LIVE STREAMING
Foto: Kianni Figuereo.
En la foto Karina Jimenez, dueña del restaurante mexicano Los cuatro soles y una de las personas a cargo de donar parte de los elementos del altar junto a la Asociación de Empresarios Mexicanos. Crédito: Kianni Figuereo.

Crean altar en South Philly para celebrar el Día de los Muertos

La artista Reyna Guzman Casarez dedicó el altar a la comunidad de migrantes y a los seres queridos que ya fallecieron.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Canelo, golf y su regreso

Febrero 02, 2023

Debut de Chef mexicano

Enero 23, 2023

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Frente a la antigua escuela vocacional Edward W. Bok, al sur de Filadelfia, un grupo diverso de artistas, niños, jóvenes, adultos y vecinos de la comunidad se juntaron el primero de noviembre para celebrar el tradicional Día de los Muertos.

Justo en la entrada del edificio, la artista y líder comunitaria Reyna Guzman Casarez instaló un altar de siete niveles dedicado a la comunidad de migrantes y a los fieles difuntos. Cada uno de los elementos que se colocaron en el altar representan la cultura y las tradiciones mexicanas prehispánicas.

“El Día de los Muertos, más que una celebración, es un sentimiento de fe y de encuentro con los que amamos”, aseguró Guzman Casarez a AL DIA.

Uno de los elementos claves es el guacal de madera, conocido en México como instrumento para transportar frutas, verduras y legumbres. Guzman Casarez también añadió elementos como la hoja de maíz en forma de la flor cempasúchil, así como pan de muerto, calaveras de azúcar, velas, bebidas, petate y sal. Cada material presentado en la instalación fue donado por la Asociación de Empresarios Mexicanos, Bok Bar y The Welcoming Center.

altar

“Me siento muy contenta porque esto permite que nosotros le dejemos a nuestros hijos lo que realmente es una herencia. No es una herencia de una casa o de un carro, pero sí es una herencia de creencias, fe y cultura”, explicó la artista, quien es originaria de Hidalgo, México.

Además del altar, el evento también contó con un perfomance para recordar a los niños fallecidos. Entre los personajes, se encontraba la eterna novia enamorada que algún día piensa encontrarse con su enamorado, la abuelita que ya está en el “cielo” y los niños que han perdido a sus hermanos. También estuvieron presentes un grupo de danza que llegó desde Delaware para "ayudar a abrirle camino a los difuntos". 

Al finalizar la pieza artística, un grupo de niñas y madres trajo la alegría alrededor del altar a través de una danza folclórica. La maestra Andrea García, quien llegó de Puebla a Filadelfia hace 5 años atrás, estuvo a cargo de montar el baile utilizando el folclor mexicano.

La organización del evento fue un esfuerzo conjunto entre la comunidad y vecinos del norte y sur de Filadelfia, y la Asociación de Empresarios Mexicanos, Bok Bar y The Welcoming Center. 

¿Qué debe tener un altar?

El Día de los Muertos es una de las fiestas tradicionales más importantes de México. Cada altar está compuesto de manera diferente pues la creatividad de la familia depende mucho, además de los gustos de los familiares y amigos fallecidos. Es por esto que existen distintas formas de crear un altar y llevar a cabo las ofrendas. Hay quienes levantan un altar de solo dos pisos, otros con tres y algunos de siete, siendo este último la representación original que se realizaba en la época prehispánica.

En el primer nivel, se coloca el santo hacia el que es devoto la persona. El segundo nivel, está dedicado a las almas que está en el purgatorio. Según Guzman Casarez, es aquí donde el difunto obtiene permiso para salir.

Para purificar las almas que vienen del purgatorio y, sobre todo, para los niños que vienen del viaje, se coloca sal en el tercer escalón del altar. Ya en el cuarto, se añade el pan, que representa la eucaristía. Mientras que en el quinto piso, se pone como ofrenda los platos y bebidas preferidas del difunto, para que pueda tener un descanso sin hambre. Además de colocar las fotos de aquellos familiares que están siendo honrados en el altar.

Por último, se coloca una cruz formada por semillas, frutas, cal, flores y/o velas.

Los significados de cada elemento

Agua: Fuente de vida que se le sirve a las almas para quitar su sed después de un largo camino.

Velas:  El “fuego” que dará la luz para alumbrar el camino de las almas desde su tumba hasta sus antiguos hogares.

Papel picado: Simbolizan el viento y la alegría de la festividad.

Flores: Los pétalos de cempasúchil, por su fuerte aroma, debe de guiar a las almas hasta su destino. Se ponen enfrente de la puerta hasta el altar. Las blancas representan el cielo, las amarillas la tierra y las moradas para hacer litro y limpiar el lugar de los malos espíritus.

Petate: Este sirve para que las almas viajeras puedan descansar después de un largo viaje.

Figura de Xoloitzcuintle: El Xoloitzcuintle es la raza de perro originario de México, quienes en tiempos antiguos ayudaban a guiar a las almas en su camino hacia las puertas del Mictlán. También sirven para alegrar la llegada de las almas de los niños difuntos.

Pan de muertos:  Su forma circular representa el ciclo de la vida y la muerte y sus cuatro “huesos” simbolizan los cuatro puntos cardinales.

Calaveras de azúcar: Hace alusión a que la muerte siempre está presente.

Bebidas y comidas: Se preparan y colocan las bebidas alcohólicas (o no) y los platos favoritos del difunto para que puedan llegar a comer después de un largo viaje.

00:00 / 00:00
Ads destiny link