LIVE STREAMING
Miembro de la Fuerza Democrática Siria camina en medio de escombros en Raqqa (Rodi Said / Reuters)
Miembro de la Fuerza Democrática Siria camina en medio de escombros en Raqqa (Rodi Said / Reuters)

Lo que no sabías de la sangrienta participación de EE.UU en la guerra en Siria

Bombardeos indiscriminados, crímenes de guerra y destrucción completa de asentamientos civiles son tan sólo algunos de los resultados de la intervención…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Juzgar el nuevo

Junio 28, 2022

CCP+Rowan

Junio 28, 2022

Un refugio para el aborto

Junio 28, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

En la guerra y en la política, la hipocresía está siempre a la orden del día.

Mientras Estados Unidos señalaba y denunciaba a viva voz las atrocidades cometidas por el régimen de Bashar Al-Assad en Siria, su campaña contra los asentamientos del Estado Islámico (frecuentemente conocido como ISIS) en la ciudad de Raqa cobraban la vida de cientos de civiles en “bombardeos indiscriminados”, cometiendo posibles crímenes de guerra, dijo Amnistía Internacional este martes.

A través de un informe titulado “Sin Lugar para Correr. Atradaos en Raqqa, Siria”, la organización de derechos humanos expuso una amplia investigación llevada a cabo durante el mes de febrero en la ciudad, donde durante dos semanas visitaron 42 zonas afectadas y entrevistaron a 112 testigos y sobrevivientes, según reportó Reuters.

“La operación militar de cuatro meses para expulsar al grupo armado autodenominado Estado Islámico (EI) de Raqqa – su capital declarada en Siria – mató a cientos de civiles, hirió a muchos más y arrasó con la ciudad entre los meses de junio y agosto del 2017”, reza el informe. “Los residentes se vieron atrapados mientras las peleas aumentaban en las calles de la ciudad mientras un constante bombardeo aéreo y ataques de artillería sacudían a la población día y noche”.

Si bien antes del inicio de la campaña militar el Secretario de Defensa James Mattis prometió “una guerra de aniquilación” contra el EI, quienes realmente cobraron el precio fueron los civiles inocentes.

Tanto Estados Unidos como sus aliados (Reino Unido y Francia) habrían entonces “violado la ley humanitaria internacional”, según Amnistía Internacional.

“Cuando tantos civiles son asesinados ataque tras ataque, algo está claramente mal”, dijo Donatella Rovera, asesora de respuesta ante la crisis de la organización. “Y para empeorar esta tragedia, después de tantos meses los incidentes no han sido investigados. Las víctimas merecen justicia”.

Por su parte, los países involucrados en la campaña militar han argumentado que “cuando tienes un enemigo que utiliza no combatientes como daño colateral, es muy difícil pelear contra ese tipo de enemigo y evitar bajas civiles”, según declaró el Coronel del ejército estadounidense Sean Ryan, vocero de la coalición.

Sin embargo, y según reportó EFE, los yihadistas sólo dominan un 3% del territorio sirio, y mantienen presencia tan sólo en las provincias de Deraa, Al Hasaka y Deir al Zur, “después de haber perdido el control de otras siete provincias desde el 2017”.

Es por ello que la magnitud del ataque estadounidense parece, a todas miras, desproporcionado.

Y la crueldad no termina allí.

Este lunes, al menos 11 civiles fallecieron y varios resultaron heridos en el noreste de Siria a causa de los bombardeos que continúan llevándose a cabo por parte de la coalición, según afirmó el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

Hasta el momento existen varios cuerpos sin recuperar pues “los bombardeos se prolongaron durante toda la jornada del lunes”, informó The Objective, habiendo varios desaparecidos que podrían sumarse al número de muertos.

“El objetivo de los aviones de guerra ha sido la localidad de Al Yazaa, en el sur de Al Hasaka, una zona donde la FSD (Fuerzas de Siria Democrática) – una alianza armada liderada por milicias kurdas y apoyada por Washington – desarrolla una ofensiva contra el Estado Islámico”, continúa el medio. Los ataques se han intensificado en esta zona para “destruir deliberadamente casas de civiles, sobre todo en los pueblos donde los habitantes se niegan a unirse a las Fuerzas”.

La intervención estadounidense también será política.

El país americano no sólo ha permitido la destrucción masiva del país árabe, sino también ha anunciado que boicoteará la sesión de este martes en la Conferencia para el Desarme, argumentando que “Siria está utilizando su presidencia en el organismo para ‘normalizar’ el régimen”, según reportó el Straits Times.

"Basándonos en los repetidos intentos de Siria de utilizar su presidencia de la Conferencia para el Desarme la semana pasada para normalizar el régimen y su comportamiento inaceptable y peligroso, no estamos participando en la sesión de hoy", dijo Robert Wood, embajador de Estados Unidos ante el organismo con sede en Ginebra, en un comunicado.

Siria asumió la semana pasada la presidencia del organismo que consiste en un sistema rotativo instaurado hace décadas entre sus 65 estados miembros, y que sigue el orden alfabético de los nombres de los países en inglés.

Nadie sería capaz de discutir los macabros ataques del gobierno de Damasco contra su pueblo – entre armas químicas de cloro y sarín, y la constante destrucción de las ciudades tomadas por los rebeldes al gobierno desde el 2011 -, pero el aprovechamiento de las circunstancias por países como Estados Unidos y Rusia ha desplazado a la comunidad civil, intercambiándole por el acceso a recursos en suelo sirio y el control sobre la puerta al mediterráneo.

 

LEE AQUÍ: “Un breve resumen del conflicto en Siria”.

00:00 / 00:00
Ads destiny link