LIVE STREAMING
Padilla recently announced his reelection campaign, indicating he has no interest in leaving his appointed position when it ends in 2023. (DNCC via Getty Images file photo)
Padilla anunció recientemente su campaña de reelección, indicando que no tiene interés en dejar su cargo cuando éste termine en 2023. Foto: DNCC/Getty Images 

Alex Padilla se ha convertido en uno de los senadores más progresistas de EE.UU.

El primer senador latino de California lanzó recientemente su campaña de reelección.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

No hay detención

Agosto 19, 2022

Arizona bajo vigilancia

Agosto 19, 2022

Terapia de la basura

Agosto 19, 2022

¿Cambio primario de PA?

Agosto 19, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Alex Padilla sustituyó a la actual vicepresidenta Kamala Harris en el Senado, convirtiéndose en el primer senador latino de California y consolidando la postura mayoritariamente liberal de su estado en el ámbito nacional. Fue nombrado por su viejo aliado, el gobernador Gavin Newsom, para completar el resto del mandato de Harris, que termina en 2023.

Como preparación, ya ha lanzado su campaña de reelección para seguir siendo uno de los senadores de la quinta economía del mundo. Con sólo unos meses en el cargo, Padilla ya se ha consolidado como un firme defensor de las políticas progresistas, y estas ideologías serán parte integral de su campaña.

En tan sólo unos meses, Padilla se ha enfrentado a la insurrección, a la destitución, a la toma de posesión, a la actual pandemia de COVID-19, a la puesta en marcha de estímulos y a la lucha contra el obstruccionismo. 

Desde la defensa del derecho al voto, la lucha contra el cambio climático, la inversión en infraestructuras, la mejora de la vía de acceso a la ciudadanía y el llamamiento a la educación superior gratuita, se ha unido a progresistas establecidos como Elizabeth Warren en el Senado y la representante Alexandria Ocasio-Cortez para poner en marcha iniciativas sobre el cuidado infantil universal y el Green New Deal. 

Padilla anunció recientemente su campaña de reelección, indicando que no tiene ningún interés en dejar su puesto designado cuando termine en 2023. Con tan solo cuatro meses en el cargo, tiene mucho que mostrar.

Algunos de los principales esfuerzos legislativos de Padilla

Uno de los problemas más acuciantes de California, especialmente en el sur del estado, es la reforma de la inmigración. Tiene la mayor concentración de inmigrantes que cualquier otro estado de la nación, y sin un proyecto de ley de reforma migratoria integral en décadas, Padilla ha aprovechado este momento para actuar.

Sobre todo ahora, con el aumento de la atención de los medios de comunicación y las líneas políticas trazadas sobre el aumento de inmigrantes y solicitantes de asilo en la frontera entre Estados Unidos y México. Aunque el objetivo final es un proyecto de ley más amplio centrado en la reforma, los legisladores como Padilla se han centrado mientras tanto en proyectos de ley fragmentarios para trabajar en el tema poco a poco.

Su primer proyecto de ley, la Ley de Ciudadanía para Trabajadores Esenciales, proporcionaría una vía para la ciudadanía a más de 5 millones de trabajadores esenciales indocumentados en EE. 

Padilla es el único hijo de primera generación de padres mexicanos -ambos inmigrantes- que ocupa un escaño en el Senado de Estados Unidos.

Durante su mandato, Padilla ha realizado una inversión considerable en iniciativas e infraestructuras de energías renovables. 

Encabezó un grupo de demócratas en una legislación que invertiría 25.000 millones de dólares para convertir la flota de autobuses escolares amarillos de gasolina y diésel del país en vehículos eléctricos, un plan que, según dicen, en última instancia también mejorará la salud de los niños.

También se unió a la representante Ocasio Cortez en la reintroducción del Green New Deal junto al senador Ed Markey. La histórica legislación se ha convertido en un punto principal de las críticas del GOP, pero Padilla se ha alineado con el proyecto de ley en serio, incluso pronunciando su propio comentario en la presentación del proyecto de ley en el Capitolio. 

"Es hora de otro New Deal para el pueblo estadounidense", escribió en Twitter tras el acto. "Uno que aborde la crisis climática de frente, que cree puestos de trabajo bien remunerados a través de un Cuerpo Civil del Clima, y que garantice que las comunidades de color que han sido dejadas de lado sean incluidas en nuestra recuperación económica".

Padilla también se ha convertido en un firme defensor de la educación superior gratuita, uniéndose al icono progresista de toda la vida, el senador Bernie Sanders, y a la presidenta del Caucus Progresista, Pramila Jayapal, para presentar un proyecto de ley que haría que las universidades públicas fueran gratuitas, y garantizaría que la educación superior fuera accesible para todos. 

Se basa en la premisa de que la educación secundaria ya no es suficiente para prosperar en Estados Unidos.

Lo que se ha convertido en una de las luchas más acuciantes de Padilla desde que entró en el Senado, quizá más acuciante que el resto, es su defensa del fin del filibusterismo. Tal y como está el Congreso actualmente, la mayoría de sus iniciativas fuertemente progresistas se enfrentan a batallas cuesta arriba, ya que obliga a un umbral de 60 votos. 

Recientemente declaró a la CNN que el derecho al voto -en juego debido a los proyectos de ley de supresión de votantes en Texas, Arizona y otros lugares- puede ser el tema por el que merezca la pena eliminar el filibusterismo, junto con el cambio climático, la sanidad y el derecho al voto.

"No he perdido el tiempo para ponerme a trabajar", dijo Padilla en su primer vídeo de la campaña de reelección.

00:00 / 00:00
Ads destiny link