LIVE STREAMING
An altar in the Mission District of San Francisco.
Un altar en el distrito de la Misión de San Francisco. Foto: Tayfun Coskun/Anadolu Agency via Getty Images

Ciudades de Estados Unidos honran a las víctimas de Uvalde en los homenajes del Día de los Muertos

Muchas ciudades de Texas, Chicago y Los Ángeles crearon conmovedores homenajes para los maestros y niños perdidos.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Canelo, golf y su regreso

Febrero 02, 2023

Debut de Chef mexicano

Enero 23, 2023

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

El Día de los Muertos es una fiesta mexicana destinada a conmemorar a los difuntos y a los seres queridos que han quedado atrás, y consiste en que los familiares y amigos dejen ofrendas en los altares, como sus comidas favoritas, aperitivos y otros artículos para recordar al alma perdida en particular. 

Se celebra durante tres días -del 31 de octubre al 2 de noviembre- y este año, ciudades de todo el país, como Houston, San Antonio, Austin, Chicago y Los Ángeles, han honrado y conmemorado a su manera a las víctimas del tiroteo de la escuela primaria Robb de Uvalde (Texas). 

Desde obras de arte individuales hasta hermosos altares decorados colectivamente, hubo más de un emotivo y conmovedor homenaje a las 22 víctimas de Uvalde. 

En Chicago, el Museo Nacional de Arte Mexicano (NMMA) celebró su 36ª exposición anual del "Día de los Muertos" rindiendo homenaje a las víctimas de Uvalde y con una "ofrenda" realizada por los alumnos de la escuela primaria Bernhard Moos. 

"Es muy diferente a Halloween", dijo Cesáreo Moreno, comisario jefe y director de artes visuales del NMMA. "Es un día en el que las comunidades mexicanas se reúnen para recordar a sus seres queridos que ya no están con ellos. Se reúnen en el cementerio toda la noche en algunos casos, y es una hermosa muestra muy pública de la memoria y la familia." 

En la instalación, aparecían mariposas Monarca, que representan las almas de los estudiantes víctimas, y dos ángeles esqueléticos encima que representan a los profesores que murieron al intentar protegerlos. Los estudiantes también crearon simulacros de anuarios con descripciones de las cosas que cada niño víctima amaba. 

"La belleza de estos niños, y la esperanza que representan, es una pérdida tan grande", dijo la ex subdirectora de la escuela primaria Bernhard Moos, Mary Carmen Moreno.

En el altar había también dos pupitres, una pizarra y un árbol de nueces, que simboliza la escuela primaria Robb. En la pizarra también hay un poema del poeta náhuatl Mardonio Carballo que explica la relación entre todo ser vivo y quienes lo han cuidado. 

"Uno nunca se va del todo, hay un hilo invisible que une a la mariposa con su madre", dice el poema.

En San Antonio, el homenaje se hizo viral en TikTok durante el "Muertosfest", que tuvo lugar el pasado sábado 29 de octubre, ya que el club de arte del instituto Lainer creó un altar compuesto por 20 pupitres personalizados para cada uno de los 19 alumnos fallecidos y uno para los dos profesores. 

También sirvió para simular una clase en la que todos los pupitres de los alumnos estaban orientados hacia el de los profesores. Como sentimiento adicional, se permitió a las familias de las víctimas llevarse los pupitres a casa. 

También había una foto de cada víctima que iba seguida de una petición en su nombre para diferentes causas, como la prevención de la violencia con armas de fuego y la ayuda a los supervivientes de crímenes violentos. 

En Houston, el grupo artístico y cultural sin ánimo de lucro Multicultural Education and Counseling Through the Arts (MECA) honró a las víctimas con murales con los nombres de los niños. Se expusieron en el festival anual de celebración del Día de los Muertos de la ciudad. 

"Decimos los nombres de las personas una y otra vez para que no sean olvidadas", dijo el comisario de la exposición, Luis Gavito, a KHOU-TV. 

En el Capitolio de Texas, en Austin, las familias y otros simpatizantes participaron en la "Marcha de los Niños", en la que marcharon desde las escaleras del Capitolio hasta la fachada de la Mansión del Gobernador. Los familiares llevaron un altar en honor a las víctimas. Detrás de ellos, había ciudadanos con velas y ofrendas. Frente a la Mansión del Gobernador, dejaron sus ofrendas de flores y juguetes de peluche y el mariachi cantó canciones y un sacerdote celebró una oración. 

En Los Ángeles, los alumnos de octavo curso de la escuela St. Charles Borromeo de North Hollywood también se sumaron con un homenaje especializado. Los alumnos crearon "ofrendas" a lo largo de dos semanas para cada una de las víctimas. Pusieron los nombres y las fotos de los niños en cajas de zapatos individuales y decoraron los altares con artículos como caramelos, juguetes y rosarios. Los altares se expusieron en una vigilia de oración en el cementerio de la Misión de San Fernando el 1 de noviembre. El obispo auxiliar Marc Trudeau bendijo las ofrendas junto con otras seis.

Rafael Luna contribuyó a las conmemoraciones a nivel nacional a través de su propia ofrenda personalizada que se exhibió en la exposición de la Feria del Estado de Texas, titulada Mundo Latino: Celebración de la vida, en Dallas. 

"Aunque no conocíamos a estos niños, sabíamos de la tragedia", dijo Luna al programa Today Show. "No queremos olvidar y no queremos simplemente seguir adelante".

00:00 / 00:00
Ads destiny link