LIVE STREAMING
Rep. Joaquin Castro led a Congressional delegation to the Carrizo Springs Office of Refugee Resettlement facility for unaccompanied children in Texas. Photo: Twitter
El representante Joaquín Castro encabezó una delegación del Congreso a las instalaciones de la Oficina de Reasentamiento de Refugiados de Carrizo Springs para niños no acompañados en Texas. Foto: Twitter

Los Reps. Joaquín Castro e Ilhan Omar se suman a la "búsqueda de soluciones" para los niños no acompañados

Castro se unió a los representantes. Pete Aguilar (CA-31), Ilhan Omar (MN-5), Barbara Lee (CA-20), Jimmy Panetta (CA-20), Jennifer T. Wexton (VA-10) y Rashida…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

El gobierno de Biden se está ocupando de cómo procesar y alojar rápidamente a los niños y adolescentes no acompañados que cruzan la frontera entre Estados Unidos y México. La mayoría de los menores ofrecen una razón sencilla para venir: reunirse con un padre o padrino que ya ha emigrado previamente aquí.

El aumento del número de niños migrantes ha puesto a prueba la capacidad de detenerlos y albergarlos de forma segura, y hay informes sobre las condiciones deficientes y de hacinamiento en las instalaciones del CPB. La situación se ha convertido rápidamente en una crisis humanitaria.

El viernes 26 de marzo, el representante Joaquín Castro encabezó una delegación del Congreso a las instalaciones de la Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR) de Carrizo Springs para los niños no acompañados en la frontera, con el fin de garantizar un trato humano y un proceso ordenado para que los niños se reúnan con sus familias mientras se revisan sus casos de asilo.

Las instalaciones de la ORR tienen capacidad para albergar a unos 1.000 niños no acompañados. 

Castro se unió a los Reps. Pete Aguilar (CA-31), Ilhan Omar (MN-5), Barbara Lee (CA-20), Jimmy Panetta (CA-20), Jennifer T. Wexton (VA-10) y Rashida Tlaib (MI-13). 

Los siete representantes recorrieron las instalaciones de la ORR, hablaron con los niños y ofrecieron después una rueda de prensa. 

El representante Castro señaló el aumento de la discusión y la controversia sobre las condiciones en la frontera. 

Las aprehensiones fueron drásticamente menores en 2020, pero puede considerarse una anomalía debido al Título 42, implementado cerca del inicio de la crisis de Covid-19 en EE.UU., que permitió la rápida expulsión de los que cruzan la frontera sin autorización y de los solicitantes de asilo. 

Los migrantes no tenían derecho a presentar un caso ante un juez de inmigración para permanecer en Estados Unidos, y la mayoría de los que estaban sujetos a las medidas del Título 42 fueron devueltos rápidamente a México. 

En noviembre de 2020, un tribunal federal ordenó el cese de esta práctica, y el 29 de enero de 2021, el Tribunal de Apelaciones del Circuito de Columbia levantó la suspensión, permitiendo la expulsión de los menores mientras se revisa el caso. El gobierno de Biden ha decidido no realizar esta práctica, pero sigue devolviendo a adultos y familias

El número total de aprehensiones de este año, aunque ha aumentado, es en realidad menor que en 2019, y cuando se pone en el contexto adecuado, es una continuación de 2019. Esto no es nuevo, y ha sido una tendencia continua desde 2014.

"Tenemos que ser claros en algo", comenzó Castro. "El presidente Biden heredó una situación en la que la administración anterior había tratado de desmantelar la infraestructura para procesar a los solicitantes de asilo y asentar a los solicitantes de asilo en los Estados Unidos. Fue una administración que fue dirigida en muchos aspectos en estos temas por Stephen Miller".

Continuó haciendo referencia a la gestión de la inmigración durante la pandemia. Con el Título 42, la administración de Trump pudo expulsar a todos los que llegaron y pidieron asilo. 

"Lo que se permite hacer a la gente en todo el mundo, no solo presentándose en la frontera de Estados Unidos, sino en cualquier frontera del mundo en consonancia con el derecho internacional", continuó Castro. 

Subrayó que los menores no acompañados no están siendo expulsados, sino que el problema son las condiciones en las que son retenidos. Como se ha podido comprobar con las imágenes de la CBP recientemente publicadas, estas instalaciones suelen estar sometidas a condiciones inhumanas

"Son condiciones horribles, que incluso estas instalaciones, que tienen mejores condiciones que los centros de procesamiento de la CBP, no son los lugares para los niños. Que los niños deben pasar rápidamente a sus patrocinadores familiares", continuó Castro. "Y por eso estamos aquí hoy para encontrar soluciones".

El congresista señaló que habrá instalaciones adicionales de procesamiento para migrantes no acompañados en San Antonio Texas, el Centro de Convenciones de Dallas y una en San Diego, California, con la posibilidad de que haya más. Aun así, indicó que el objetivo final es que la estancia en estas instalaciones sea lo más breve posible, para que los niños puedan reunirse con sus familias o patrocinadores.

La representante Omar, quien fue en su día una niña refugiada, dijo que la experiencia de visitar las instalaciones le hizo recordar su experiencia de huida a Estados Unidos a los ocho años. 

"Se oye decir que el presidente no podía decirles que no vinieran. ¿No podríamos tener mensajes y señales enviadas por una administración de líderes para decir a estas familias que sean responsables y que no hagan pasar a sus hijos por los horrendos viajes que están haciendo pasar a sus hijos?", dijo. 

"Y lo que quiero recordar a la gente es que cuando mi padre tomaba una decisión por mí a la edad de 8 años, para huir del conflicto, estaba tomando una decisión por mí para vivir", continuó Omar. 

00:00 / 00:00
Ads destiny link