LIVE STREAMING
MINNEAPOLIS, MINNESOTA - 30 DE MAYO: Manifestantes protestan por el asesinato de George Floyd en las afueras de la 5ª comisaría de la ciudad el 30 de mayo de 2020 en Minneapolis, Minnesota. (Foto de Scott Olson/Getty Images)
MINNEAPOLIS, MINNESOTA - 30 DE MAYO: Manifestantes protestan por el asesinato de George Floyd en las afueras de la 5ª comisaría de la ciudad el 30 de mayo de 2020 en Minneapolis, Minnesota. (Foto de Scott Olson/Getty Images)

¿Un Mayo del 68 Negro? Cómo la muerte de George Floyd fue la gota que derramó el vaso

Estados Unidos se ha transformado en el hervidero del descontento social acumulado durante siglos por el racismo endógeno del sistema.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Un ciudadano de EE.UU. alta

Diciembre 08, 2022

O'Rourke Ronda 2

Diciembre 08, 2022

SCOTUS aborda las elecciones

Diciembre 08, 2022

Ganancias en el Senado

Diciembre 08, 2022

Crisis política en Perú

Diciembre 07, 2022

LULAC demanda a Houston

Diciembre 06, 2022

El DCCC gasta mucho

Diciembre 06, 2022

Lucha contra el plástico

Diciembre 05, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Soyez réalistes, demandez l’impossible,” (“Sean realista, exijan lo imposible”) leía una pancarta en las calles de Paris en una manifestación del llamado “mayo de 1968”, un fenómeno de siete semanas enmarcado por manifestaciones, huelgas generales, y la ocupación de universidades y fábricas.

Lo que los intelectuales y jóvenes estudiantes exigían en la capital francesa hace 52 años no es muy distinto de lo que la comunidad estadounidense ha clamado durante los últimos siete días en las calles del país: el desmontaje de las instituciones tradicionales.

“No puedo respirar”

El pasado lunes el mundo entero se conmocionó al ver cómo un hombre afroamericano desarmado sucumbía por asfixia bajo la rodilla de un agente policial en Minneapolis.

Sus últimas palabras fueron: “no puedo respirar”.

Su nombre era George Floyd, y había sido detenido después de que los agentes respondieran a una llamada por presunta falsificación. Horas después, Floyd, de 47 años, era declarado muerto.

Ante el escándalo de las redes sociales, el Departamento de Policía del estado anunció que los cuatro agentes involucrados en el asesinato habían sido despedidos.

Para el país entero, esta era la gota que derramaba el vaso en una epidemia de asesinatos de personas de color en manos de agentes del orden público.

Un manifestante sostiene un cartel con una imagen de George Floyd durante las protestas en Minneapolis, Minnesota, el 27 de mayo. Fotografía: Christine T Nguyen/AP

Un manifestante sostiene un cartel con una imagen de George Floyd durante las protestas en Minneapolis, Minnesota, el 27 de mayo. Fotografía: Christine T Nguyen/AP
Una epidemia a la que nadie parece hacer caso

En medio de la pandemia del Coronavirus –que ha demostrado las profundas desigualdades sociales a las que están sujetas las comunidades negra e hispana en el país– el asesinato en febrero de Ahmaud Arbery de 25 años de edad mientras trotaba y la muerte de Breonna Taylor por armas de fuego detonadas por agentes policiales en su propio hogar han volcado a la calle la ira de millones de personas cansadas del racismo endógeno en el país.

Desde que la muerte de Michael Brown en Missouri en el 2014 detonara el movimiento Black Lives Matter, parece que nada ha cambiado. El llamado a la reforma policial sigue sin ser estructural, y millones de afroamericanos en el país coinciden en que su color de piel es un delito a los ojos de las autoridades.

"Lo que es cierto en este momento que también lo fue en 2014 es que estos son los síntomas de un virus centenario de la supremacía blanca en América", dijo Brittany Packnett Cunningham, cofundadora del movimiento Campaña Cero contra la violencia policial, a The Guardian.

"La expectativa de que sólo los activistas y organizadores y escritores y líderes negros fueran capaces de resolver esto en seis años es tan insultante como poco realista.”

"Es poco realista porque nos tomó cientos de años para entrar en este conjunto de circunstancias, y nos va a tomar más de seis años para sacarnos. Y es insultante porque en realidad es el trabajo de personas no negras para desarraigar a los anti-negros, y es el trabajo de los blancos para desmantelar la supremacía blanca, porque los beneficia directamente."

Michele Tantussi/EPA-EFE/Shutterstock

Michele Tantussi/EPA-EFE/Shutterstock
La paciencia se acaba y las calles se inundan

Desde la muerte de Floyd, focos de protesta han tomado las calles de casi todo el país, desde Nueva York a Filadelfia y Columbia, S.C. Entre coches de policía incendiados, autopistas bloqueadas y negocios destrozados, las autoridades desplegaron la Guardia Nacional, gases lacrimógenos e incluso balas de goma, según reportaron los medios nacionales.

Ciudades como Altanta, Chicago, Louisville, Denver, Miami y Milwaukee declararon toque de queda, y estados como California han anunciado que se trata de un estado de emergencia.

Una persona recibió un disparo mortal en el centro de Indianápolis y la policía ha advertido a los residentes que la ciudad no es segura. Un hombre de 21 años sentado en su coche también fue muerto a tiros en el centro de Detroit un día antes después de que alguien abriera fuego hacia una multitud que protestaba, reportó el Washington Post.

En la ciudad de Nueva York, dos docenas de vehículos policiales fueron incendiados, lo que dio lugar a docenas de detenciones. La gente desafió los toques de queda en ciudades de todo el país y experimentó saqueos, robos e incendios provocados.

En Filadelfia, los manifestantes irrumpieron en una tienda cerca del ayuntamiento e intentaron derribar la estatua de un ex alcalde.

El Gobernador de Minnesota, Tim Walz (D), dijo que estaba movilizando "plenamente" a la Guardia Nacional en las Ciudades Gemelas. La Guardia también ha sido activada en Georgia, Kentucky, Wisconsin, Colorado, Ohio, Tennessee y Utah.

“Nosotros aprendimos la violencia de ustedes”

Activistas y líderes comunitarios se han sumado a las protestas en todo el país, declarando que se trata de un movimiento social que se esperaba desde hace mucho tiempo.

En un discurso que se ha vuelto viral en redes, la activista Tamika Mallory, ex copresidenta de la Marcha de las Mujeres, dijo que la América Negra está “en estado de emergencia”, el pasado viernes.

En un podio compartido con otros líderes como Jamie Floxx y la estrella de la NBA Stephen Jackson, Mallory aseguró que “la gente negra está muriendo en estado de emergencia.”

Mallory se refirió a la quema de edificios y al saqueo de negocios en Minneapolis durante una semana de protestas agudas en la ciudad y otras en todo el país, en las que los manifestantes salieron a las calles para denunciar una historia de violencia racial en los Estados Unidos.

"No podemos considerar esto como un incidente aislado. La razón por la que los edificios se están quemando no es sólo por nuestro hermano George Floyd", dijo. "Se están quemando porque la gente aquí en Minnesota le dice a la gente de Nueva York, a la gente de California, a la gente de Memphis, a la gente de toda esta nación, que ya es suficiente".

"No somos responsables de la enfermedad mental que ha afligido a nuestro pueblo por el gobierno americano, las instituciones y las personas que están en posiciones de poder,” agregó.

"Me importa un bledo si se queman", añadió Mallory. "Me importa un bledo si queman a Target, porque Target debería estar en las calles con nosotros, pidiendo la justicia que nuestro pueblo merece. ¿Dónde estaba AutoZone en el momento en que Philando Castile fue disparado en un coche, que es lo que realmente representan?"

Refiriéndose a los agentes del orden público que son pagados con los dólares de los impuestos de los ciudadanos estadounidenses, Mallory argumentó que las empresas y los individuos que guardan silencio ante la brutalidad de los negros americanos son igualmente responsables de la violencia que ocurre en las calles.

"Por lo tanto, si usted no está viniendo a la defensa del pueblo, entonces no nos desafíe cuando los jóvenes y otras personas que están frustrados e instigados por la gente que usted paga. Están pagando a los instigadores para que estén entre nuestra gente ahí fuera tirando piedras, rompiendo ventanas e incendiando edificios", dijo.

"Y así los jóvenes están respondiendo a eso. Están enfurecidos. Y hay una manera fácil de detenerlo. Arrestar a los policías. Acusar a los policías. Acusar a todos los policías. No sólo a algunos de ellos. No sólo aquí en Minneapolis. Acúsenlos en todas las ciudades de EE.UU. donde están asesinando a nuestra gente".

Mallory exigió que los funcionarios y líderes electos hagan su trabajo para asegurar que Estados Unidos sea el país libre que propugna para ser para todos los estadounidenses y no sólo para unos pocos exclusivos.

"No ha sido libre para los negros y estamos cansados. No nos hables de saqueo. ¡Ustedes son los saqueadores!" Mallory gritó.

"América ha saqueado a los negros! América saqueó a los nativos americanos cuando llegaron por primera vez aquí, así que el saqueo es lo que ustedes hacen. Lo aprendimos de ustedes.”

"¡Aprendimos la violencia de ustedes! Así que si quieren que lo hagamos mejor, entonces, maldita sea, ¡háganlo mejor!"

Aunque el día viernes el oficial que asesinó a George Floyd, Derek Chauvin de 44 años, fue acusado de asesinato en tercer grado y homicidio en segundo grado, las manifestaciones en las calles parecen continuar y transformarse en una impugnación contra un sistema que necesita desmontarse.

00:00 / 00:00
Ads destiny link