LIVE STREAMING
"De poquito a poquito, para no levantar muchas sospechas en La Habana, fueron llegando los niños y las niñas cubanas", Ileana Fuentes. Photo: 
"De poquito a poquito, para no levantar muchas sospechas en La Habana, fueron llegando los niños y las niñas cubanas", Ileana Fuentes. 

Operación “Pedro Pan”: 60 años después del mayor éxodo infantil del siglo XX

El Museo Americano de la Diáspora Cubana en Miami reabrirá sus puertas en enero con una exposición dedicada a esta operación histórica que trajo a más de 14…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Luto en Colombia

Septiembre 15, 2023

Piñatas para todos

Septiembre 13, 2023

Un latino en las estrellas

Septiembre 13, 2023

El G.O.A.T. llega a Fili

Agosto 13, 2023

In Unison exposición

Agosto 02, 2023

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Más de 14.000 niños y niñas cubanos viajaron sin sus padres a Estados Unidos huyendo de “la hecatombe castrista”. Así lo explicó el pasado sábado la escritora y feminista Ileana Fuentes con motivo de la celebración del 60 aniversario de la Operación "Pedro Pan". 

Fuentes fue una de esas niñas “rescatadas” en uno de los mayores éxodos infantiles de la historia de Occidente, según reconocía la escritora. 

Detrás de esta gigantesca operación que trasladó a miles de pequeños cubanos desde isla a Estados Unidos estaba monseñor Bryan Walsh, quien obró de enlace para recibir a los menores y trasladarlos a hospicios, campamentos y, finalmente, hasta sus familias de adopción. 

Todo empezó justo después del triunfo de la Revolución Cubana, un 26 de diciembre de 1960, cuando un hombre llevó un niño llamado Pedro a Walsh para que le buscase refugio en Estados Unidos en tanto sus padres lograban salir de Cuba. 

El religioso se dio cuenta de que había otros muchos menores cubanos llegando en oleadas a Estados Unidos y que estaban solos y sin ayuda, y contactó al ex presidente Eisenhower para que le brindase su ayuda y poder gestionar la llegada. 

"Todas las salidas fueron por avión -por las aerolíneas PanAm, National y KLM- con destino a Estados Unidos, y el primer vuelo salió del Aeropuerto 'José Martí', el 26 de diciembre de 1960. En ese vuelo escaparon apenas dos niños cubanos", recordaba Fuentes a EFE.

"El 28 llegaron dos más, seis el día 30 y doce el 31. Nunca en su historia el Gobierno de Estados Unidos había costeado un programa para niños refugiados", añadió.

"De poquito a poquito, para no levantar muchas sospechas en La Habana, fueron llegando los niños y las niñas cubanas. El campamento Matecumbe y las barracas en Kendall se fueron llenando al tiempo que Walsh desarrollaba una red nacional de parroquias católicas (...) en 35 estados de la Unión: Nuevo México, Nebraska, Delaware, Indiana, Colorado y Florida, entre otros", dijo la escritora.

Dos años más tarde, el 23 de octubre de 1962, la Operación Pedro Pan terminó con la suspensión de los vuelos entre la isla y Estados Unidos. 

Ileana Fuentes, que fue directora del Museo Americano de la Diáspora Cubana y es autora del libro Cuba sin caudillos. Un enfoque feminista, matizó que “de los 14.048 menores de edad que salieron solos de Cuba en esos 23 meses, 6.584 se ubicaron con amistades de la familia o parientes ya establecidos en EE. UU.; 7.464 quedaron bajo la protección del Programa de Niños Cubanos del Buró Católico y demás agencias protestantes y hebreas".

Ahora que el Museo de la Diáspora en Miami, dirigido por Carmen Valdivia, que también llegó a EE.UU. con “Pedro Pan”, está organizando la primera exposición del año, que celebrará el 60 aniversario de este éxodo cubano, y en ella han participado muchos de aquellos niños que han donando fotos, documentos y toda clase de material para contar su historia.

00:00 / 00:00
Ads destiny link