LIVE STREAMING
Berks County detention center
El inesperado cierre del centro de detención del condado de Berks es el punto de partida para los defensores de los inmigrantes en Pensilvania. Foto: MediaNews Group/Reading Eagle via Getty Images

Los defensores de los inmigrantes se reagrupan tras el cierre imprevisto de Berks

El centro de detención del condado de Berks fue, durante años, un punto delicado para los demócratas de Pensilvania.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Respuesta de Delia al WFP

Febrero 03, 2023

¿Un nuevo calendario?

Febrero 03, 2023

"Es insultante"

Febrero 03, 2023

¿Escucharán esta vez?

Febrero 02, 2023

No Latinx en Connecticut

Febrero 02, 2023

Llamada de Celin en D7

Febrero 02, 2023

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Adriana Zambrano condujo hasta el centro de detención del condado de Berks en la tarde del jueves, 1 de diciembre, para hacer un trabajo de seguimiento después de que los federales anunciaran su cierre inminente inesperadamente esta semana, según un informe de última hora de The Reading Eagle

Zambrano es Coordinadora de Programas en ALDEA, una organización que proporciona servicios legales y sociales pro bono a poblaciones inmigrantes, ya sean libres o detenidos, y ha estado involucrada en este trabajo durante seis años. 

"Pura alegría y orgullo, y simplemente emoción por las posibilidades", dijo a AL DÍA en una entrevista Zambrano, abogada y defensora de los inmigrantes que se enteró del cierre de Berks a través de un periodista.

Berks fue un tema delicado durante años. Fue un centro de detención de inmigrantes poco rentable, reconvertido en un centro para mujeres inmigrantes en 2022 después de que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas llegara a un acuerdo silencioso y millonario con el condado. 

Los grupos de defensa de los inmigrantes en Pensilvania -y algunos dispersos por toda la Costa Este- habían participado durante años en un llamamiento infructuoso para su cierre, con algunas intervenciones recientes a principios de este año, cuando el presidente Joe Biden aterrizó en la Commonwealth para hacer campaña por los demócratas antes de las elecciones de mitad de mandato. 

El cierre de las prisiones con ánimo de lucro era el plan original de Biden cuando asumió el cargo en 2021, pero la administración no cumplió su compromiso, ya que las prisiones se convirtieron posteriormente en centros de detención de inmigrantes.

"Biden puede usar sus poderes presidenciales para cerrar Berks", dijo a AL DÍA Adrianna Torres, portavoz de Shut Down Berks, a mediados de octubre.

Grupos como ALDEA ejercieron presión de otras formas, prestando servicios a los detenidos con apoyo legal, presentando casos exitosos de asilo e impidiendo lo que Zambrano calificó como "una fábrica de deportaciones en nuestro patio trasero". 

"Lo hicimos imposible. Frustramos ese propósito dando a cada mujer que lo necesitaba un abogado de inmigración competente y gratuito. Y estoy muy orgullosa de ello", remarcó Zambrano.

Pero incluso mientras los grupos presionaban a los funcionarios para que rindieran cuentas -incluido el senador electo John Fetterman, cuyo equipo no hizo comentarios- en torno al funcionamiento continuado del centro a pesar del escaso tráfico, poco o nada se hizo o se dijo sobre Berks hasta esta semana.

"No sé cuánto sabía el ICE. No hemos discutido [esto] con ellos en absoluto", señaló Zambrano sobre el repentino cierre previsto para enero de 2023. 

La noticia es una victoria para los defensores de los inmigrantes como Zambrano, que está trabajando en Berks para averiguar cómo el centro gestionará a los detenidos actuales y "sin duda trabajará muy duro para asegurar que haya liberaciones y no transferencias." 

"Hablaremos con ICE para que liberen a esas personas y no las trasladen a otro centro lejos de su comunidad, lejos de sus defensores legales. Eso es completamente innecesario y perjudicial", añadió Zambrano. 

Y además de dar seguimiento al cierre, dice Zambrano, el grupo cambiará de marcha para abordar los centros de detención restantes en la Commonwealth. 

El ICE no ha aclarado qué medidas se tomarán para procesar a los detenidos actuales. AL DÍA se ha puesto en contacto con el ICE para obtener sus comentarios. 

"Esta es la culminación de años de trabajo de organización por parte de la comunidad", dijo a AL DÍA Andy Kang, director ejecutivo de la Coalición de Inmigración y Ciudadanía de Pensilvania. 

Pero al igual que Zambrano, Kang dice que hay trabajo por hacer sobre los centros de detención restantes en PA, de los cuales hay tres después de que Berks cierre sus puertas. 

"Todos los líderes con los que me he reunido tienen muy claro que este no es el final del trabajo", añadió Kang y se hizo eco de los esfuerzos de Zambrano para asegurar que las mujeres actualmente detenidas en Berks sean liberadas y no trasladadas. 

Kang no abordó directamente cuáles son los próximos pasos, y sigue sin estar claro si las otras tres instalaciones se están preparando para los traslados entrantes.

Algunas fuentes han informado a AL DÍA de que la sección de la ACLU en Pensilvania encabezará algunos esfuerzos para presionar a la administración para que cierre los centros de detención restantes. AL DÍA se ha puesto en contacto con ACLU para solicitar sus comentarios y está a la espera de una respuesta. 

00:00 / 00:00
Ads destiny link