LIVE STREAMING
The conservative-progressive justices ratio is currently 6-3 Photo Gettyimages
La relación entre jueces conservadores y liberales actualmente es de 6 a 3. Foto Gettyimages

Injusticia bajo la ley | OP-ED

Se inicia un nuevo periodo para la Corte Suprema de Estados Unidos y la controversia por su politización está a la orden del día.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Fighting Sargassum

Abril 13, 2022

Community Colleges

Abril 12, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Por favor, que no nos mientan más. El sistema de justicia en EE. UU. no es imparcial, y no solo no es imparcial, sino que además es un aparato de los partidos políticos. Así que actúa de forma soterrada.

Confiamos en que la Corte Suprema va a revisar sin apasionamientos partidarios temas como el aborto, la inmigración, la pena de muerte o el uso de armas y encontramos que el defensor máximo de la Constitución responde a un Partido.

En la Corte hay nueve jueces nombrados de manera vitalicia, nominados por el presidente de turno y confirmados por el Senado. Es claro que el esquema politiza el cargo. En India, con un sistema parecido, los jueces nombran jueces dentro de la colegiatura de abogados, logrando así independencia.

Para no ir muy atrás, en la era Trump, tras la muerte de la jueza Ruth Ginsburg, los conservadores “volaron” para nombrar a su reemplazo días antes de las presidenciales de 2020. Amy Coney Barrett (49) fue confirmada tan solo 30 días después de su nominación, algo que no se veía desde 1975.

La misma Barret en días pasados se mostró ofendida por los señalamientos de falta de imparcialidad en un evento organizado por el senador republicano Mitch McConnell, uno de sus impulsores más importantes. El chiste se cuenta solo.

La relación entre jueces conservadores y liberales actualmente es de 6 a 3. Y en un futuro cercano podría ser de 7-2. Esto deriva en que el modelo conservador moldee la vida de los estadounidenses.

No se asombre entonces porque la Corte no objetó la ley contra el aborto en Texas, o avaló la ley que revive el plan de Trump “Quédate en México”, que machaca la figura de asilo.

Y en este juego partidista, ¿dónde están los liberales, los jueces y profesores que quisieran una Corte con filosofías legales progresistas? Tímidamente el gobierno Biden pide que el número de jueces aumente para lograr un equilibrio ideológico, pero según Adam Serwer, periodista político de The Atlantic, la presión liberal se ha quedado corta frente a la estrategia conservadora.

Pero para los conservadores, tener la Corte de por sí tampoco es garantía. Eso solo se logra al hacernos creer que se trata de una entidad que necesitamos para hacer justicia. Nos seguirán mintiendo, sí, pero que no nos engañen. 

00:00 / 00:00
Ads destiny link