LIVE STREAMING
Miguel Antonio Horn. Photographed by Samantha Laub for AL DÍA News. 
Miguel Antonio Horn. Photographed by Samantha Laub for AL DÍA News. 

ContraFuerte: Concibiendo una Escultura Urbana

Miguel Antonio Horn, artista local de raíces colombianas y venezolanas, estará instalando una escultura innovadora y contemporánea interpuesta en la rampa tipo…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

A seis metros por encima del constante tráfico turístico peatonal y del bullicio de los transeúntes locales, están los atlantes bronceados y corpulentos, soldados rodilla con codo para trabajar hombro a hombro, evitando que su puente caiga estrepitosamente al suelo para siempre ... O, al menos comenzando en algún momento en 2018.

Esta es la imagen que ContraFuerte materializará al ser culminada. La inminente escultura de Miguel Antonio Horn para el programa “Percent for Art” – un innovador compromiso de Filadelfia con las artes públicas al obligar a los promotores de los terrenos en la ciudad para dedicar un 1% del presupuesto de construcción a la comisión y financiamiento de obras originales – será innovador desde del punto de vista arquitectónico, e históricamente significante.

Horn, de origen colombo-venezolano y con nexos profesionales al movimiento contemporáneo del arte Latinoamericano, se une al artista local Pepón Osorio como el segundo Latino en tener una instalación de arte pública permanente en Filadelfia.

La última obra pública permanente comisionada a un Latino (I have a story to tell you… de Osorio en el Congreso de Latinos Unidos), se completó en el 2003.

Aunque varias campañas, como Mural Arts Philadelphia’s Monument Lab, han provisto de espacios accesibles al público para mostrar obras creadas por Latinos con el propósito de promover el diálogo en la comunidad – en especial de la mano de Michelle Angela Ortiz y Tania Burguera – tradicionalmente ha habido pocas oportunidades disponibles para que los Latinos erijan esculturas o produzcan murales que marquen el paisaje urbano y se arraiguen en la diversificación del panorama de manera perpetua.

Tokio, Londres, Singapur y Barcelona podrían ser las ciudades que siempre salen a colación al hablar de núcleos de estilo de vida bohemio-burgués y del talento artístico establecido, pero Filadelfia no tiene rival en cuanto a su impresionante colección de arte público, donde la mayoría tienen una importancia cívica o social que trasciende el placer estético. Además, su repertorio de creativos que han colaborado con la historia del arte de la ciudad – que incluye a los celebrados Frederic Remington, Paul Manship, Leonard Baskin, Alexander Stirling Calder, Isaiah Zagar e incluso Auguste Rodin – es prestigioso en las comunidades artísticas nacional e internacional.

“Es una tradición increíble a la cual sumarse. Estoy tan honrado. Cuando recibí la comisión, al principio, estaba eufórico. Tengo una foto de mi hija al lado de esta pieza, ahí colgada, así que pienso que sería genial tener una narrativa de mi paso por Filadelfia y de mi legado, que puedo compartir con ella”, considera Horn.

ContraFuerte podría haber sido un trabajo en proceso que comenzó en el 2015, y apenas ahora ha recibido el visto bueno oficial de la Philadelphia Redevelopment Authority durante el pasado mes de septiembre, pero las iteraciones que derivarán en el resultado final han existido y se han producido mucho antes de que ContraFuerte fuera un concepto sólido. Desde que estudiaba en la Academia de Bellas Artes de Pennsylvania (PAFA) y desde que trabajaba como aprendiz bajo la tutela del consagrado artista visual mexicano Javier Marín en el distrito de Roma en Ciudad de México, Horn se ha fascinado con la figura humana y con las formas en las que ha sido representada. Cansado de la noción occidental de cómo el humano debería ser pintado o moldeado, Horn ha trabajado desafiando la norma. Una de las maneras en las que consigue la “reconfiguración” de la forma humana es a través de la tecnología en su método escultórico.

[node:field_slideshow]

ContraFuerte estuvo fuertemente influenciado y supeditado a los sistemas digitales de recolección de datos y escaneo. Horn declara que la combinación de los procesos tradicionales de escultura, soldadura y la fundición del bronce, junto con la tecnología moderna, ha optimizado su trabajo artístico al permitirle trabajar a escala, y hacer piezas que “se adapten de forma convincente”:

“Con todos estos procesos robotizados, como artista, debes encontrar un punto medio. Los artistas están haciendo esto en todo el mundo, y de la misma manera muchos programas de inteligencia artificial están poniendo en riesgo el rol de la persona en el contexto diario. Quiero decir, existen programas que pueden hacer guiones originales, música, ¡e incluso conducir autos! Estoy intentando conseguir el punto en el que pueda mantenerme en nuestro mundo pero también en el campo digital, pero aún no lo consigo del todo."

La colosal escultura de Horn, con figuras humanas de hasta 3 metros de alto, casualmente se situarán encima de los epicentros de intercambio cultural de la ciudad: Reading Terminal Market y el Centro de Convenciones de Filadelfia, que se sitúan en el cruce entre Chinatown y el Centro de la Ciudad.

ContraFuerte será erigida en algún momento del 2018, pero los escaneos digitales, dibujos y maquetas del proyecto están disponibles y en venta en la Galería RACSO en East Passyunk hasta el 10 de diciembre del 2017.

00:00 / 00:00
Ads destiny link