LIVE STREAMING
Rep. Veronica Escobar. Fotofrafía: Tom Williams/CQ-Roll Call via Getty Images
Rep. Veronica Escobar. Fotofrafía: Tom Williams/CQ-Roll Call via Getty Images

El nombramiento de Verónica Escobar para el Comité Selecto de la Cámara de Representantes sobre la Crisis Climática es vital para la equidad medioambiental

Escobar es el único miembro latino del comité.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

El martes 26 de enero la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, anunció que la representante de Texas, Verónica Escobar, formará parte del Comité Selecto de la Cámara de Representantes sobre la Crisis Climática durante el 117º Congreso. 

La presidenta del Comité Selecto, la diputada Kathy Castor, respaldó el nombramiento y confía en que la visión de Escobar sobre la innovación en materia de energía limpia ampliará las oportunidades para las comunidades de color, creará nuevos empleos y disminuirá la contaminación.

"Su liderazgo es vital para garantizar que nuestro ejército tenga las herramientas necesarias para proteger a Estados Unidos; su impulso a la investigación y el desarrollo de la energía solar beneficiará a los trabajadores de Texas y de todo el país", dijo Castor en un comunicado. 

El nombramiento de Escobar es aún más vital dados los últimos cuatro años de política medioambiental en el país.

Durante el 116º Congreso, los miembros demócratas y el personal del Comité Selecto revelaron su plan de acción en relación con el cambio climático, titulado "Resolver la crisis climática: El plan de acción del Congreso para una energía limpia y una América sana, resistente y justa".

En éste se pide al Congreso que garantice que los agricultores puedan combatir con éxito los impactos del cambio climático, proteger las tierras y las aguas de la nación para las generaciones venideras, también resguardar la salud de todos los ciudadanos y hacer avanzar nuestra economía mediante puestos de trabajo de energía limpia. 

El estado actual de la justicia climática es menos que óptimo, por decirlo suavemente. La agenda antiambiental de la administración Trump tuvo repercusiones devastadoras en comunidades de todo el país. 

A lo largo de sus cuatro años en la Casa Blanca, Trump intentó recortar más de 90 normas y regulaciones ambientales relativas al aire limpio, el agua, la vida silvestre y los productos químicos tóxicos. 

Entre 2017 y 2019, hubo 44 eventos meteorológicos y climáticos extremos únicos con daños que costaron a Estados Unidos más de 460.000 millones de dólares. 

La administración anterior también desacreditó activamente los efectos del cambio climático y contribuyó aún más al daño al aflojar los requisitos para los contaminadores que emiten gases de efecto invernadero. 

Esto es peligroso para todos los estadounidenses pero los estadounidenses negros y latinos soportan una carga significativamente mayor de contaminación atmosférica, según una nueva investigación de un equipo dirigido por la Universidad de Washington y la Universidad de Minnesota.

Estos hallazgos, publicados en marzo de 2019 por la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, expusieron que la contaminación del aire que sufren los estadounidenses negros e hispanos es generada principalmente por los estadounidenses blancos no hispanos. 

La investigación pudo demostrar por primera vez la clara brecha racial entre quién crea la contaminación del aire y quién la respira.

Un estudio más reciente descubrió que los altos niveles de contaminación atmosférica tienen una correlación directa con la probabilidad de que una persona pierda la vida a causa del COVID-19. El 71% de la población negra y el 80% de los latinos residen en zonas que infringen la normativa federal sobre contaminación atmosférica, lo que contribuye aún más a las disparidades sanitarias a las que se enfrentan las comunidades de color durante la pandemia.

Estos resultados ilustran perfectamente lo que se conoce como racismo ambiental, un término acuñado por el académico Robert Bullard.

El racismo ambiental se refiere a "las políticas, prácticas o directivas que afectan de forma diferencial o desfavorable (ya sea de forma intencionada o no) a individuos, grupos o comunidades por motivos de raza o color". 

La diversidad es esencial en todos los ámbitos del gobierno pero cuando se trata de la justicia climática es especialmente importante que la gente de color tenga poder. 

"Estoy agradecido a la presidenta Pelosi y al presidente Castor por la oportunidad de servir en el Comité Selecto sobre la Crisis Climática", dijo Escobar. "Estoy dispuesto a trabajar en políticas ambientales audaces e innovadoras que beneficien a El Paso y a las comunidades de todo el país, a combatir la amenaza del cambio climático y a proteger nuestro planeta para las generaciones futuras".

00:00 / 00:00
Ads destiny link