LIVE STREAMING
Mitch McConnell
El líder de la mayoría del Senado, el republicano Mitch McConnell (c), habla acompañado de los senadores republicanos, de Wyoming John Barrasso (i) y de Texas John Cornyn (d), sobre un proyecto de ley de salud elaborado por los republicanos durante una…

[OP-ED]: Una Reforma Fiscal Disfrazada de Ley de Salud

En lugar de trabajar de manera bipartidista con los demócratas para mejorar nuestro sistema salud actual, los republicanos han aprobado una propuesta de ley…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Líderes de la justicia

Junio 27, 2022

"Soy la guagua 47"

Junio 25, 2022

Latinos en Silicon Valley

Junio 24, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

El Partido Republicano está tratando de engañarnos, haciéndonos creer que su propuesta de ley, la Ley Estadounidense de Cuidado de Salud (AHCA) es una ley de cuidado médico, cuando la verdad es que no es más que una propuesta de reforma fiscal que le recorta los impuestos a los más adinerados, mientras le quita protecciones a la clase media, en especial a los ancianos y a los niños, y hace que las familias trabajadoras paguen más por menos cuidado médico.

Una ley que le quita servicios y cuidado a 23 millones de personas no es una ley de salud. AHCA aumentaría el costo de la cobertura médica, incrementando las primas por un 20% en el 2018 y dejando a millones de personas sin seguro o con un seguro que no cubre sus necesidades. Los números hablan por sí solos.

La Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO por sus siglas en inglés) confirmó lo que ya sabíamos, que AHCA no hace lo que los Republicanos dicen. Por eso es que los demócratas en el Senado estamos luchando para que esta ley no sea aprobada. No vamos a permitir que los republicanos en el Senado pasen una reforma fiscal que lastimará al pueblo estadounidense, disfrazada de ley de salud. Las consecuencias son demasiadas. 

Los republicanos quieren hacerle creer que AHCA no afectará a personas con condiciones preexistenes, pero la verdad es que esta legislación permite que los estados decidan si quieren proveer estas protecciones o no, esencialmente dejando que algunos estados le den cuidado médico de segunda clase a sus ciudadanos, catalogando a personas con condiciones pre-existentes como “grupos de alto riesgo” a quienes se les puede cobrar más o incluso negarles cobertura. ¿Y qué cuenta como una condición preexistente? Enfermedades como el cáncer y la diabetes, incluso los embarazos y el abuso sexual. Es verdaderamente el colmo. Bajo AHCA, personas con condiciones preexistentes en estados que decidan quitar estas protecciones “últimamente no podrían comprar seguro médico comprehensivo fuera de grupo con primas a precios comparables a los que tenemos bajo la presente ley, eso es si siquiera pueden comprar seguro en general.”

AHCA eliminaría el cuidado médico que tenemos actualmente. Bajo la ley que ellos proponen, una persona de 64 años que gana $26,500 al año puede parar pagando hasta un 800% más por su cuidado de salud. Bajo nuestro sistema actual esa misma persona de 64 años pagaría aproximadamente $1,700 por cobertura en el 2026. Bajo el plan de los republicanos, esa persona pagaría $13,600 en un estado que quite protecciones para condiciones preexistentes, y pagaría $16,100 por cobertura en un estado que mantenga esas protecciones. En cambio, de acuerdo a la última versión de la ley, los 400 estadounidenses más ricos en este país se ahorrarían cada uno, varios millones de dólares. AHCA es una descarada transferencia de fondos fiscales y beneficios, de los más necesitados y de la clase media a los más ricos. 

En lugar de trabajar de manera bipartidista con los demócratas para mejorar nuestro sistema salud actual, los republicanos han aprobado una propuesta de ley que permitirá que las aseguradoras regresen a sus prácticas discriminatorias de antes contra las personas con condiciones preexistentes. 

Y eso no es todo, AHCA incluye provisiones que harían cambios drásticos al programa de Medicaid. AHCA para la expansión de Medicaid que le ha proveído cuidado médico a millones alrededor del país y a muchos aquí en Pennsylvania. También le pone al programa un límite monetario por persona, así eliminando la garantía y seguridad de Medicaid para aquellos que más lo necesitan. 

Al hacer estos cambios y recortes a Medicaid, están esencialmente eliminando este vital programa que provee cuidado y seguridad para más de 70 millones de estadounidenses, incluyendo a más de 4 millones de Latinos alrededor del país, a 39% de los niños con seguro médico, y a aproximadamente dos tercios de las personas mayores que se encuentran en asilos. Todo para pagar por beneficios fiscales para los más adinerados. 

Al quitarle fondos a Medicaid, mis colegas republicanos también están quitándole fondos a nuestras escuelas. En el 2015, las escuelas recibieron 4 mil millones de dólares de Medicaid para exámenes de salud, educación especial para niños con discapacidades, y programas de intervención temprana. Solo en Pennsylvania, ese mismo año nuestras escuelas recibieron aproximadamente $135 millones de dólares. No podemos darnos el lujo de perder ese dinero. Es un insulto que le quitemos dinero y beneficios a nuestros niños para dárselo a los ricos que no lo necesitan. 

Como su Senador, es mi deber decirles la verdad para que sepan que está en juego. Habemos muchos que queremos debatir cómo mejorar nuestro sistema de salud, pero desgraciadamente en lugar de eso, mis colegas republicanos solo están interesados en revocar nuestro sistema de salud actual y hacer cambios que beneficiarán a los más ricos a costa del bienestar del resto del pueblo estadounidense.  Estos cambios nos afectan a todos. 

Los demócratas sabemos que nuestro sistema de salud actual no es perfecto y queremos hacer algo al respecto. Si los republicanos dejan a un lado sus esfuerzos de revocar nuestro sistema de salud actual, lo cual tendría efectos catastróficos, los demócratas estamos listos para trabajar de manera bipartidista en reformas que realmente provean más y mejor cuidado para las familias estadounidenses. Cuando los republicanos estén listos, saben dónde encontrarnos. 

Mientras tanto, siento tener que darle las malas noticias, pero ojo, no se deje engañar, le están tratando de vender gato por liebre. El análisis de la oficina de presupuesto del Congreso no miente. Ponga atención, AHCA no mejorará el sistema de salud, ni bajará la cantidad que paga por su prima. Simplemente creará más división económica y una segunda clase de cuidado médico en la que pagará mucho más dinero por menos cuidado.  Usted no va a salir beneficiado. 

00:00 / 00:00
Ads destiny link