LIVE STREAMING
Photo:  ACLU
El Centro de Detención del Condado de Glades es uno de los muchos centros de detención que se enfrentan a demandas de cierre en todo Estados Unidos. Foto: ACLU

Comienza una nueva huelga de hambre en el Centro de Detención del Condado de Glades por el "espantoso patrón de abusos", según los activistas

No es la primera protesta de este tipo que se produce en el centro, que se está forjando una reputación de abusos y condiciones deplorables.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Es hora de unirnos

Enero 25, 2023

Cómo gasta Texas $29M

Enero 21, 2023

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

El lunes 13 de septiembre comenzó una huelga de hambre masiva en el Centro de Detención del Condado de Glades (GCDC) en Florida. Hasta ahora, unos 100 detenidos han comenzado la huelga, y al menos una unidad entera de dormitorios está participando, con más posibilidades de unirse a ellos.

Las huelgas de hambre son actos de resistencia que suelen utilizarse como último recurso. Las personas que se encuentran en Glades están denunciando los abusos de derechos humanos a los que se enfrentan a diario.

Las demandas de los huelguistas de hambre incluyen: liberación inmediata, máscaras y equipo de protección personal, condiciones sanitarias, acceso a teléfonos y no deportaciones.

Esta no es la primera vez que los detenidos dentro del Centro de Detención del Condado de Glades realizan una huelga de hambre. A finales de marzo de 2020, cerca de 100 migrantes se negaron a comer su cena del domingo como forma de protesta.

En ese momento, Glades era uno de los cuatro centros del ICE en los que los detenidos estaban llevando a cabo huelgas de hambre en respuesta a las preocupaciones del COVID-19, y a la escasez de jabón y otras necesidades. 

A finales del mes pasado, siete mujeres migrantes de Glades presentaron una denuncia federal en la que detallaban lo que los activistas denominan "un patrón atroz de abusos", que incluye negligencia médica, mala conducta sexual y violaciones del protocolo COVID-19.

La denuncia arroja luz sobre los abusos sexuales cometidos por los guardias y un psiquiatra, que suponen violaciones de la Ley de Eliminación de Violaciones en Prisión (PREA), la exposición a un aerosol químico altamente tóxico, la negligencia médica que pone en peligro la vida y el trato racista y degradante de las detenidas.

La denuncia se presentó con la ayuda de Americans for Immigrant Justice, Immigrant Action Alliance y Freedom for Immigrants. Más de otros 20 grupos locales y nacionales se adhirieron a la queja.

"Si no nos van a tratar [por nuestros problemas médicos], queremos ser libres", dijo Petrona López, una de las mujeres que se presentó para pedir la liberación. 

El ICE le dijo a López que había sido trasladada a GCDC para recibir terapia física para su pierna, pero no recibió ningún tratamiento después de tres meses. También dijo que un oficial del ICE le dijo que no hay terapia física disponible. 

"Todos ustedes están de paso, porque los vamos a deportar pronto", le dijo el oficial a López.

"Y así, no he recibido terapia física. Para ser sincera, estoy desesperada porque me duele mucho la pierna. Esto es una injusticia que nos están haciendo", dijo López. 

Las mujeres del interior de Glades también denunciaron casos de antinegros, islamofobia, lenguaje xenófobo, violencia y condiciones sanitarias inaceptables. 

Denunciaron condiciones intolerables como comida podrida, agua potable impura, falta de acceso a papel higiénico e infestaciones de plagas. 

"Está claro que estos abusos son endémicos, y hasta que no se libere a todos y se cierre Glades para siempre, los inmigrantes seguirán siendo maltratados de formas que socavan nuestros valores compartidos de justicia, dignidad y derechos humanos. Ya es hora de que se libere y se cierre", dijo Sofía Casini, directora de estrategias de defensa de las visitas de Freedom for Immigrants.

En julio de 2021, un grupo de líderes del Congreso entregó una carta al secretario del DHS, Alejandro Mayorkas, exigiendo el cierre del GCDC. 

"La terminación del contrato con el Condado de Glades y el cierre de esta instalación sería un paso crítico hacia el objetivo más amplio del Departamento de crear un sistema de inmigración civil más justo y eficiente", escribieron los legisladores.

Freedom for Immigrants está animando a sus partidarios a tuitear a Mayorkas, y a enviar un correo electrónico a Garrett J. Ripa, el oficial de campo de ICE en Miami, instándoles a #ShutDownGlades.

"Apoya a los huelguistas de hambre en el interior con nuestro llamado a la acción. Debemos #ShutDownGlades y liberar a los miembros de la comunidad", escribió la organización. 

00:00 / 00:00
Ads destiny link