LIVE STREAMING
LEXINGTON, KY - NOVIEMBRE 04: El Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, está junto al Líder de la Mayoría del Senado, Mitch McConnell, durante un mitin de campaña en el Rupp Arena el 4 de noviembre de 2019 en Lexington, Kentucky. (Foto de Bryan Woolston/Getty Images)
LEXINGTON, KY - NOVIEMBRE 04: El Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, está junto al Líder de la Mayoría del Senado, Mitch McConnell, durante un mitin de campaña en el Rupp Arena el 4 de noviembre de 2019 en Lexington, Kentucky.  (Foto de Bryan…

El miedo de los Republicanos a la evidencia, o porqué la mayoría en el Senado no quiere un juicio largo contra Trump

La estrategia de la mayoría Republicana hacia el juicio político de Trump en el Senado ha levantado muchas cejas sobre la imposibilidad de un proceso justo.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

168 réplicas en México

Septiembre 19, 2022

Alerta en Puerto Rico

Septiembre 18, 2022

Gobernador de Texas abusa

Septiembre 17, 2022

¿Krasner en desacato?

Septiembre 15, 2022

Filadelfia apoya el aborto

Septiembre 15, 2022

ACLU tras Mayorkas

Septiembre 13, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Después de que el pasado miércoles el Comité Judiciario de la Cámara anunciara la consideración de dos artículos de juicio político contra el presidente Trump, ya el Partido Republicano sabía a qué atenerse cuando de defensa legal se trataba.

Abuso de poder y obstrucción del Congreso son los dos cargos por los que se acusa a Trump después de meses de investigación por parte de los Comités en la Cámara de mayoría demócrata.

A pesar de la gran evidencia y de infinitas horas de testimonio, los Republicanos siguen insistiendo en que se trata de un “golpe político” por parte de los Demócratas, quienes no habrían “superado” el hecho de haber perdido las elecciones en el 2016.

Ahora que el impeachment pasa al suelo del Senado, el tribalismo Republicano ha vuelto a aparecer en escena, cuando el líder de la mayoría, el Senador Mitch McConnell dijo la semana pasada estar “trabajando mano a mano con la Casa Blanca” para prepararse para el juicio.

Según reportó el New York Times, el presidente ha presionado en privado por “un proceso prolongado que le permita una defensa teatral”. Pero McConnell, por su parte, se ha resistido y ha insistido en un “evento más corto y digno”.

Está de más decir que la abierta determinación de McConnell de trabajar con la Casa Blanca le compromete inmediatamente en el asunto, dándole la razón a quienes argumentan que los Republicanos no pueden ser imparciales.

El representante Val B. Demings, demócrata de Florida –quien podría ser el coordinador de la Cámara durante el juicio– dijo en una declaración que “ningún tribunal en el país permitiría que un miembro del jurado sirviera también como abogado defensor del acusado.”

Demings fue más allá exigiendo que McConnell se recusara del procedimiento: “En el momento en que el Senador McConnell preste juramento de imparcialidad requerido por la Constitución, estará violando ese juramento.”

Y es que el riesgo para el partido de McConnell es que, mientras más espacio se le de a la inmensa evidencia en manos de los Demócratas, más difícil será defender al presidente.

Por su parte, el líder de la minoría en el Senado, Chuck Schumer, dirigió una carta a su colega invitándole a respetar la necesidad de que el juicio sea justo.

“Los Demócratas en el Senado creen fuertemente, y confío en que los Republicanos están de acuerdo en esto, que este juicio debe ser uno justo, que considere todos los hechos relevantes y que implemente el Poder de Impeachment del Senado bajo la Constitución con integridad y dignidad”, escribió Schumer.

Para ello, el senador recomienda invitar a testigos al suelo del Senado del calibre de Mick Mulvaney (jefe de personal de Trump), John Bolton (ex asesor de Seguridad Nacional) y Michael Duffey, Director Asociado de Seguridad Nacional.

Los Demócratas, de esta manera, demuestran la confianza que tienen en la evidencia recolectada, y en cómo los últimos testimonios podrían clavar el último clavo en el ataúd de la presidencia de Donald Trump.

Es por ello que la defensa del presidente no quiere nuevos testigos, y un procedimiento rápido en el que la mayoría Republicana sencillamente absuelva al presidente, a pesar de tener toda la evidencia en contra.

Sin embargo, ambos líderes deberán ponerse de acuerdo en los parámetros del juicio que se presume empezará tan pronto como la primera semana del 2020.

Según dijo el vocero de McConnell, Doug Andres, el líder republicano no pretende negociar “públicamente” antes de reunirse con Schumer, reportó Politico.

Antes de hacerlo, el Senador Republicano deberá asegurar al menos 51 de los 53 senadores republicanos de su lado, y así dictaminar las reglas –y, honestamente, el resultado– del cuarto impeachment en la historia del país.

00:00 / 00:00
Ads destiny link