LIVE STREAMING
Photo: Shut Down Berks Coalition Twitter
La Coalición Shut Down Berks continuó su lucha contra el Centro de Detención del Condado de Berks en Filadelfia la semana pasada. Foto: Twitter- Shut Down Berks Coalition Twitter

Shut Down Berks se concentra ante la oficina del ICE de Filadelfia contra la reconversión del centro de detención del condado de Berks

Los comisionados del condado de Berks votaron a favor de la reutilización del centro tras lo que los activistas califican de proceso de deliberación "ilegal".

MÁS EN ESTA SECCIÓN

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

A finales de febrero de 2021, todas las familias detenidas en el Centro Residencial del Condado de Berks fueron liberadas con sus seres queridos o patrocinadores, una victoria que fue el resultado directo de años de activismo a manos de Shut Down Berks Coalition.

Pero la victoria de poner fin a la detención de inmigrantes en el condado de Berks, Pensilvania, duró poco. Tan pronto como las familias fueron liberadas, los comisionados del condado de Berks, específicamente los comisionados Christian Leinbach y Michael Rivera, comenzaron a deliberar en secreto sobre los planes para convertir las instalaciones en una prisión para inmigrantes sólo para mujeres.

Los activistas alegan que estas deliberaciones secretas violaron la Pennsylvania Sunshine Act, que exige que las decisiones de los organismos públicos se hagan públicas y estén sujetas al escrutinio público. Esta ley exige que las reuniones sean notificadas con antelación y que el público pueda asistir y participar en el debate antes de que un organismo tome cualquier medida oficial. 

Tras meses de negarse a dar a conocer los detalles de estas negociaciones a los residentes del condado, la mayoría de los cuales no desean ver más detenciones de inmigrantes en sus barrios, los comisionados llevaron a cabo una votación sobre el futuro uso de las instalaciones. 

A pesar de escuchar la oposición de múltiples miembros de la comunidad antes de la votación final, los comisionados votaron "sí" a la continuación de la detención de inmigrantes en el condado.

En respuesta, el representante Chriss Rabb, que estaba presente en la conferencia de prensa del Zoom en el momento de la votación, dijo que la lucha no ha terminado, y que estos comisionados "no están seguros en las próximas elecciones". 

El miércoles 8 de septiembre, los miembros de la Coalición Shut Down Berks se reunieron frente a la oficina del ICE de Filadelfia, cerrando la calle 8, para oponerse a la ampliación y reutilización de la prisión familiar de Berks en una cárcel para mujeres inmigrantes.

We’re in front of Philadelphia ICE, come down here and demand that the Biden administration #ShutDownBerks pic.twitter.com/4uaJ39d5H8

Francisca, residente del condado de Berks y miembro de Make the Road Pennsylvania, habló en la manifestación, instando a la administración Biden a rescindir el contrato con el ICE en el condado de Berks.

"Escuchamos en las noticias testimonios de mujeres que son esterilizadas sin su consentimiento. Como indocumentada, mexicana, me siento totalmente discriminada porque nos tratan como ganado. Dicen que es para 'darles un servicio', ese es un servicio que no necesitamos, es una hipocresía reprobable. Le dimos el voto a Biden para que apoyara a nuestras comunidades y no lo está haciendo", dijo. 

El ICE ha utilizado el Centro de Detención de Berks desde 2001 para encarcelar a familias inmigrantes, y tanto la Coalición como los residentes del condado de Berks han sido testigos del daño causado por la prisión en su propio patio trasero. 

En un informe de 2018 publicado por The Intercept, se denunciaron 1.224 casos de agresión sexual en la detención del ICE. Un guardia de la prisión del condado de Berks fue condenado en 2014 por agresión sexual a una madre migrante hondureña de 19 años. 

Este es también un problema importante en las prisiones de inmigrantes para mujeres, como el Centro de Detención T. Don Hutto, que en su día fue un centro de detención de familias. Se han documentado casos de abuso sexual, negligencia médica y privación nutricional. 

Los miembros de la comunidad exigen que el gobierno de Biden abandone su plan de ampliar y reutilizar el centro de Berks para encarcelar a mujeres, y que en su lugar ponga fin al contrato con el ICE para que las instalaciones puedan utilizarse para prestar verdaderos servicios sanitarios y humanos. 

"La única manera de asegurar el fin de este ciclo injusto e inmoral es con el cierre permanente de la prisión de inmigrantes de Berks. El presidente Biden y su administración tienen que poner fin a este contrato con el ICE ahora, los residentes del condado de Berks merecen servicios humanos reales a los que puedan acceder", escribió la Coalición Shut Down Berks en un comunicado de prensa.

Lorena, una madre que estuvo detenida en el centro durante casi dos años, habló en el mitin, enfatizando que quienes están en el poder quieren hacer creer a la comunidad que no es una cárcel, pero que allí no hay libertad. 

"Mi mensaje para los que están en el poder, especialmente para el presidente, es que por favor detengan la detención, especialmente en Berks, porque como todo el mundo sabe, es una cárcel. No tienes la libertad que quieres, siempre estás vigilado, así que es una cárcel", dijo. 

"¡Queremos que nuestra gente sea libre! Es inhumano cómo nos tratan. Ningún papel debería diferenciarnos, todos somos humanos", dijo Erendira, miembro de Make the Road PA. 

El siguiente paso de la Coalición Shut Down Berks será una protesta en persona frente a la propia instalación en Leesport, PA, el sábado 25 de septiembre. 

00:00 / 00:00
Ads destiny link