LIVE STREAMING
Fotografía: Apu Gomes / AFP - Getty Images
La justicia fue dócil en el caso de Breonna Taylor. Fotografía: Apu Gomes / AFP - Getty Images

Breonna Taylor recibe una pizca de justicia nueve meses después

Dos de los oficiales involucrados en el asesinato de Taylor han sido despedidos.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Fighting Sargassum

Abril 13, 2022

Community Colleges

Abril 12, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Breonna Taylor, la paramédica de 26 años que fue asesinada por la policía de Louisville el 13 de marzo de 2020, ha recibido casi de todo menos verdadera justicia

Mientras dormían Taylor y su novio, Kenneth Walker, agentes de paisano irrumpieron en su apartamento para cumplir una orden de registro en una investigación de narcóticos. 

Walker, propietario de un arma con licencia, disparó a un oficial en defensa propia porque pensó que su casa estaba siendo invadida. En respuesta, los oficiales dispararon más de 20 balas y Taylor recibió ocho disparos. 

La muerte de Taylor provocó un incendio aún mayor entre los manifestantes que todavía estaban tambaleándose por el asesinato de George Floyd. El nombre, las fotos y las obras de arte de Taylor se mostraron en todas partes, desde los medios de comunicación social hasta las vallas publicitarias. 

En junio, el consejo metropolitano de Louisville votó a favor de la aprobación de una ordenanza denominada "Ley de Breonna" que prohíbe los registros sin orden judicial como el que dio lugar al asesinato de Taylor. 

Como se ha visto hoy en Twitter, el nombre y la historia de Breonna se mantienen tan relevantes como siempre. Los comentaristas reflexionaron sobre el caos que se vivía fuera y dentro del edificio de la Capital y lo compararon con la forma en que Taylor fue asesinado a tiros en su propia casa, mientras dormía tranquilamente. Esta comparación fue hecha para resaltar la forma en que el privilegio de los blancos se filtra en cada aspecto de nuestra sociedad.

 

Pero pese a todo nadie se hizo responsable de su muerte. 

Nueve meses más tarde una pizca de justicia se está ejecutando: dos de los oficiales involucrados en el tiroteo, Myles Cosgrove y Joshua Jaynes, han sido despedidos. 

Sus despidos se hicieron oficiales el martes 5 de enero según una carta de la jefa de la policía metropolitana de Louisville, Yvette Gentry, dirigida a los oficiales. 

En la carta de despido Gentry citó las declaraciones de Cosgrove a los investigadores internos en las que describía haber visto una "masa oscura distorsionada" y "destellos de gran luz". 

Gentry dijo que sus declaraciones prueban claramente que Cosgrove no identificó adecuadamente una amenaza, como lo requiere la política del departamento, antes de disparar 16 veces. 

"En otras palabras, la evidencia muestra que disparó salvajemente a sujetos no identificados u objetivos situados dentro de un departamento" continua. 

El jefe también alegó que Cosgrove violó los procedimientos operativos estándar para la fuerza mortal y el fracaso en activar su cámara corporal. 

Despedir a estos oficiales era la reacción mínima que debería haber sido tomada inmediatamente. 

La jefa recién elegida, Erika Shields, comienza su trabajo el 19 de enero y ha dicho que pondrá su énfasis en reconectar con la comunidad de una manera significativa.  

Dijo que: "Me comprometo a comenzar mi trabajo aquí con un enfoque en la reconstrucción de la confianza de la comunidad, confianza que creo que ya se estaba erosionando antes del asesinato de Breonna Taylor".

00:00 / 00:00
Ads destiny link