LIVE STREAMING
WASHINGTON, DC - MAY 30: Rudy Giuliani, former New York City mayor and current lawyer for U.S. President Donald Trump, speaks to members of the media during a White House Sports and Fitness Day at the South Lawn of the White House May 30, 2018 in Washington, DC. (Photo by Alex Wong / Getty Images)
WASHINGTON, DC - MAY 30: Rudy Giuliani, former New York City mayor and current lawyer for U.S. President Donald Trump, speaks to members of the media during a White House Sports and Fitness Day at the South Lawn of the White House May 30, 2018 in…

¿Qué hizo Rudy Giuliani exactamente?

Tres claves para entender el intrincado desastre administrativo del abogado personal del presidente Donald Trump.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Tour por América Latina

Septiembre 30, 2022

Cuba vota por más derechos

Septiembre 29, 2022

Reforma tributaria en Chile

Septiembre 26, 2022

168 réplicas en México

Septiembre 19, 2022

Alerta en Puerto Rico

Septiembre 18, 2022

Gobernador de Texas abusa

Septiembre 17, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

La saga del impeachment de Donald Trump se parece cada vez más a un thriller de conspiraciones internacionales, con un guionista que no sabe si ser dramático o gracioso.

En medio del escándalo político más grande en las últimas décadas, la Administración Trump lucha por mantener varios frentes: un enfrentamiento estancado con el Congreso, una política extranjera que va contra la tradición del país, y un abogado personal que en vez de aclarar oscurece.

Según reportó el Washington Post, dos asociados de Rudy Giuliani fueron arrestados justo antes de embarcarse en un vuelo sin pasaje de regreso a Viena, por haber “canalizado dinero extranjero a políticos estadounidenses mientras intentaban influir en las relaciones entre Estados Unidos y Ucrania”.

¿Qué fue lo que pasó?

Lev Parnas e Igor Fruman, dos ciudadanos estadounidenses, radicados en Florida y nacidos en Ucrania, fueron arrestados por orden de la oficina del fiscal estadounidense en Manhattan – irónicamente la oficina que alguna vez ocupó Giuliani.

Si bien el arresto tiene que ver con la violación a las leyes de campaña por su canalización de dinero de donantes multimillonarios extranjeros a un Comité de Acción Política republicano, la relación entre Parnas y Fruman con Giuliani tiene que ver con un asunto más reciente: la llamada telefónica entre Donald Trump y el presidente Ucraniano Volodymyr Zelensky.

Los arrestos “marcan los primeros cargos criminales que surgen de la repentina y controvertida relación del gobierno de los Estados Unidos con Ucrania”, explica el Post, “una compleja red de interacciones financieras y políticas que vincula la diplomacia con presuntas violaciones de la ley de financiamiento de campañas”.

¿Por qué es tan grave?

Ante la acusación demócrata de que el presidente Trump estaría abusando de su poder al retener fondos militares otorgados por el Congreso a Ucrania a cambio de información perjudicial a un contrincante político – Joe Biden – Giuliani ha salido a defender a su principal cliente con uñas y dientes.

Según el abogado, Trump estaba tan sólo investigando presuntas estratagemas de corrupción por parte del hijo del ex vicepresidente, Hunter Biden, en su rol como miembro de la junta de una empresa privada ucraniana.

Sin embargo, la nueva convicción de los dos asociados de Giuliani ha destapado años de colaboración “comercial y legal” entre los tres individuos.

A través de círculos políticos republicanos, Giuliani se alió con Lev Parnas el año pasado a través de una compañía de asesoría con la que el abogado colaboró y obtuvo beneficios de “cientos de miles de dólares”, según explica el New York Times.

Giuliani habría contratado a Parnas y a Fruman para conseguir “evidencia en Ucrania” que socavara la legitimidad de la investigación del abogado especial Robert Mueller sobre la injerencia Rusa en las elecciones del 2016.

La acusación expone la participación de los ucranianos en la destitución de la embajadora de Estados unidos en Ucrania, sus frecuentes reuniones con Giuliani en el hotel Trump International en Washington, y sus estrategias para canalizar ilegalmente dinero a campañas republicanas en el país.

Y para quienes aún tenían dudas, el Jewish Insider publicó un vídeo del 2018 en el que se muestra a Giuliani con Parnas y Fruman en el hotel Trump, mandando saludos al Rabbi Moshe Azman, presidente de la Anatevka Jewish Refugee Community en Kiev, y donde el abogado dice “no puedo esperar a regresar (a Ucrania)”.

¿Qué pasa ahora?

Este nuevo material da más peso a las órdenes judiciales de los comités en la Cámara de Representantes que ordenan a Giuliani a ofrecer documentación relativa a sus negocios y conexiones en el asunto.

Tanto Parnas como Fruman fueron invitados a aparecer ante el Congreso pero se negaron a hacerlo y, tras pagar un millón de dólares en fianza, han sido puestos en libertad condicional y con monitores en los tobillos por miedo a que puedan salir del país.

Este viernes, la ex embajadora de Estados Unidos ante Ucrania, Marie L. Yovanotich, testificará ante el Comité Judicial del Congreso para intentar dar más luz a este intrincado asunto.

00:00 / 00:00
Ads destiny link