LIVE STREAMING
Alexandria Ocasio-Cortez, 26 de mayo de 2018. (Corey Torpie / Cortesía de la campaña Ocasio-Cortez)
Alexandria Ocasio-Cortez, 26 de mayo de 2018. (Corey Torpie / Cortesía de la campaña Ocasio-Cortez)

¿Es el Socialismo de Ocasio-Cortez la solución para Estados Unidos?

Después de su impresionante victoria sobre un sólido demócrata en la Cámara de Representantes de Nueva York, la joven candidata del Bronx, Alexandria Ocasio…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Las elecciones de mitad de período en Estados Unidos traen consigo una profunda batalla ideológica para el país. En medio de las revueltas políticas auspiciadas por el presidente Trump y la resistencia social en consecuencia, los resultados de las votaciones este noviembre determinarán mucho de lo que el país aspira a convertirse.

Uno de los ejemplos más vívidos de esta transformación social fue la arrolladora victoria de Alexandria Ocasio Cortez sobre el demócrata de larga trayectoria, Joe Crowley en las primarias para el Distrito 14 de Nueva York.

Con un amplio margen de votación, un sistema político comunitario de base y el apoyo de jóvenes que votaban por primera vez, Ocasio-Cortez se ha transformado en el modelo demócrata con más tracción en la costa este del país.

Pero ha sido su ideología política lo que ha llamado la atención de críticos, seguidores e indecisos.

Durante una entrevista con NBC el pasado domingo, la candidata aseguró “abrazar la etiqueta del Socialismo Democrático”, haciendo una profunda distinción en el hecho de que “es parte de lo que soy, no todo lo que soy”.

“No estoy intentando imponer una ideología sobre todos los cientos de miembros del Congreso”, agregó. “Pero sí creo que, de nuevo, no se trata de vender un ‘ismo’ o una ideología o una etiqueta o un color. Se trata de promover tus valores”.

Durante su aparición en el “Late Show with Stephen Colbert” para CBS, Ocasio-Cortez aseguró que “para mí el Socialismo Demócrata es un principio en el que, en una sociedad moderna, moral y adinerada, ninguna persona en Estados Unidos debería ser muy pobre para vivir. Es bastante sencillo”.

Su afiliación al partido Demócratas Socialistas de América (DSA) aumentó considerablemente la popularidad del mismo después de su victoria, según aseguró la asociada del programa del partido Lawrence Dreyfuss al Daily Beast.

“La organización vio un aumento de 1.152 nuevas membresías el pasado miércoles, alrededor de 35 veces más que un día normal”, reportó el medio.

El DSA se originó en 1982 y se ha definido como una “organización multi-tendencia” con orientaciones demócrata-socialista, izquierda-social y orientada a las comunidades trabajadoras en Estados Unidos.

Durante su trayectoria, su militancia ha sido profundamente antagónica a las políticas económicas neoliberales, y se ha mantenido al margen del debate bipartidista del país precisamente por la aversión que existe en Estados Unidos por la palabra “socialismo” tras la Guerra Fría, el colapso de la Unión Soviética y el fracaso de modelos endebles como el surgido en Cuba y en Venezuela.

Según reportó Bloomberg, “en un país donde las etiquetas ideológicas son notoriamente maleables, es importante echar un ojo a las plataformas políticas actuales”, en vez de dejarse llevar por los prejuicios históricos heredados de generaciones anteriores.

“Por un lado, es importante mantener esta primaria en perspectiva”, asegura Noah Smith en su columna para el medio. “La participación (en la victoria de Ocasio-Cortez), como es habitual en las elecciones primarias, fue baja: solo alrededor del 13% de los demócratas registrados en el distrito votaron. Y la personalidad, la energía y la identidad de Ocasio-Cortez como una joven hispana podrían tener más que ver con su victoria que con su afiliación partidista”.

Son precisamente las propuestas políticas de la candidata lo que realmente atrajo a los votantes a apoyarle. Haciendo eco de las propuestas de Bernie Sanders, Ocasio-Cortez insiste en el derecho a todo ciudadano a tener un hogar, asistencia médica y el acceso a una formación profesional sin matrícula. Asimismo, la joven candidata de origen puertorriqueño ha apoyado la idea de abolir la Agencia de Inmigracion y Aduanas.

Aunque ella insiste en no evangelizar a los partidarios demócratas ni a sus candidatos electos, su propuesta no dista mucho de la que han abrazado gran cantidad de nuevos candidatos dentro del partido demócrata, en especial gracias al descontento generalizado ante la capacidad del partido azul de hacer frente a las políticas de Trump.

Digamos entonces que no es precisamente el “socialismo” tradicional lo que se necesita para retomar las riendas de un país que pareciera virar hacia una extrema derecha conservadora de la mano de la Casa Blanca de Trump, sino precisamente la propuesta reformista de los valores básicos del ciudadano estadounidense, aquello que Sanders alguna vez llamó “revolución”.

00:00 / 00:00
Ads destiny link