LIVE STREAMING
Ernesto Mestre-Reed holding the book.
El título, que significa "sacrificio", procede de la mitología cristiana de la isla.

Un libro cubano-estadounidense aborda la crisis del VIH en Cuba a finales de los años 90

"Sacrificio", de Ernesto Mestre-Reed, combina personajes de ficción y un fondo histórico real.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

TU en huelga

Enero 31, 2023

Arcadia es el rey

Enero 31, 2023

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Además de escritor y profesor, Ernesto Mestre-Reed es también un orgulloso padre. Cuando no está trabajando, pasa tiempo con sus dos hijos, de 14 y 17 años. 

Durante más de 10 años, se dividió entre ser novelista y estar presente en la vida de sus hijos, y aunque escribir una novela es duro, ser padre es mucho más difícil, dice. 

Todo su esfuerzo acabó dando sus frutos cuando su obra "Sacrificio" fue publicada por Soho Press en septiembre. La narración explora no sólo la política, especialmente el gobierno de Castro, sino también la crisis social, sanitaria y económica que se vivía en Cuba en aquella época. Debido a su increíble trabajo contando la historia de los seropositivos en la isla, el libro de Mestre-Reed también apareció en la lista de libros del New York Times (NYT) para el otoño de 2022.

ESCRIBIENDO "SACRIFICIO" 

Ambientada en la Cuba de finales de los años 90, "Sacrificio" sigue a Rafa, recién llegado a La Habana sin nada. Acaba trabajando en una cafetería donde conoce a Renato, líder del grupo "Los Inyectados", contrarrevolucionarios que se oponen al gobierno de Castro y que están planeando un atentado para que coincida con la visita del Papa Juan Pablo II a la isla. 

Cuando Renato desaparece, la búsqueda de Rafa lo lleva por diversos rincones de La Habana: desde un sanatorio para enfermos de sida, pasando por las habitaciones de los hoteles turísticos, hasta llegar a las afueras de la capital, donde se adentra en un fantasmagórico tugurio improvisado con los desechos de la ciudad por "Los Inyectados", tal y como lo describe Penguin Random House. 

La idea del libro se le ocurrió a Mestre-Reed en los años 90, cuando leyó un artículo publicado por el NYT sobre los rockeros: un grupo que utilizaba la música rock americana como forma de revolución social, en medio de uno de los períodos más turbulentos de la historia de Cuba. Algunos de esos revolucionarios se inyectaban el VIH, para poder entrar en los sanatorios de sida que el gobierno había creado para mantener a los seropositivos alejados del resto de la población.  

Mientras estaban en esos sanatorios, la gente recibía tres comidas al día, un "lujo" teniendo en cuenta la mala situación económica y social de la gente en Cuba. Allí, los rockeros seguían llevando el pelo largo y haciendo música rock americana, dijo Mestre-Reed. Eran libres de ser quienes eran. 

Teniendo en cuenta la historia de Cuba, Mestre-Reed explicó cómo en medio de la gente que se moría por las enfermedades y la fama, alguien llegó y prometió un ideal. No sólo una revolución, sino un experimento social en el que se inspiró toda América Latina. A pesar de ser un gran líder y una amenaza para Estados Unidos, el presidente cubano Fidel Castro acabó obsesionado con su propio poder, fracasando el experimento, dijo Mestre-Reed.

"Mi trabajo trata de cómo pensamos en estos ideales y cómo finalmente, porque somos humanos, se corrompen", añadió.  

Al idear una historia narrativa, Mestre-Reed empezó a crear personajes en torno al fondo del artículo del NYT, porque no podía dejar de pensar en cómo alguien podría estar tan desesperado hasta el punto de inyectarse una enfermedad mortal como forma de rebelión. Mestre-Reed dijo que mucha gente se acerca a él pensando que la historia es pura ficción; pero aunque los personajes no son reales, lo que vivieron sí lo fue. 

Su proceso para obtener la información para el libro incluyó principalmente hablar con personas que habían vivido en Cuba en esa época. La mayoría de ellos se trasladaron a Estados Unidos después de que la Unión Soviética se derrumbara y dejara de enviar dinero a Cuba, lo que hizo que el país se desmoronara. Además, la búsqueda de antecedentes históricos fue ardua y lo atribuye como una de las razones por las que el libro tardó tanto en estar terminado.

LA VIDA Y LA ALFABETIZACIÓN 

Mestre-Reed nació en Guantánamo, Cuba, pero se trasladó a Miami cuando era joven. Como estudiante de pregrado de medicina al principio, asistió a la Universidad de Tulane, en Nueva Orleans; pero después de un par de clases de literatura, se dio cuenta de que en realidad quería estudiar inglés.  

Lo más difícil fue tener que decirle a su padre, médico, que ya no quería seguir la carrera. Dudoso al principio, su padre acabó siendo un gran apoyo más adelante en su carrera de escritor. 

Mestre-Reed se dirigió a Nueva York para cursar estudios de posgrado en la Universidad de Nueva York y simplemente se enamoró de la ciudad. Ahora, como residente en Brooklyn, cree que es un gran lugar para criar a los niños debido a la población de mente abierta y culturalmente diversa.  

"Es todo el mundo, es el mundo en cierto modo", dice sobre la ciudad. 

Actualmente, Mestre-Reed enseña escritura creativa en el Brooklyn College, donde tiene la oportunidad de ver surgir a jóvenes escritores. Aprovechando su posición de influencia, el escritor cubano intenta mostrar a sus alumnos que hay muchas voces además de la estadounidense. Le gusta llevar a clase textos diferentes, especialmente obras latinas, que sus alumnos a menudo no han leído nunca. 

Con "Sacrificio", el tercer libro que Mestre-Reed ha escrito sobre Cuba, quiere promover el mismo tipo de impacto pero en los lectores. 

"Quiero que se comprometan con él, con los personajes y la idea, para que vean otro tipo de realidad", dijo.   

Ser parte del cambio que se está produciendo en Estados Unidos ahora mismo, donde más latinos están alcanzando posiciones de poder y logrando el éxito; Mestre-Reed recuerda cuando su profesor de la universidad predijo que esto sucedería. En los años 80, cuando aún era estudiante universitario, su profesor dijo que en 50 años la literatura estadounidense estaría dominada por escritores con nombres como Fernadez, García y Hernández. 

"Nunca lo olvidaré", dice Mestre-Reed. "Me pareció genial, y ahora está ocurriendo de verdad". 

00:00 / 00:00
Ads destiny link