LIVE STREAMING
Photo: Hyoung Chang
El Centro Correccional de Winn, en Luisiana, es el último centro de detención del ICE del que se sospecha que tiene unas condiciones de vida pésimas y que abusa de los detenidos. Foto: Hyoung Chang

Los abogados ponen en el punto de mira el Centro Correccional Winn de Luisiana por las terribles condiciones de vida de los migrantes

La Iniciativa Libertad para los Inmigrantes del Sureste de Louisiana, envió dos cartas al DHS informando de los abusos cometidos y cosas peores en el centro.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Reforma tributaria en Chile

Septiembre 26, 2022

168 réplicas en México

Septiembre 19, 2022

Alerta en Puerto Rico

Septiembre 18, 2022

Gobernador de Texas abusa

Septiembre 17, 2022

¿Krasner en desacato?

Septiembre 15, 2022

Filadelfia apoya el aborto

Septiembre 15, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

El jueves 10 de junio, la Iniciativa Libertad para los Inmigrantes del Sureste de Louisiana, un proyecto del Southern Poverty Law Center, envió dos cartas al Departamento de Seguridad Nacional informando del abuso y condiciones deplorables en el Centro Correccional de Winn.

Según las cartas, un detenido fue hospitalizado tras un intento de suicidio y hay informes de otros detenidos que intentaron acabar con sus vidas.

Los abogados enumeraron varias injusticias, incluidas las condiciones inhumanas a las que son sometidos sus residentes. En Winn hay unidades para 44 personas que contienen solo un urinario, dos inodoros y dos duchas.

Supuestamente, un detenido descubrió una cucaracha viva en una de sus comidas. A otro se le negó la atención médica adecuada y se vio obligado a extraer un quiste de su propio estómago.

Las horribles condiciones llevaron a los detenidos a realizar huelgas de hambre en las instalaciones, lo que resultó en el uso de gas pimienta por parte de los guardias. 

Las horribles condiciones llevaron a los detenidos a realizar huelgas de hambre en las instalaciones, lo que resultó en el uso de gas pimienta por parte de los guardias.

Un detenido habló de esta experiencia a NBC News, diciendo que estaba pidiendo a los guardias que lo sacaran de la habitación, ya que estaba sufriendo un ataque de asma.

“Un hombre se desmayó frente a mí. Pero ahí me dejaron ”, dijo el detenido, originario de Cuba.

Los abogados también describieron casos de guardias que usaban lenguaje racista contra los detenidos.

Mich González, abogado del Southern Poverty Law Center, dijo a NBC News que las organizaciones están instando al secretario del DHS, Alejandro Mayorkas, a rescindir inmediatamente todos los contratos con Winn y abrir una investigación sobre la oficina de ICE en Nueva Orleans (NOLA). 

Según un caso descrito en la carta, un detenido informó a González que lo esposaron y empujaron hacia abajo con la cara pegada al piso. El detenido dijo que no podía respirar y estaba convencido de que el oficial le presionaba el cuello con la rodilla.

Fue puesto en régimen de aislamiento, donde intentó poner fin a su vida y luego fue deportado de regreso a su país de origen. El detenido, que hablaba inglés, escuchó a los guardias de Winn llamar a otros detenidos "perros ilegales" y otros términos despectivos.

Un portavoz de ICE respondió a una investigación de NBC News sobre estas acusaciones específicas de ex detenidos y abogados, indicando que ICE está "firmemente comprometido con la salud y el bienestar de todos los que están bajo su custodia". 

El Centro Correccional de Winn se negó a hablar con los periodistas sobre las acusaciones y remitió las preguntas al ICE.

González dijo que el número de detenidos en los centros de detención supervisados ​​por la oficina NOLA ICE ha crecido significativamente, con 5,000 detenidos más en solo unos pocos meses.

Este aumento se debe a una serie de factores, incluido el aumento de los patrones de migración y un aumento en los cruces fronterizos no autorizados, muchos protagonizados por solicitantes de asilo que esperan en México después de haber sido rechazados en la frontera debido a una orden de salud pública COVID-19.

Según González, aquellos que están detenidos y buscan asilo deben recibir una entrevista de temor creíble durante las dos primeras semanas de estar bajo custodia de ICE.

En realidad, el proceso lleva mucho más de 14 días, a veces meses.

“En las instalaciones del ICE de Louisiana y Mississippi hay cientos de personas esperando una entrevista de temor creíble (CFI), pero las Oficinas de Asilo solo tienen acceso a una o dos líneas telefónicas para realizar las entrevistas”, dijo González. 

También explicó que el ICE no está proporcionando el acceso al idioma apropiado para las entrevistas y se niega a realizar franjas de entrevistas, a pesar de que es bastante simple establecer un temor creíble para un solicitante de asilo.

"No se supone que sea una audiencia de petición de asilo completa", dijo González.

Lara Nochomovitz, una abogada independiente con una gran base de clientes de Louisiana que ayuda a facilitar los servicios posteriores a la liberación, dijo a NBC News que sus clientes se quejan constantemente del racismo infligido por los guardias.

Además, muchos de los liberados tienen que pagar fianzas elevadas, lo que contribuye a más crisis de salud mental entre los detenidos.

“Nunca había visto tantos hombres llorar desde que empecé a reunirme con ellos”, dijo.

Los abogados aseguran que cada vez hay más detenidos en aislamiento. 

Según Homero López, director ejecutivo de Servicios de Inmigración y Defensa Legal en Nueva Orleans, ha habido muchos casos impactantes.

López habló de casos en los que los hombres homosexuales fueron puestos en aislamiento "para su protección" porque otros detenidos los acosaron o agredieron. Explicó que uno de los mayores problemas con este uso del castigo es que no existe un proceso para combatirlo o para reducir el tiempo de aislamiento.

En una carta dirigida en abril a Mayorkas, la ACLU solicitó que se cerraran 39 instalaciones del ICE, 11 de ellas en Louisiana, incluida Winn.

Esta no es la primera vez que el centro correccional de Winn ha sido criticado por abuso.

A principios de febrero, un grupo de organizaciones de derechos de los migrantes, incluidas Al Otro Lado y Freedom for Immigration, presentaron denuncias al DHS por lo que describieron como tortura de solicitantes de asilo cameruneses.

El ICE ha demostrado ser una organización deshonesta con poca o ninguna consideración por la vida y el bienestar de los inmigrantes detenidos. Es hora de que el Departamento de Seguridad Nacional aborde estas acusaciones y rescinda estos contratos.

00:00 / 00:00
Ads destiny link