LIVE STREAMING
Photo: Manuel Balce Ceneta/Getty Images
Desde que habló contra los talibanes cuando era adolescente, Malala se ha convertido en una luchadora mundial por los derechos de las mujeres. Foto: Manuel Balce Ceneta/Getty Images

Malala acude a D.C. para hablar del apoyo de Estados Unidos a los derechos de las mujeres afganas

La joven de 24 años, que sobrevivió a un ataque de los talibanes cuando era adolescente, mantuvo una reunión a puerta cerrada con el Secretario de Estado…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

"Soy la guagua 47"

Junio 25, 2022

Latinos en Silicon Valley

Junio 24, 2022

Serie original latina

Junio 23, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

La Premio Nobel de la Paz Malala Yousafzai se reunió el lunes 6 de diciembre con el Secretario de Estado de Estados Unidos, Anthony Blinken, e hizo un llamamiento a Estados Unidos para que tome medidas que garanticen que las mujeres y las niñas afganas puedan volver a las aulas y al lugar de trabajo tras la toma del poder por los talibanes en Afganistán.

Blinken dijo que estaba muy ilusionado por "escuchar sus ideas sobre cómo podemos ser más eficaces a la hora de garantizar, mientras trabajamos por la equidad de género, que las niñas y las mujeres tengan acceso a la educación".

Yousafzai, una activista pakistaní por la igualdad de género que sobrevivió a un intento de asesinato por parte de los talibanes, dijo que había acudido al Departamento de Estado "para hablar de la igualdad en la educación de las niñas".

Antes de su reunión a puerta cerrada, Yousafzai señaló que Afganistán es actualmente el único país donde las niñas no tienen acceso a la educación secundaria.

"Se les prohíbe aprender, y he estado trabajando con niñas afganas y activistas femeninas y hay un mensaje de ellas: que se les dé el derecho a trabajar, que puedan ir a la escuela", dijo a Blinken.

Yousazfai también leyó una carta, dirigida al Presidente Joe Biden, de una niña de 15 años de Afganistán llamada Sotoodah. En su carta, Sotodah escribió que mantener las escuelas y universidades cerradas a las niñas es perjudicial para sus esperanzas de futuro.

"Si las niñas no aprenden, Afganistán también sufrirá. Como niña y como ser humano, necesito que sepan que tengo derechos. Las mujeres y las niñas tienen derechos. Los afganos tienen derecho a vivir en paz, a ir a la escuela y a jugar", escribió Sotoodah.

Los datos del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) respaldan la afirmación de la adolescente de que cuando las niñas no tienen acceso a la educación, su país se ve afectado por ello. A nivel social más amplio, un país con más niñas educadas conduce a un aumento de líderes femeninas, niveles más bajos de crecimiento de la población y una reducción de las presiones relacionadas con el cambio climático.

El poder de la educación de las niñas es también muy evidente cuando se trata del crecimiento económico de un país. Un aumento de un punto porcentual en la educación de las mujeres eleva el producto interior bruto (PIB) medio en 0,3 puntos porcentuales y aumenta el crecimiento anual del PIB en 0,2 puntos porcentuales.

Desde que tomaron el poder en Afganistán en agosto, los talibanes han impuesto fuertes restricciones al acceso de las niñas a la educación y han prohibido a las mujeres en determinados lugares de trabajo. El grupo hizo público el llamado "decreto sobre los derechos de la mujer", que establece las normas que rigen el matrimonio y la propiedad de las mujeres. No menciona la educación ni el empleo.

El país también ha caído en una crisis humanitaria y económica. Muchos funcionarios del gobierno, trabajadores de la salud y educadores se han quedado sin sueldo, ya que las naciones extranjeras y las instituciones financieras no están dispuestas a proporcionar financiación al gobierno dirigido por los talibanes.

La activista de 24 años dijo a Blinken que espera que Estados Unidos y la ONU colaboren para que las niñas puedan volver a sus escuelas lo antes posible.

"Sabemos que esto ha sido un reto, y queremos que se preste más atención a la educación, a los salarios de los profesores, porque estos son los valores que impiden... impiden que las escuelas funcionen", dijo Yousazfai.

Cuando Yousazfai tenía 15 años, los talibanes paquistaníes le dispararon en la cabeza en su autobús escolar, debido a su campaña en favor de la educación de las niñas, a la que se opone el grupo extremista militante.

Tras meses de tratamiento en su país y en el extranjero, se recuperó de este disparo casi mortal y fue galardonada con el Premio Nobel de la Paz 2014 por su labor de apoyo a la educación de las niñas.

Desde entonces, Yousazfai se ha graduado en la Universidad británica de Oxford, ha creado una publicación digital para niñas y mujeres y ha creado su propia productora de televisión.

00:00 / 00:00
Ads destiny link