LIVE STREAMING
Alexandria Ocasio-Cortez ha sido uno de los fenómenos más importantes en estas primarias. Su campaña y su determinación han inspirado a muchos otros candidatos a nivel nacional. Foto: Campaña Ocasio 2018.
Alexandria Ocasio-Cortez ha sido uno de los fenómenos más importantes en estas primarias. Su campaña y su determinación han inspirado a muchos otros candidatos a nivel nacional. Foto: Campaña Ocasio 2018.

2018, el año en el que el Partido Demócrata rompió su paradigma

Las elecciones primarias del 2018 han demostrado un profundo cambio en las filas del Partido Demócrata, donde mujeres, minorías y políticos neófitos han roto…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Esperanza par Venezuela

Noviembre 28, 2022

Poder femenino al Congreso

Noviembre 25, 2022

Bolsonaro no se rinde

Noviembre 24, 2022

Esperanza luego de la COP27

Noviembre 22, 2022

Equipo tipo europeo

Noviembre 21, 2022

La igualdad en suspenso

Noviembre 21, 2022

La defensa de Infantino

Noviembre 19, 2022

Bienvenida a Panamá

Noviembre 17, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Quienes hayan seguido de cerca estas elecciones primarias han podido darse cuenta de que el escenario político de Estados Unidos en nada se parece a lo que se percibió en las elecciones del 2016.

Ante un presidente catalogado de misógino, racista y profundamente antiinmigrante, la respuesta de la contraparte demócrata ha sido precisamente la diversificación de sus filas, dando prioridad a mujeres y minorías raciales en una batalla que, aunque no es segura, promete cambiar la historia de la política nacional para siempre.

Para Elena Schneider, columnista de Politico, la conclusión más evidente a tan solo dos meses de las elecciones de mitad de periodo es esta: el hombre blanco es ahora la minoría entre los candidatos Demócratas a la Cámara de Representantes.

“Los Demócratas han nominado una estruendosa cifra de 180 candidatas en las primarias de la Cámara, rompiendo el récord anterior del partido de 120, según el Centro de Mujeres y Política Estadounidenses de Rutgers”, explica Schneider. “Al acercarse a las últimas primarias de 2018 esta semana, los demócratas también han nominado al menos a 133 personas de color y 158 candidatos que se postulan por primera vez para la Cámara”.

A través de campañas políticas de base y con estrategias poco tradicionales, los candidatos demócratas han peleado fuerte en distritos donde los puestos han sido dejados vacantes e incluso donde tradicionalmente existía una mayoría republicana.

Según explicó Martha McKenna, consultora demócrata, al medio, la fórmula ha sido radicalmente distinta a la tradicional: “Cuando un legislador estatal se postula al Congreso, esa es la fórmula que conocemos. Pero cuando una enfermera o una madre o un joven veterano decide postularse, su campaña se ve y se siente diferente y en el 2018 hay mucho poder en eso”.

Más específicamente, la fórmula con mayor éxito en estas primarias ha sido la de la mujer que representa a una minoría. Según el análisis llevado a cabo por Morning Consult entre los días 24 y 26 de agosto y con 1.970 votantes registrados, los votantes demócratas “prefieren a las candidatas por encima de los hombres por un neto de 19 puntos porcentuales”. Asimismo, los votantes “también son más propensos a preferir candidatos que son nativos americanos, negros o hispanos por encima de los blancos”.

Más sorprendente aún han sido los casos del presidente del Caucus Demócrata de la Cámara, Joe Crowley (D-N.Y.) y el representante Michael Capuano (D-Mass.) ambos progresistas pero hombres y blancos, quienes finalmente perdieron la nominación de su partido en manos de la base liberal representada por Alexandria Ocasio-Cortez y Ayanna Pressley, respectivamente.

El medio explica, en palabras de Sean McElwee, activista demócrata y cofundador de Data for Progress, que “esas victorias hablaron del poder de la representación descriptiva, donde los votantes quieren que sus funcionarios electos les representen desde una perspectiva demográfica en vez de tan solo en asuntos de políticas”.

Por otro lado, el Partido Republicano sigue prefiriendo el modelo del candidato hombre y blanco por encima de la fórmula de candidatas que representan minorías en un aproximado de 16 puntos porcentuales. Según el análisis llevado a cabo por David Wasserman en el Cook Political Report, “mientras que los demócratas en la Cámara podrían aumentar sus filas de mujeres en más de un tercio en noviembre, la cantidad de mujeres del Partido Republicano podría reducirse en una cantidad similar”.

Gran parte de lo que pudo impulsar este cambio en la bancada demócrata fue el avasallante movimiento #MeToo desde el primer día de la Administración Trump, así como el antagonismo del ala izquierda de la política a las medidas adoptadas por el gobierno en torno a la reforma fiscal, el derecho al aborto y la inmigración.

Si las elecciones de mitad de período son consideradas una ‘evaluación tácita’ del desempeño del gobierno de turno, la Administración Trump podría definitivamente salir muy mal parada.

00:00 / 00:00
Ads destiny link