Balmes y sigue la ruta por la Avenida del Tibidabo. ¡Ánimo valiente!
  • Si no te apasiona el ejercicio pero aún así quieres disfrutar de las vistas, pide un taxi o sube en tu propio coche hasta el parking del Pla del Maduixers en la calle Manel Arnús.
00:00 / 00:00
Ads destiny link