LIVE STREAMING
(Photo of November 13, 2018) Rep. Al Green (D-TX) introdujo un documento a la Cámara de Representantes donde expone la necesidad del juicio político contra Donald Trump. (Photo by Chip Somodevilla/Getty Images)
(Photo of November 13, 2018) Rep. Al Green (D-TX) introdujo un documento a la Cámara de Representantes donde expone la necesidad del juicio político contra Donald Trump. (Photo by Chip Somodevilla/Getty Images)

¿Puede un presidente racista ir a juicio?

El Representante Demócrata de Texas, Al Green, introdujo un documento para solicitar el inicio del juicio político contra el presidente Donald Trump,…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Tour por América Latina

Septiembre 30, 2022

Cuba vota por más derechos

Septiembre 29, 2022

Reforma tributaria en Chile

Septiembre 26, 2022

168 réplicas en México

Septiembre 19, 2022

Alerta en Puerto Rico

Septiembre 18, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Si usted se ha estado preguntando “¿Qué están esperando los Demócratas?” en cuanto al juicio político de Donald Trump (impeachment), sepa que no es el único.

El día martes, y para sorpresa de muchos, el representante demócrata de Texas, Al Green, introdujo un documento que expone la necesidad de iniciar el proceso lo antes posible.

Green argumentó que Trump “no es apto para ser presidente, no es apto para representar los valores estadounidenses de decencia y moralidad, respetabilidad, civilidad, honestidad y propiedad, reputación e integridad”.

La decisión del congresista estuvo impulsada por los últimos comentarios racistas del presidente contra las representantes Alexandria Ocasio-Cortez (N.Y.), Ilhan Omar (Minn.), Ayanna Pressley (Mass.) and Rashida Tlaib (Mich.) en las que les invitaba a “volver a sus países”, cuestionando la ciudadanía de cuatro personas democráticamente electas al Congreso de Estados Unidos.

Green aprovechó la sesión de la Cámara, planificada para votar sobre una resolución simbólica contra la retórica presidencial, para exponer el caso del racismo endógeno de la Casa Blanca - desde las políticas anti-inmigrantes hasta el proselitismo digital.

“A través de sus declaraciones, Donald John Trump ha traído la desgracia al alto cargo de Presidente de Los Estados Unidos”, continúa el documento de Green. “Ha ridiculizado, deshonrado y desprestigiado (el puesto), ha sembrado semillas de discordia entre los ciudadanos estadounidenses, ha demostrado que no es apto para ser presidente y ha traicionado su confianza (del pueblo) ante el daño manifiesto cercenado. Asimismo, ha cometido un delito menor considerable ostentando el cargo”.

Según explicó el Washington Post, el documento introducido por Green “obligará a los demócratas en la Cámara a lidiar con el asunto en el corto plazo debido a la naturaleza privilegiada de la resolución”.

Ello implica que, bajo las reglas de la Cámara, la presidenta Nancy Pelosi – quien se ha opuesto a un juicio político contra Trump desde el principio – deberá decidir entre intentar bloquear el artículo de Green y dividir el partido, remitirlos al Comité Judicial de la Cámara de Representantes para que sea considerado o sencillamente permitir una votación inmediata.

El Post agrega que, de Pelosi no hacer nada, Green está en el derecho de forzar una votación en un lapso de dos días legislativos.

A pesar de la presión interna del Partido, donde muchos han insistido en que la opción de Green es el camino a seguir, es poco probable que el liderazgo demócrata realmente llegue al punto de votar siquiera a favor de comenzar indagaciones previas al juicio.

“Eso lo decidirá nuestro equipo de líderes”, dijo Pelosi sobre la decisión de Green de introducir el documento.

Pero la cercanía de la audiencia de Robert Mueller ante el Congreso sobre su investigación y la evidencia de obstrucción de justicia por parte de Donald Trump es un asunto álgido para la mayoría demócrata.

Sin embargo, existe una vía alterna.

Garrett Epps, profesor de derecho constitucional de la Universidad de Baltimore, escribió una columna para The Atlantic donde sugiere una ruta más lenta, pero más productiva que el juicio político.

Epps recupera el episodio histórico en el que William W. Belknap, secretario de guerra del presidente Ulysses S. Grant, se transformó en el único secretario de un gabinete en ser sometido a juicio político en la historia de Estados Unidos.

“Si Pelosi no se atreve a destituir a Trump, tal vez se digne a enjuiciar a sus títeres”, escribe el profesor.

De una u otra manera, ¿cuál es la solución para un presidente racista?

00:00 / 00:00
Ads destiny link