LIVE STREAMING
Los niños inmigrantes, muchos de los cuales han sido separados de sus padres bajo una nueva política de "tolerancia cero" por parte de la administración Trump, están alojados en tiendas de campaña junto a la frontera con México en Tornillo, Texas, el 18 de junio de 2018. Mike Blake/Reuters.
Los niños inmigrantes, muchos de los cuales han sido separados de sus padres bajo una nueva política de "tolerancia cero" por parte de la administración Trump, están alojados en tiendas de campaña junto a la frontera con México en Tornillo, Texas, el 18…

El gobierno prefiere tener a los niños inmigrantes confinados a tiendas de campaña

Cientos de niños inmigrantes indocumentados han sido transferidos a un centro de detención inmigrante improvisado con tiendas de campaña durante las últimas…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Poder femenino al Congreso

Noviembre 25, 2022

Bolsonaro no se rinde

Noviembre 24, 2022

Esperanza luego de la COP27

Noviembre 22, 2022

Equipo tipo europeo

Noviembre 21, 2022

La igualdad en suspenso

Noviembre 21, 2022

La defensa de Infantino

Noviembre 19, 2022

Bienvenida a Panamá

Noviembre 17, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Lo primero que han visto los niños menores de edad separados de sus padres indocumentados al cruzar la frontera son centros de detención.

Desde hace semanas, y en mitad de la noche, estos menores han sido trasladados en autobuses a otro escenario: un campamento en el desierto en el oeste de Texas.

Esto es otro colateral más de la política de tolerancia cero impuesta por el Fiscal General Jeff Sessions, y aprobada por el Departamento de Seguridad Nacional, que fue implementada a principios de año para coartar a los inmigrantes indocumentados de cruzar la frontera y que, según datos hechos públicos por el gobierno, ha sido inefectiva.

Según reportó el New York Times el pasado domingo, los niños han pasado de estar en hogares de acogida privados o refugios, donde compartían habitación y donde eran supervisados por representantes legales asignados a sus casos, a un campamento en Tornillo (Texas) donde son albergados en grupos de 20, y donde el acceso a los servicios legales es limitado.

“Para hacer frente a las creciente población de refugiados, que han rondado cerca del 90% de su capacidad desde mayo, se está llevando a cabo una reorganización masiva que no tiene signos de desaceleración”, explica el Times. “Cientos de niños son enviados desde refugios al oeste de Texas cada semana, lo que representa un total de más de 1.600 hasta el momento”.

El gobierno había advertido durante el mes de septiembre que ampliaría sus instalaciones para albergar a menores inmigrantes en un aproximado de 3.600 camas y que lo mantendría en funcionamiento “hasta el final de año”, según reportaba entonces Talking Points Memo.

Aún cuando el Departamento de Salud y Servicios Humanos insiste en que esta expansión “no se debe a la política de tolerancia cero de la Administración”, el vocero de la agencia, Kenneth Wolfe, dio a entender al medio que “es preferible dejar a los niños bajo custodia del gobierno que entregarlos a familiares indocumentados”.

Desde que el gobierno decidiera separar a las familias en la frontera, más de 2.300 niños han quedado bajo custodia. Decisiones judiciales obligaron a la Administración a reunir a las familias separadas pero los esfuerzos no han sido suficientes y aún quedan alrededor de 400 niños por reubicar con sus padres, muchos de los cuales ya han sido deportados y el gobierno ha asegurado que no se hará responsable de su reunificación en estos casos.

Los 2.300 menores reportados se unen así una enorme cantidad de niños que han cruzado la frontera sin acompañantes, sumando alrededor de 13.000 niños inmigrantes detenidos, “la mayor población en la historia” según el Times.

Es por ello que el gobierno sigue intentando revocar el Acuerdo Flores que impedía la detención de un menor de edad durante más de 20 días, y ha acelerado procedimientos administrativos para que las deportaciones sean expeditas.

00:00 / 00:00
Ads destiny link