LIVE STREAMING
En una foto de archivo del 18 de agosto de 2016, la asambleísta Cristina Garcia, de D-Bell Gardens, observa mientras se publican los votos para una medida ante la Asamblea. (AP Photo / Rich Pedroncelli)
En una foto de archivo del 18 de agosto de 2016, la asambleísta Cristina Garcia, de D-Bell Gardens, observa mientras se publican los votos para una medida ante la Asamblea. (AP Photo / Rich Pedroncelli)

La Asambleísta Cristina García es acusada de acoso sexual

Una de las líderes del movimiento #MeToo ha sido acusada por dos personas de avances sexuales indeseados, y ha decidido tomar una baja sin salario mientras la…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

El alcance del movimiento de reivindicación femenina, que ha acaparado los titulares durante el último año, es ahora más amplio de lo esperado.

Después de que cientos de miles de mujeres se sumaran a la campaña del #MeToo, algunos hombres han decidido romper con el mito de la debilidad masculina y han salido a denunciar a sus propias agresoras.

Tal fue el caso de Daniel Fierro, quien durante el 2014 se desempeñaba como integrante del equipo del asambleísta Ian Calderon, época en la cual fue presuntamente acosado por la poderosa legisladora demócrata Cristina García, presidenta del Comité de Recursos del Caucus Legislativo de Mujeres en California.

Según reportó Politico, Fierro describió cómo la legisladora le acorraló y acarició, en lo que pareciera ser una clásica conducta de abuso de poder y acoso.

A pesar de no haber reportado el incidente a tiempo, Fierro decidió hacer pública su denuncia después de ver que la legisladora había formado parte de la editorial Persona del Año de la revista TIME como una de las “Rompedoras del Silencio” en la campaña contra el acoso sexual.

A la denuncia de Fierro se ha sumado la de un “prominente cabildero de Sacramento” quien prefirió hablar en condición de anonimato y quien aseguró que la legisladora también le habría acosado durante el mes de mayo del 2017 “bajo claros efectos del alcohol”.

Este revés dentro del movimiento ha sido fundamental no sólo por la valentía de los hombres en hablar de sus propias experiencias sino por el cuestionamiento de la conducta de una mujer quien formó parte de la carta firmada por cientos de mujeres en Sacramento utilizando la etiqueta #WeSaidEnough (“Hemos dicho basta”) y rechazando años de acoso sexual por parte de hombres en el Capitolio.

Para Jessica Levinson, profesora de derecho y ética política en la Escuela Loyola de Los Ángeles, estas acusaciones, de ser ciertas, podrían infringir “un serio daño al movimiento nacional que se ha atribuido el logro de traer el asunto del acoso sexual a la mesa”.

“La hipocresía no conoce límites ni partidismo, atraviesa todas las filiaciones políticas”, dijo Levinson. “En la medida en la que estas acusaciones sean fundamentadas, hay una foto de Cristina García como hipócrita en el diccionario.”

Por su parte, García emitió un comunicado en el que aseguró que “cada queja sobre acoso sexual debe ser tomada con toda seriedad y yo participaré completamente en cualquier investigación que se lleve a cabo”.

Asimismo, una vocera de la oficina de la legisladora dijo que García estaba al tanto de los reportes emitidos por el Comité de Reglas de la Asamblea.

Según reportó CBS, la asambleísta decidió tomar una baja voluntaria sin salario a partir del pasado viernes mientras la investigación en su contra se desarrolla.

00:00 / 00:00
Ads destiny link