LIVE STREAMING
Supreme Court not getting in the middle of the PA legislature’s redistricting challenge.
El Tribunal Supremo no se mete en la impugnación de la legislatura de Pensilvania. Foto: Unsplash

El Tribunal Supremo de EE.UU. rechaza la alegación de los republicanos de PA sobre la influencia racial en los mapas de redistribución de distritos

El Tribunal Supremo no se mete en la impugnación de la legislatura de Pensilvania.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Serias acusaciones

Febrero 03, 2023

Respuesta de Delia al WFP

Febrero 03, 2023

¿Un nuevo calendario?

Febrero 03, 2023

"Es insultante"

Febrero 03, 2023

¿Escucharán esta vez?

Febrero 02, 2023

No Latinx en Connecticut

Febrero 02, 2023

Llamada de Celin en D7

Febrero 02, 2023

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

En la noche de Halloween, el 31 de octubre, el líder de la mayoría de la Cámara de Representantes de Pensilvania, Kerry Benninghoff, vio cómo el Tribunal Supremo de EE.UU. rechazaba su impugnación de la redistribución de los distritos legislativos. 

El tribunal se negó a conocer el caso relativo al trazado de los distritos de la Cámara de Representantes y el Senado del estado, en el que Benninghoff acusaba a los encargados de elaborar los mapas de utilizar supuestamente la raza como principal influencia en la creación de los mismos. La Comisión de Redistribución de Distritos Legislativos creó 14 distritos con mayoría de minorías.

Benninghoff recibió inicialmente el apoyo de dos grupos de defensa de los latinos que también argumentaron que el rediseño creó distritos adicionales en ciudades de mayoría latina, como Allentown, que dividieron a las comunidades y debilitaron aún más el voto latino. 

Esto se produce después de que el Tribunal Supremo de EE.UU. hiciera la vista gorda en marzo a los republicanos de Pensilvania que intentaban bloquear los planes de redistribución de distritos del Congreso ordenados por el tribunal del estado que eran más favorables a los demócratas. Los jueces acordaron dejar que los mapas seleccionados por el Tribunal Supremo de cada estado estuvieran en uso para las próximas elecciones intermedias. 

Denegaron la petición presentada en el caso Benninghoff v. 2021 Legislative Reapportionment Commission. Benninghoff impugnó inicialmente los mapas elaborados después del censo de 2020 y afirmó que el proceso violaba la Constitución del Estado de PA. 

Sin embargo, el Tribunal Supremo de Pensilvania no coincidió con el líder de la mayoría de la Cámara de Representantes y el lunes, el Tribunal Supremo de los Estados Unidos denegó la petición. 

Benninghoff también argumentó que viola las enmiendas 14 y 15 de la Constitución del país. Dijo al tribunal que estos mapas deben ser sustituidos por otros que se ajusten a las leyes estatales y federales. Benninghoff solicitó al Tribunal Supremo de EE.UU. que anule la decisión del Tribunal Supremo del estado de mantener los mapas.

"Vemos esta decisión como una validación más de nuestros esfuerzos comprometidos para asegurar que el plan que adoptamos cumplía plenamente con los requisitos de la ley estatal y federal", dijo Mark A. Nordenberg, Presidente de la Comisión Legislativa de Redistribución de Distritos. "Esta acción del más alto tribunal de nuestra nación también puede verse como una validación tanto del voto bipartidista de 4 a 1 dentro de la propia Comisión para adoptar el plan como de la decisión unánime del Tribunal Supremo de Pensilvania que lo confirmó". 

Jason Gottesman, portavoz de Benninghoff, dijo que el líder de la mayoría de la Cámara estaba "decepcionado y sigue creyendo que estos mapas diluyen indebidamente el poder de los votantes minoritarios". 

El equipo de Benninghoff pidió al Tribunal Supremo que decidiera si los distritos trazados por "motivos transparentemente raciales", en los que consideraban que se iba más allá de lo exigido por la Ley del Derecho al Voto, son constitucionales sólo porque la comisión legislativa cumplía con las normas tradicionales de redistribución de distritos. 

Los responsables del mapa redibujaron las líneas en torno a las ciudades del este de Pensilvania que incluyen Lancaster, Harrisburg, Reading y Allentown. 

Nordenberg dijo que la redistribución era necesaria para ajustarse adecuada y apropiadamente a los recientes cambios de la población del estado del oeste al este con la esperanza de ampliar la voz de las comunidades minoritarias en la Asamblea General. 

Los nuevos mapas que entrarán en vigor para las elecciones de mitad de período también están más ajustados y disminuyen además el número de divisiones de condados y municipios en comparación con el creado por una comisión favorable a los republicanos hace casi una década, en 2012.

00:00 / 00:00
Ads destiny link