LIVE STREAMING
Henry Cisneros habló con AL DÍA antes de su discurso en el Almuerzo de Premiación a la Herencia Hispana el 10 de octubre pasado. Foto: Peter Fitzpatrick
Henry Cisneros habló con AL DÍA antes de su discurso en el Almuerzo de Premiación a la Herencia Hispana el 10 de octubre pasado. Foto: Peter Fitzpatrick

Henry Cisneros: Un futuro esencial para los latinos en los EE.UU

En una entrevista con AL DÍA, el ex alcalde de San Antonio, Texas, y ex Secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano, habló de todo desde la participación latina…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Es hora de unirnos

Enero 25, 2023

Cómo gasta Texas $29M

Enero 21, 2023

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Pese al clima político actual en los EE.UU., Henry Cisneros, quien fuera la prometedora estrella demócrata que en 1981 se convirtió en el segundo alcalde latino de una ciudad grande (San Antonio) y después fue el Secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano de Bill Clinton, mantiene un optimismo constante, confiado en que lo que sea que la América de Trump profese ser hoy, también hay fuerzas no comprometidas que impulsan al país hacia el futuro.

Los latinos en esta nación son una de esas fuerzas.

“Soy inmensamente optimista”, dijo. “Los latinos son una de las mejores cosas que América tiene en su favor ahora”.

Cisneros explicó que en los siguientes 40 años, los latinos se convertirán en la mitad de la población en crecimiento en los EE.UU.  Actualmente son la minoría más grande, y van a superar los 100 millones en números para el año 2060, convirtiéndose en una cuarta parte de la población.

Los números concuerdan.

“El resultado de que nuestra población siga creciendo, y creciendo desde una base joven, es que seremos la población que conformará hogares, y consecuentemente que comprará casas, automóviles, y se convertirá en la columna vertebral de la próxima clase media americana”, dijo.

Esta realidad puede ayudar a explicar parte de la ansiedad que alimenta la atracción hacia nuestro presidente actual, uno cuyos constantes ataques a todo un grupo étnico en este país no eran inaceptables para - y tal vez hasta alimentaron a - suficientes votantes que lo eligieron en primer lugar.

Desde que asumió el cargo, el presidente Trump ha cumplido las expectativas, activando una agenda de una línea dura contra la migración, que incluye políticas como la separación de las familias en la frontera, y ser poco compasivo ante la devastación que el Huracán María causó a ciudadanos americanos en Puerto Rico el año pasado, por ejemplo.

Sin embargo, esta hostilidad no es lo suficientemente fuerte para luchar contra la evolución demográfica del país, afirma Cisneros.

“Lo que la gente parece no ver es que esta población crecerá”, dijo. “Creo que algunas de las cosas en que trabajamos actualmente determinarán cuál camino elegiremos. Me siento optimista respecto a que elegiremos un camino, como lo hemos hecho por los migrantes que antes construyeron este país - irlandeses, e italianos, y otros - que se sustente en invertir, educar, proveer empleo, promover y avanzar”.

Mientras que el actual ambiente político podría percibirse especialmente tóxico, Cisneros retrocede unos 50 años en el tiempo para mantener la perspectiva.

“El año 1968 fue uno de los más tumultuosos en la vida americana. Teníamos las manifestaciones [contra la guerra] de Vietnam, el presidente Johnson dejó la presidencia, el Dr. King fue asesinado en abril, había ciudades en llamas por toda América, Bobby Kennedy fue asesinado en junio, la convención demócrata se convirtió en un baño de sangre, el país estaba cerca de una guerra civil. Es la última vez que puedo recordar que estábamos tan enojados uno con el otro como lo estamos ahora”, dijo.

“Pero de eso salió una gran explosión de energía, y salió de la comunidad latina - organizaciones como Southwest Voter (Votante Suroccidental), MALDEF (Fondo Educacional y de Defensa Legal México Americano), PRLDEF (Fondo Educacional y de Defensa Legal Puertorriqueño) - instituciones educativas y acción legislativa salieron de la energía y creatividad de ese período”, agregó. “Espero que estamos en una etapa en la cual los líderes ya establecidos, pero más importantemente las personas que sobresalen en la comunidad, como Alexandria Ocasio-Cortez y otros de esa generación, capturen esa energía y puedan crear instituciones que nos van a servir para seguir adelante”.

En medio de esas esperanzas, Cisneros ya tiene al año 2020 en la mira. En lo que se prevé será una aglomerada contienda primaria demócrata, dos latinos prominentes están en los primeros lugares de su lista corta: el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, y Julián Castro, un hombre cuya trayectoria política es inquietantemente parecida a la suya, por su paso como alcalde de San Antonio y Secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano.  

“Hay muchos nombres y rostros allá fuera, desde Kamala Harris hasta Cory Booker, Eric Garcetti y Julián Castro, y muchos otros cuyos nombres aprenderemos entre las aproximadamente 20 personas que yo espero serán candidatos en 2020”, dijo.  

“Quien quiera que sea, debe ser una persona que se pueda dirigir al país en un sentido amplio, y aborde las ansiedades que enfrentamos actualmente, además debe tener credibilidad en seguridad internacional y algún nivel de experiencia porque vivimos en un mundo peligroso, y ser inspirador en el sentido de apelar a lo mejor de nuestra naturaleza humana, como dijo el presidente Lincoln, y hacer un llamado hacia un diálogo civilizado, de mutuo respeto, de ideales americanos”, continuó. “Debe ser una persona lo suficientemente fuerte, que tenga la piel gruesa de un rinoceronte, para resistir la inevitable llama de soplete que deberá enfrentar cuando haga campaña contra Donald Trump y la derecha republicana”.

Cisneros ofrece una solución creativa en el caso de que este candidato joven no se materialice.

“Si no encontramos al candidato adecuado en esa siguiente generación, entonces la mezcla de una boleta que incluya un puente hacia el futuro sería importante”, dijo. “Unir al [ex Vicepresidente Joe] Biden con un rostro más joven como Eric Garcetti o Julián Castro podría ser la combinación adecuada para el país en este momento”.

No importa lo que nos espera en la contienda presidencial, y a pesar de la hostilidad en la actual administración Trump, una cosa queda clara: los latinos tendrán una voz creciente respecto a la dirección en que se encamina el país.

¿Su consejo para los latinos jóvenes mientras todo esto ocurre? “Conozcan al país y a su gente”.  

00:00 / 00:00
Ads destiny link