LIVE STREAMING
Adán Trinidad, chef en José Pistola's, Sancho Pistola's y Pistolas del Sur. Samantha Laub / AL DÍA News
Adán Trinidad, chef en José Pistola's, Sancho Pistola's y Pistolas del Sur. Samantha Laub / AL DÍA News

Un chef graduado en la escuela de la vida

Breve historia de Adán Trinidad, conozca al dreamer que se volvió chef y cuya sazón está detrás del éxito de dos de algunos de los bares más populares de…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Llane en solitario

Junio 28, 2022

La huella latina

Junio 27, 2022

Líderes de la justicia

Junio 27, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

¿Se ha preguntado alguna vez cómo suena la cocina de un bar o de un restaurante? Si no lo ha hecho, aquí va una aproximación: suena al silbido de la carne asándose en la plancha, a la crepitación del aceite hirviente cuando es sorprendido por las papas congeladas, al rasguño de cuchillos sobre superficies metálicas, a los golpes secos de las puertas de neveras cuando se abren y cierran, a la inhalación de los potentes extractores que fuman sin descanso el humo de las parrillas, a los hornos encendidos, a los ventiladores exhaustos, a las licuadoras que trituran y mezclan...

En otras palabras, las cocinas suenan a lo que suena el ruido: a todo y a nada específico. Ese ruido, sin embargo, es música para los oídos de Adán Trinidad, un chef mexicano de nacimiento y gringo por adopción que adora estar metido en ese bullicio culinario que es la cocina de su bar Sancho Pistola’s.

Adán tiene 35 años de edad, pero hace 20 empezó a ser adulto. A los 15 abandonó la secundaria para hacer carrera en la escuela de la vida. Empezó como lavaplatos en La Champagne, un restaurante de comida tradicional francesa en Cherry Hill, Nueva Jersey, donde conoció a quien sería su mentor y padre putativo: Ed Doherty, chef del lugar, lo acogió cuando apenas balbuceaba el inglés y le enseñó desde el nombre de los vegetales hasta el arte del negocio.

“Preguntaba de todo, hacía dibujos de cada ingrediente y ponía sus nombres en inglés para aprenderlos. -recuerda- No puedes aprender si no preguntas”. El renegado de la secundaria había encontrado por fin su alma mater. En La Champagne, fue de lejos el mejor aprendiz. Dos años después, ya era line cook; su talento y su curiosidad empezaban a dibujar el camino de su vida: la cuisine.

En 2003, con 21 años de edad y un futuro que desbordaba los límites de Cherry Hill, Adán se mudó a Filadelfia. Doherty lo trajo para que conformara el equipo de The Capital Grille. Allí comenzó a hacerse un nombre entre los restauranteros de la ciudad.

En 2004, el “Rey Midas” de la cocina latina, José Garcés se lo llevó como line cook al entonces recién inaugurado El Vez, de Sthephen Starr. En dos meses, Adán se convirtió en su mano derecha: el sous chef, un título que lo ponía en el segundo lugar de la jerarquía de las cocinas.

[node:field_slideshow]

Desde entonces su carrera es una locomotora a toda marcha. Fue chef ejecutivo en la inauguración de The Water Works Restaurant, de ahí Steven Starks se lo llevó a Alma de Cuba, después Garcés lo volvió a reclutar para a sacar a flote a El Vez, que sufría los rigores de la recesión a finales de la década pasada; luego Richard Sandoval, propietario de una multinacional con más de 40 restaurantes en el mundo, lo invitó a cocinar para él en Pampano, uno de sus locales en Nueva York.

En 2014 abrió José Pistola’s y Sancho Pistola’s en sociaedad con sus amigos de cantina Joe Gunn y Casey Parker.

Su éxito como chef -y ahora como empresario- no es algo inexplicable, un milagro de Dios, sino la obra de un hombre que creyó en sí mismo. Su historia tiene mucho en común con la de la mayoría de sus paisanos: la disciplina. Las intensas horas de trabajo (alguna vez laboró de lunes a lunes, 16 horas diarias) forjaron su carácter y le permitieron cultivar un talento natural para crear sabores memorables.

Hoy su cocina es un marca registrada.  Próximamente abrirá Pistolas del Sur, su tercer bar en compañía de Gunn y Parker,   

Cuando se le pregunta si hay algo que odie de su trabajo, responde con aire filósofo: “Siempre he dicho que si no te gusta lo que haces deberías renunciar. Amo lo que hago, no hay un solo día en el que me levante de la cama lamentado el tener que ir a trabajar”.

Para él, cocinar es como hacer música y la cocina es un escenario lleno de instrumentos. Su trabajo es dirigir una banda de rocanroleros  especializados en tocar los mejores conciertos.

La pasión es el combustible de la disciplina y, en el caso de Adán, lo ha llevado muy lejos.Hoy no hay un solo día que este hombre no disfrute “la musicalidad” de su cocina y el efecto socializador de su comida. Para él lo más gratificante es que por medio de su arte tiene  la posibilidad de hacer amigos y de darle trabajo a sus paisanos.

Encuentro Gastronómico

A las 5:00 de la tarde de este martes, 8 de agosto, se llevará a cabo el tercer encuentro de la serie Meet the Chefs Transforming Philadelphia's Cuisine con el que AL DÍA News, en alianza con la Independence Blue Cross, reúne a los chef hispanos más destacados de la ciudad con el propósito de que nos enseñen a preparar uno de sus platos favoritos y para reflexionar sobre el aporte de la gastronomía latina a la escena culinaria de la ciudad.

En esta ocasión contaremos con la presencia de Adán Trinidad, chef de José y Sancho Pistola’s.

Si desea acudir a esta clase, regístrese gratuitamente aquí.

 

00:00 / 00:00
Ads destiny link