LIVE STREAMING
Signs made by striking Kellogg workers are left after US Senator Bernie Sanders spoke to striking Kellogg workers in downtown Battle Creek, Michigan, on December 17, 2021. Photo: Seth Herald/AFP via Getty Images.
Se dejan carteles hechos por los trabajadores de Kellogg en huelga después de que el senador estadounidense Bernie Sanders se dirigiera a los trabajadores de Kellogg en huelga en el centro de Battle Creek, Michigan, el 17 de diciembre de 2021. Foto: Seth…

Los trabajadores de Kellogg's ponen fin a la huelga

El domingo 19 de diciembre los trabajadores votaron un segundo convenio. A diferencia del primer acuerdo provisional, éste fue aprobado.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

"Soy la guagua 47"

Junio 25, 2022

Latinos en Silicon Valley

Junio 24, 2022

Serie original latina

Junio 23, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Tras 77 días en la línea de piquete, los trabajadores de Kellogg's ponen fin a su huelga. Los trabajadores sindicalizados de Kellogg's en cuatro estados -Michigan, Nebraska, Pensilvania y Tennessee- han aprobado un nuevo contrato de cinco años, poniendo fin a una de las huelgas más prolongadas de 2021.

Un portavoz del Sindicato Internacional de Trabajadores de Panadería, Confitería, Tabaco y Molinos de Granos (BCTGM) dijo el martes 21 de diciembre por la mañana que el sindicato había votado para aceptar un acuerdo de negociación colectiva (CBA) anunciado la semana pasada.

"Nuestros miembros en huelga en las instalaciones de producción de cereales listos para el consumo de Kellogg's se mantuvieron valientemente firmes y sacrificaron mucho para lograr un contrato justo. Este acuerdo aporta beneficios y no incluye ninguna concesión", dijo el presidente del sindicato, Anthony Shelton, en un comunicado.  

El acuerdo se produce después de que los trabajadores rechazaran un acuerdo provisional anterior, y Kellogg's afirmara que no tenía "más remedio" que buscar sustitutos permanentes para los 1.400 trabajadores en huelga. 

Días más tarde, la Casa Blanca emitió un comunicado en el que criticaba a la empresa por llevar a cabo "amenazas e intimidaciones" contra sus trabajadores sindicalizados.

"Sustituir permanentemente a los trabajadores en huelga es un ataque existencial al sindicato y a los empleos y medios de vida de sus miembros", escribió Biden.

El senador Bernie Sanders también intervino para condenar la medida, y asistió a un mitin en Battle Creek, Michigan, el viernes 17 de diciembre. 

"Durante los primeros momentos de la pandemia, estas personas fueron consideradas como héroes y heroínas, lo que de hecho son. Pero ahora, según Kellogg's, son simplemente trabajadores desechables. Reemplazarlos sin más es extraordinariamente feo", dijo Sanders en una entrevista con The Washington Post.

El gobernador de Nebraska, Pete Ricketts, también pidió a la empresa que reanude las negociaciones, en una carta dirigida al director general de Kellogg's, Steve Cahillane. 

"Dado el extraordinario compromiso mostrado por los empleados de Kellogg's en los últimos dos años, los éxitos que han ayudado a Kellogg's a conseguir, y las presiones inflacionistas a las que se enfrentan, le insto a volver a la mesa de negociación", escribió Ricketts.

El nuevo contrato de cinco años incluye aumentos salariales generalizados y ajustes por el coste de la vida en el primer año, según un comunicado de la empresa. También amplía las prestaciones sanitarias y de jubilación. 

El nuevo convenio "graduará" a los empleados de nivel inferior -llamados "de transición"- con cuatro años de experiencia en el programa heredado. 

Según Dan Osborn, presidente de la sección local del sindicato en Omaha (Nebraska), 14 trabajadores pasarán a tener un salario más alto con este nuevo acuerdo. 

Los aumentos por el coste de la vida se aplicarán a todos los empleados. Los empleados de transición pasarán a cobrar 24,11 dólares por hora, frente a los 19,92 dólares. 

El paro de Kellogg's fue uno de los más prolongados de una ola de huelgas que afectó a docenas de empresas este año. El sindicato BCTG International ha participado en varias huelgas importantes, como la de 19 días de los trabajadores de Frito-Lay en Kansas, que terminó con un contrato que garantizaba un día libre a la semana, y la huelga de semanas en Nabisco que concluyó a finales de septiembre. 

"Lo que hicimos fue defender lo que creíamos que era correcto. Hicimos frente y nos sacrificamos para luchar contra el gigante que es Kelloggs. Somos mejores por ello", dijo Osborn.

00:00 / 00:00
Ads destiny link