LIVE STREAMING
GUANICA, PUERTO RICO - JANUARY 7: A Puerto Rican flag sits in a pile of rubble after a 6.4 earthquake hit just south of the island on January 7, 2020 in Guánica, Puerto Rico. This morning's earthquake was preceded by a series of smaller quakes in the south of the island with the epicenter in Guánica. (Photo by Eric Rojas/Getty Images)
GUANICA, PUERTO RICO - JANUARY 7: A Puerto Rican flag sits in a pile of rubble after a 6.4 earthquake hit just south of the island on January 7, 2020 in Guánica, Puerto Rico. This morning's earthquake was preceded by a series of smaller quakes in the…

Esperanza para el futuro de Puerto Rico

En medio de la lucha, "momentos de verdadera independencia".

SHARE THIS CONTENT:

Este tema originalmente apareció en la sección de AL FRENTE  (Nota del editor) en la edición del 29 de enero 2019.

 

Si es cierto que los poetas son, de hecho, los "legisladores no reconocidos del mundo", como afirmó Shelley, entonces tiene sentido que la poesía sea a menudo todo lo que tenemos para dar sentido a las tragedias y al caos que presenciamos en el mundo.

La poeta puertorriqueña Raquel Salas Rivera, Poeta Laureada de Filadelfia para el período 2019-2020, es una de esas legisladoras de su patria, Puerto Rico, cuando escribe sobre las complejidades de la identidad y la comunidad puertorriqueña.

En un reciente poema, llamado "la independencia (de Puerto Rico)", Salas Rivera describe un sentido de unidad que es en sí una forma de independencia para el pueblo puertorriqueño, que existe en desafío al estatus de la isla como colonia de los Estados Unidos:

"y en todo somos independientes,

hasta en el hueco más colonizado del temor poroso;

hasta en la panadería más llena de periódicos de anuncios;

hasta en el acto corrosivo de decir que somos isla solamente;

hasta eso lo hemos hecho mirándonos las caras,

juntando los bloques de cemento,

armando los almacenes de los vecinos;

hasta en la lejanía, hemos sido nosotros,

nosotros los que llegamos al correo y enviamos latas y baterías.”

En actos de sacrificio individual y respuesta colectiva, los puertorriqueños en Puerto Rico, en Filadelfia, en la ciudad de Nueva York, en la Florida y más allá han logrado una especie de independencia forjada por la necesidad –un poder y una determinación para ayudarse mutuamente de manera directa.

Los boricuas han trabajado juntos, "incluso desde lejos", para enviar "latas y baterías" y las necesidades que se les han negado a muchas personas que luchan por recuperarse de la devastación del huracán María en el 2017, y que ahora luchan contra los efectos de los continuos terremotos que azotan el sur de la isla.

Según Poets.org, Salas Rivera dijo que el poema habla de que "nuestra supuesta pequeñez, nuestra vulnerabilidad y nuestra ternura marcan momentos de verdadera independencia, en los que hemos logrado romper con nuestros opresores para experimentar nuestra belleza en todo su esplendor".

Esa relación podría representar la esperanza más fuerte para la marcha de Puerto Rico, encapsulada en un mensaje que la organizadora comunitaria y activista Charito Morales compartió en una protesta el 20 de enero en las afueras del Taller Puertorriqueño.

“La diáspora está escuchando y estamos listos para lo que tengamos que hacer por nuestros hermanos y hermanas de Puerto Rico. No están solos, no los vamos a abandonar", dijo Morales.

TAGS
  • puerto rico
  • Raquel Salas Rivera
00:00 / 00:00
Ads destiny link