LIVE STREAMING
El Estado de Arizona ha recurrido a nuevas maniobras para perjudicar a los jóvenes inmigrantes indocumentados llegados al país durante la infancia, mejor conocidos como Dreamers. REUTERS / JOHN GASTALDO
El Estado de Arizona ha recurrido a nuevas maniobras para perjudicar a los jóvenes inmigrantes indocumentados llegados al país durante la infancia, mejor conocidos como Dreamers. REUTERS / JOHN GASTALDO Archivo.

Arizona vs. Dreamers

El pasado lunes, la Corte Suprema de Arizona aprobó la sentencia de la Corte de Apelaciones del año pasado que eliminará los beneficios de matrícula…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

168 réplicas en México

Septiembre 19, 2022

Alerta en Puerto Rico

Septiembre 18, 2022

Gobernador de Texas abusa

Septiembre 17, 2022

¿Krasner en desacato?

Septiembre 15, 2022

Filadelfia apoya el aborto

Septiembre 15, 2022

ACLU tras Mayorkas

Septiembre 13, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

La Corte Suprema de Arizona ha decidido ponerle un obstáculo más a alrededor de 2.000 jóvenes indocumentados llegados al país cuando niños (Dreamers) en su lucha por llevar una vida normal de ciudadanos estadounidenses.

Según reportó AZ Central, la sentencia de la corte prohibiría a las universidades estatales a otorgarles matrícula de residente a los jóvenes inmigrantes, estando “unánimemente de acuerdo con la sentencia de la Corte de Apelaciones de Arizona, que argumentó la existencia de leyes federales y estatales” que prohibirían el beneficio.

De acuerdo a un reportaje de Univisión, los llamados Dreamers se benefician de “protección de la deportación y permisos de trabajo (…) pero no otorga un estatus migratorio permanente a sus beneficiarios. Tampoco son elegibles para becas federales”.

Hasta el día lunes, estos jóvenes beneficiados del Programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), eran capaces de “recibir tasas más bajas en las matrículas universitarias de residente en las universidades de Arizona State, Arizona y Northern Arizona desde el 2015”, explicó NBC News.

Asimismo, y según un documento citado por el medio, “las tarifas para residentes en universidades como la Arizona State, por ejemplo, son de 10.640 dólares, en comparación con las tasas de 26.470 de estudiantes no residentes”.

Sin embargo, la junta de Regentes de Arizona aprobó una tasa de matrícula inferior en el 2015 para no residentes que se hayan graduado de una escuela secundaria en el estado, que sería alrededor del 150% de una matrícula estatal (14.751 dólares) según continúa AZ Central.

Si bien la Corte Suprema no dio mayores detalles sobre su decisión – argumentando que la sentencia completa sería publicada el próximo 14 de mayo – sí aseguró que “los colegios universitarios y otras universidades estatales tendrán todo el tiempo posible para reorganizar a aquellos afectados por la decisión”.

Para representantes hispanos del estado, como Rubén Gallego del 7mo Distrito, la decisión de la Corte “le cerrará la puerta en las narices a miles de estudiantes de Arizona que no quieren sino conseguir una educación”, dijo en un comunicado a través de Twitter.

“Estos Dreamers crecieron asistiendo a escuelas en Arizona, y quieren continuar con carreras que contribuyan con las comunidades en Arizona e impulsen nuestra economía,” continuó. “Pero gracias a (la sentencia), ahora tendrán que pagar el triple que sus compañeros de clase para conseguir esas metas – implicando que muchos quizás no tengan la capacidad de ir a la universidad en lo absoluto.”

Esta no es la primera vez que el estado de Arizona arremete contra los jóvenes indocumentados.

Desde el 2012, el estado ha intentado negarle el derecho a la licencia de conducir a los Dreamers, después de que el entonces gobernador Jan Brewer emitiera una orden ejecutiva que intentaba prohibir a los jóvenes indocumentados “cualquier beneficio público estatal”, según reportaba entonces AZ Central.

La orden fue denunciada por un grupo de organizaciones pro-inmigrantes y llevada a juicio a través de una demanda.

Finalmente, el pasado mes de marzo el Tribunal Supremo de Estados Unidos rechazó la apelación del gobierno de Arizona, asegurando que “estaría infringiendo en el poder federal para crear una política de inmigración”.

00:00 / 00:00
Ads destiny link