LIVE STREAMING
Photo: (Left) Ira L. Black/Getty Images, (right) photo of Ma’Khia obtained by BET
Estados Unidos aún tiene un largo camino por recorrer. Foto: (Izquierda) Ira L. Black/Getty Images, (Derecha) foto de Ma’Khia obtenido por BET

El caso de Ma'Khia Bryant muestra que la lucha por la justicia está lejos de terminar

Condenar a un policía que era un asesino no hace nada en el gran esquema de todo un sistema construido para matar y encarcelar a la gente de color.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Esperanza par Venezuela

Noviembre 28, 2022

Poder femenino al Congreso

Noviembre 25, 2022

Bolsonaro no se rinde

Noviembre 24, 2022

Esperanza luego de la COP27

Noviembre 22, 2022

Equipo tipo europeo

Noviembre 21, 2022

La igualdad en suspenso

Noviembre 21, 2022

La defensa de Infantino

Noviembre 19, 2022

Bienvenida a Panamá

Noviembre 17, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Mientras se resolvía la tan esperada búsqueda de justicia en un tiroteo policial en Minneapolis el martes 20 de abril, se producía otro minutos antes de que se anunciara el veredicto en el juicio del ex policía Derek Chauvin. 

En Columbus (Ohio), un agente de policía disparó mortalmente a Ma'Khia Bryant, de 16 años, a la salida de su casa. Muchos de los detalles del suceso siguen siendo ambiguos, incluso después de que el departamento de policía local publicara rápidamente un vídeo editado de la cámara del agente sobre el caótico incidente que tuvo lugar en la entrada de una calle de los suburbios. 

Hazel Bryant, tía de Ma'Khia, dijo a Statehouse News Bureau de Ohio que su sobrina supuestamente llamó a los oficiales alrededor de las 4:30 p.m., después de que un grupo de "niños mayores" la amenazara con agredirla. No detalló la naturaleza de la amenaza. 

El Departamento de Policía de Columbus, sin embargo, no pudo dar una respuesta definitiva sobre si Bryant fue quien pidió ayuda. 

Las imágenes de vídeo muestran a un agente saliendo de su coche y acercándose al grupo, preguntando qué estaba pasando, mientras se producía una pelea física entre Bryant y los chicos mayores. 

En el vídeo, parece que Bryant, en defensa propia, empujó a una persona que cayó al suelo. A continuación, parece que saca un cuchillo y lo blande contra una chica que estaba sentada en el capó de un coche. 

Fue en ese momento cuando el agente disparó su arma al menos cuatro veces, alcanzando a Bryant, que murió poco después. Tras los disparos, se oye a los transeúntes de fondo gritar "¡es sólo una niña!". 

Aparentemente en respuesta, se oye a un agente decir "tenía un cuchillo, sólo corrió hacia ella". 

Un vídeo grabado por un transeúnte muestra a los agentes arrodillados junto a Bryant, administrándole reanimación cardiopulmonar. 

En el momento del tiroteo, Bryant estaba en régimen de acogida y parecía haber estado fuera de su actual hogar de acogida. Hazel dijo al Dispatch que su sobrina se había visto envuelta en un tenso altercado con otra persona en el hogar. 

Todavía no está claro qué llevó al momento en que los agentes llegaron al lugar. Tampoco se sabe de quién era el cuchillo que se ve en la grabación, ni quién lo llevó al lugar. 

Cuando el vídeo se ralentiza, se puede ver a Bryant sosteniendo el cuchillo poco antes de ser disparado. Su tía explicó que sí soltó el cuchillo justo antes de ser golpeada. 

Tras el histórico veredicto sobre justicia racial en Minneapolis, que supuso la condena de Derek Chauvin por los tres cargos que se le imputaban, muchos en la comunidad negra sintieron que por fin podían respirar, pero la opresión no descansa.

Por desgracia para el sistema, la comunidad tampoco descansa. Una multitud se reunió el martes por la noche en el lugar de los hechos en Legion Lane, que la policía había bloqueado parcialmente al tráfico. Otros se reunieron en la sede de la policía de la ciudad.

Cientos de manifestantes empujaron las barreras policiales fuera de la sede, acercándose a los agentes mientras los funcionarios de la ciudad estaban dentro viendo las grabaciones de las cámaras corporales. Muchos coreaban la frase "Di su nombre", mientras otros llamaban la atención sobre la edad de Bryant, gritando "era sólo una niña".

¿Por qué decimos su nombre?

El canto de "Say Her Name" es significativo en el sentido de que es una campaña nacida de la necesidad de concienciar sobre el número de mujeres y niñas que son asesinadas por los agentes de la ley. 

La profesora Kimberlé Crenshaw, que acuñó el término "interseccionalidad" en la década de 1980, demostró la urgencia de la existencia de la campaña cuando habla en reuniones públicas. 

Ante una multitud, Crenshaw lee los nombres de hombres y niños negros desarmados cuyas muertes encendieron el movimiento Black Lives Matter, como Eric Garner, Freddie Gray y Tamir Rice. Pide al público que se ponga en pie hasta que escuche un nombre desconocido.

"Luego digo los nombres de Natasha McKenna, Tanisha Anderson, Michelle Cusseaux, Aura Rosser, Maya Hall. Cuando llego al tercer nombre, casi todos se han sentado. Para el quinto, los únicos que están de pie son los que trabajan en nuestra campaña", explicó Crenshaw.

Continúan las protestas

Mientras se desarrollaban las manifestaciones, los agentes en bicicleta se enfrentaron a los manifestantes, amenazando con desplegar gas pimienta sobre la multitud. Pero el evento, al igual que este movimiento, persistió. 

Los manifestantes que llevaban carteles de Black Lives Matter, megáfonos y un altavoz se unieron a la multitud original en Legion Lane, reuniéndose detrás de la cinta de la escena del crimen a media manzana de distancia de donde se produjo el tiroteo. 

Hablando a través de un megáfono, el miembro de la comunidad K.C Taynor mencionó el veredicto de Chauvin, diciendo "no podemos celebrar nada. Al final, no se puede ser negro". 

Kiar Yakita, fundadora del Movimiento de Liberación Negra, no se mostró sorprendida cuando se enteró de que se había producido otro tiroteo policial. 

"¿Por qué han matado a este bebé?", preguntó en voz alta.

Hana Abdur-Rahim, del Colectivo de Abolicionistas Negros, confirmó esta respuesta estoica, describiendo que este es un día más en la América Negra. 

"Estamos en un genocidio literal. Estamos luchando por nuestras vidas", dijo Abdur-Rahim.

"Una naturaleza maternal"

La madre de la adolescente, Paula Bryant, dijo a un reportero de 10TV que había sido una estudiante de honor y una "niña dulce". 

"Era una niña muy cariñosa y pacífica", dijo. "Ma'Khia tenía un carácter maternal, promovía la paz y eso es algo que quiero que se recuerde siempre". 

00:00 / 00:00
Ads destiny link