LIVE STREAMING
El arzobispo de Washington en la Iglesia de San Agustín, en junio de 2019. Photo: AP
El arzobispo de Washington en la Iglesia de San Agustín, en junio de 2019. Photo: AP

El Papa Francisco hace historia al nombrar al primer cardenal negro de Estados Unidos

El arzobispo de Washington D.C, Wilton Gregory, aceptará el cargo en una ceremonia que se celebrará en el Vaticano el próximo 28 de noviembre. 

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Reversión de la cal

Agosto 17, 2022

Cambios en Bushy Run

Agosto 16, 2022

Russell se retiró

Agosto 15, 2022

Como en casa

Agosto 04, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Como cada domingo, el Papa Francisco salió a la ventana del despacho papal para dirigir la oración del Ángelus a sus fieles. Pero esta ocasión, la cerró con un anuncio sorpresa: el nombramiento de 13 nuevos cardenales.

Aunque el número 13 no goce de buena fama, ha sido providencial para los católicos estadounidenses. Uno de los nuevos nominados es el hasta ahora arzobispo de Washington, Wilton Gregory, se que se convertirá en el primer cardenal negro de los Estados Unidos durante una ceremonia celebrada el próximo 28 de noviembre en el Vaticano.

"Con un corazón muy agradecido y humilde, agradezco al Papa Francisco este nombramiento que me permitirá trabajar más estrechamente con él en el cuidado de la Iglesia de Cristo", dijo Gregory en una declaración.

Gregory (72) ha sido un pionero en los numerosos puestos que ha ostentado en la Iglesia, así como un hombre afroamericano orgullo de su raza que siempre ha tratado de inspirar a los fieles negros a seguir el camino de la fe. 

Buena prueba fue su nombramiento en 2001 como presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos, por el que se convirtió en el primer afroamericano en el puesto e hizo importantes contribuciones como la “Carta para la Protección de Niños y Jóvenes” en el marco de una creciente tensión por los escándalos de abusos de la Iglesia. 

Gregory consideró su elección de entonces como "una expresión del amor de la Iglesia Católica por la gente de color" y tampoco tuvo miedo de enfrentar temas muy controvertidos como el de los abusos sexuales. 

"No puedes ser católico y sentarte al margen", dijo a los jóvenes adultos católicos en una ocasión. "Ser miembro de la Iglesia significa que tienes que entrar y ensuciarte las manos en la mezcla de toda la arena de la fe desde lo que creemos y profesamos hasta cómo vivimos y nos tratamos unos a otros".

Wilton Gregory también fue contundente al denunciar los abusos de la policía tras el asesinato de George Floyd en Mineápolis. 

"Muchos de nosotros recordamos incidentes similares en nuestra historia que acompañaron al Movimiento de Derechos Civiles, donde vimos repetidamente a los afroamericanos golpeados y violentados por la policía en la televisión y en las fotos de los periódicos", dijo Gregory tras la muerte de Floyd.

"El horror de la muerte de George Floyd, como todos los actos de racismo, nos duele a todos en el Cuerpo de Cristo ya que cada uno de nosotros estamos hechos a imagen y semejanza de Dios, y merecemos la dignidad que viene con esa existencia".

E igualmente, Gregory criticó en su día la manera en que la policía arremetió contra los manifestantes y el uso de gases lacrimógenos para dispersarlos durante una visita de Trump a una iglesia. 

"Encuentro desconcertante y censurable que cualquier instalación católica se permita ser tan atrozmente mal utilizada y manipulada de una manera que viola nuestros principios religiosos, que nos llaman a defender los derechos de todas las personas, incluso de aquellas con las que no estamos de acuerdo", dijo el arzobispo en una visita al Santuario Nacional de San Juan Pablo II:

"El Papa Juan Pablo II no aprobaría el uso de gas lacrimógeno y otros elementos disuasorios para silenciarlos, dispersarlos o intimidarlos para una oportunidad fotográfica frente a un lugar de culto y paz".

Wilton Gregory fue ordenado sacerdote de la Arquidiócesis de Chicago en 1973 y una década después ya era arzobispo de Atlanta.

El pasado año 2019, Gregory fue nombrado arzobispo de Washington tras la dimisión de Donald Wuerl, que fue acusado de encubrir abusos sexuales durante su mandato como obispo de Pittsburgh.

 

00:00 / 00:00
Ads destiny link