LIVE STREAMING
Source: Getty.
Source: Getty.

La campaña Trump hacia los Latinos: entre el socialismo y la omisión

La campaña por la reelección del presidente Trump se ha enfocado en la comunidad Latina haciendo uso del caso Venezuela contra los demócratas y haciendo…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Tour por América Latina

Septiembre 30, 2022

Cuba vota por más derechos

Septiembre 29, 2022

Reforma tributaria en Chile

Septiembre 26, 2022

168 réplicas en México

Septiembre 19, 2022

Alerta en Puerto Rico

Septiembre 18, 2022

Gobernador de Texas abusa

Septiembre 17, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Redes sociales como Facebook han visto proliferar miles de anuncios a favor de la reelección del presidente estadounidense Donald Trump bajo el eslogan ‘Vamos to Victory’ – una frase no solo redactada en un débil español sino que hace un guiño a campañas icónicas en la historia de la política latinoamericana.

“Hasta la victoria siempre”, solía decir el difunto Hugo Chávez Frías, haciendo eco de la frase del comandante Che Guevara; “Venceremos” decía la canción de campaña del presidente chileno Salvador Allende, escrita por Claudio Iturria y que se transformó en un símbolo de la resistencia a la dictadura de Augusto Pinochet.

Paradójicamente, los anuncios de la campaña Trump enfocados en la comunidad Latina advierten de los riesgos del “socialismo” tal como lo conocemos en América Latina.

Según reportó Reuters, la campaña ha lanzado alrededor de 3.000 anuncios en Facebook, solicitando en inglés el apoyo de los votantes Latinos para “frenar la inmigración ilegal en los últimos seis meses, a menudo pidiendo a las personas que firmen peticiones en línea para ‘deportar ilegales’”.

Vía Reuters.

Sin embargo, las campañas lanzadas en español tienen otro target: advertir a los Latinos el riesgo del socialismo “al estilo venezolano”, utilizando el apoyo con el que cuenta el presidente entre la comunidad de exiliados provenientes de Venezuela en el país.

Algunos de ellos hacen referencia a jóvenes miembros de la Cámara de Representantes como Alexandria Ocasio-Cortez o Ilhan Omar, quienes se han descrito como social-demócratas, y les comparan con procesos políticos como el que hundió a Venezuela en la profunda crisis económica que vive actualmente.

Pero nada dicen estas campañas “en español” de las políticas anti-inmigrantes de la Administración que no distinguen entre Mexicanos, Hondureños y Venezolanos.

Para Junio de este año, la comunidad venezolana era ya una de las fuentes más grandes de solicitudes de asilo en Estados Unidos, según reportó el Los Angeles Times, y sus procedimientos enfrentan los mismos obstáculos que cualquier otro inmigrante de Latinoamérica.

Ejemplo de ello fue la experiencia del comediante venezolano José Rafael Guzmán, quien fue detenido durante su recorrido estadounidense en un puesto de control de inmigración y fue puesto bajo custodia de ICE por dos meses en Hudspeth, Texas.

Según contó a Cinco8, y a través de sus redes, Guzmán recorría el país recopilando información y material para su canal de YouTube, Comida, Calle y Comedia, que forma parte de su serie web que inició siguiéndole el paso de los refugiados venezolanos en la frontera con Colombia meses atrás.

El comediante se vio ante la opción de pagar una fianza del 10% (alrededor de $300) y ser deportado a Venezuela o apelar su caso.

La opción de regresar al país ponía su vida en peligro, pues es buscado por las autoridades venezolanas por “incitación al odio”, por lo que Guzmán siguió la recomendación de su abogado y permaneció dos meses detenido.

Sin hablar una palabra de inglés, y rodeado de todo tipo de personas, el venezolano describió su experiencia como viven los detenidos por inmigración en Estados Unidos.

“Para los negros era blanco, para los blancos era latino, para los latinos era venezolano y era el único”, recordó. “Teníamos una hora de sol a la semana, y con todo y eso, algunos presos ya no quería ni ver para afuera y tapaban las ventanas de las celdas con papel tualé”.

Lo vivido por Guzmán no dista en nada de lo que recuentan miles de inmigrantes latinoamericanos en manos de Inmigración y Aduanas. Sin embargo, el comediante tuvo la suerte de contar con un equipo de personas que movieron cielo y tierra para lograr que el juez desechara los cargos y le otorgara la libertad el 18 de octubre.

Guzmán fue llevado a otro centro de detención donde agentes de ICE se mofaron de él, y finalmente lo soltaron “en el medio de la nada”.

Sea cual sea el mensaje, la administración Trump no distingue entre nacionalidades en la práctica. Mientras seas Latino, lo único que importa es tu voto.

00:00 / 00:00
Ads destiny link