LIVE STREAMING
Photo: Boston Globe/Getty Images
La Cámara está preparada para presentar la Ley de Igualdad esta semana. Foto: Boston Globe/Getty Images

Estados Unidos podría enviar un mensaje al mundo sobre los derechos LBGTQ+ al aprobar la Ley de Igualdad

El proyecto de ley establece protecciones federales contra la discriminación para las personas LGBTQ+ en la vivienda, el lugar de trabajo y otros ámbitos.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Juzgar el nuevo

Junio 28, 2022

CCP+Rowan

Junio 28, 2022

Un refugio para el aborto

Junio 28, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Durante su campaña, el presidente Joe Biden prometió que en sus primeros 100 días daría prioridad a la aprobación de una legislación que proporcionara protección federal a la comunidad LGBTQ+. 

El jueves 18 de febrero, un grupo de congresistas demócratas presentó la Ley de Igualdad, que actualizaría las actuales leyes de derechos civiles para incluir las primeras protecciones federales contra la discriminación para la comunidad LGBTQ+. 

La Cámara de Representantes ya aprobó la Ley de Igualdad en el pasado periodo de sesiones, en mayo de 2019, con una votación bipartidista de 236-173, pero fue bloqueada para su consideración por el ex líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell. 

Está previsto que la Cámara vuelva a presentar el proyecto de ley esta semana. 

Si se aprueba, la Ley de Igualdad actualizará la Ley de Vivienda Justa, la Ley de Derechos Civiles de 1964, la Ley de Igualdad de Oportunidades de Crédito, la Ley de Selección y Servicios de Jurados y las leyes relativas al empleo en el gobierno federal. En la actualidad, no existen protecciones federales contra la discriminación de las personas LGBTQ+ en el lugar de trabajo.

Según el congresista de Rhode Island David Cicilline, que ha vuelto a presentar el proyecto de ley en cada sesión desde 2015, actualmente es legal que a un miembro de la comunidad LGBTQ+ se le niegue la vivienda, el acceso a la educación y el derecho a formar parte de un jurado en más de 20 estados. 

"En 2021, todo estadounidense debería ser tratado con respeto y dignidad", dijo Cicilline en un comunicado. "Sin embargo, en la mayoría de los estados, las personas LGBTQ+ pueden ser discriminadas por lo que son, o por lo que aman. Ya es hora de que eso cambie".

Según una encuesta del Public Religion Research Institute (PRR) de 2018, las protecciones establecidas en la Ley de Igualdad ya son bastante populares entre los estadounidenses. 

La encuesta mostró que 7 de cada 10 estadounidenses apoyan las leyes que protegen contra la discriminación en el empleo, la vivienda y los alojamientos públicos por motivos de orientación sexual e identidad de género. 

Biden elogió al congresista Cicilline y a todo el grupo del Congreso para la Igualdad por reintroducir la Ley e instó al Congreso a que la convirtiera rápidamente en ley en la declaración oficial de la Casa Blanca sobre la Ley de Igualdad.

A continuación, expresó lo orgulloso que estaba de firmar una orden ejecutiva en su primer día en el cargo que ordenaba a las agencias federales que aplicaran la decisión del Tribunal Supremo de 2020, Bostock vs. Clayton County, que concedía a las personas LGBTQ protección contra la discriminación en el empleo en virtud del Título VII de la Ley de Derechos Civiles de 1964. 

El congresista Cicilline reconoció que la orden ejecutiva de Biden era un primer paso crucial para hacer frente a los problemas generalizados de discriminación, dijo que la Ley de Igualdad es todavía necesaria e irá unos pasos más allá para garantizar la protección. 

La Ley de Igualdad cuenta con más de 200 co-patrocinadores, entre ellos el congresista de Nueva Jersey Andy Kim, la congresista de Nuevo México Deb Haaland y la congresista de Texas Verónica Escobar. 

El congresista Kim anunció el lunes 22 de febrero que ha firmado el proyecto de ley como copatrocinador original, y también lo firmó durante el 116º Congreso.

"Este proyecto de ley no es sólo sobre el reconocimiento de la igualdad para los estadounidenses LGBTQ+; se trata de garantizar que sus vidas y medios de vida están protegidos con el mismo estándar estricto como cualquier otro estadounidense", dijo Kim. 

"El empleo, la vivienda y la educación son necesidades básicas y, sin embargo, a los miembros de la comunidad LGBTQ+ se les puede negar el acceso a ellas y a otros derechos civiles en muchos estados. La Ley de Igualdad cambiará esto y estoy orgullosa de estar en la lucha por la igualdad", dijo la diputada Deb Haaland. 

La aprobación de la Ley de Igualdad no sólo evitaría que a los estadounidenses LGBTQ se les negaran servicios esenciales por prejuicios sino que también enviaría un mensaje al resto del mundo, donde ser abiertamente gay o trans está penalizado en 70 países.

00:00 / 00:00
Ads destiny link