LIVE STREAMING
Beatriz and Jose Garces started the Garces Foundation in 2012. Samantha Laub / AL DÍA News
José Garces cofundó esta organización junto a su mujer, Beatriz Garces, en 2012. Samantha Laub / AL DÍA News

Una misión para educar, una misión para cuidar

La Fundación Garces lleva ofreciendo atención médica y educación a la comunidad inmigrante de Filadelfia desde el año 2012. Esta semana, sus esfuerzos…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Liderando con ejemplo

Junio 21, 2023

James Beard Latinas

Junio 08, 2023

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Cuando se trata de gastronomía en Filadelfia, el chef José Garces es una marca de la casa.

A lo largo de las últimas dos décadas, Garces se ha ido consolidando como uno de los emprendedores culinarios más destacados de la ciudad, abriendo aclamados restaurantes como Amada, Distrito o Tinto. En total, Garces es propietario y dirige hoy una docena de restaurantes, incluyendo algunos en Atlantic City y en Nueva York.

Sus habilidades como chef también le han llevado a ganar reconocimiento nacional, llevándose el primer puesto en la competición “The Next Iron Chef”, organizado por Food Network, en 2009.

Aunque Garces es conocido principalmente como chef y empresario de la restauración, hay otro aspecto de la persona que no debería pasarse por alto: su faceta como filántropo, que ejerce mediante la Fundación Garces.

Garces cofundó esta organización junto con su mujer, Beatriz Garces, en 2012. Desde entonces, la fundación se ha volcado en su misión de proveer servicios médicos y educación a los inmigrantes de Filadelfia.

Una comunidad desatendida

La vida de muchos inmigrantes americanos es una vida de constante incertidumbre, especialmente para la comunidad latina.

Esta incertidumbre afecta principalmente a la atención médica. Según el Pew Research Center, alrededor del 40% de los inmigrantes de origen latino en EE.UU. no tenían cobertura médica en 2014, una cifra que triplicaba el porcentaje de población estadounidense sin cobertura ese mismo año, que era del 14%.

Además de los problemas de salud, la barrera del idioma crea múltiples problemas a los inmigrantes en EE.UU. Al no saber inglés, muchos ven obstaculizado su ascenso laboral y se quedan estancados en empleos básicos.

Por supuesto, en un plano más general, la barrera del idioma también limita su capacidad para comunicar sus necesidades de forma simple y directa.

Para abordar estos problemas en Filadelfia, Beatriz y José, ambos de origen inmigrante, crearon la Fundación Garces.

Aunque ninguno de los dos es originario de Filadelfia, ambos lograron el éxito profesional en la ciudad del Amor Fraternal.

“Esta ciudad ha sido muy buena con nosotros”, comenta Beatriz.

Puede que su marido sea más famoso que ella, pero Beatriz también se ha consolidado como una líder empresarial de Filadelfia. Nacida y criada en Cuba, llegó a Filadelfia para estudiar odontología en la universidad Temple. Tras graduarse, abrió su propia consulta, el Garces Dental Group, en el centro antiguo de la ciudad.

Después de años de arduo trabajo, los Garces han hecho realidad su sueño americano y, por medio de la Fundación Garces, el matrimonio puede hoy compartir su sueño con otros inmigrantes.

Primera misión: educar

Igual que Beatriz, los padres de José emigraron a EE.UU de América Latina, concretamente de Ecuador a Chicago, en los años 60. José, que nació en 1972, fue testimonio de primera mano de los retos que tuvo que afrontar su familia.

“Vi a mis padres luchar”, comenta José, destacando las situaciones impredecibles que le tocó vivir, “yendo de empleo en empleo, de casa en casa, de apartamento en apartamento”.

Hoy, tras 25 años trabajando en restaurantes, José ha visto las mismas dificultades reflejadas en la vida de muchos de sus empleados en el sector de la restauración, en su mayoría inmigrantes hispanos.

“Ver los dramas y las luchas diarias de los inmigrantes que trabajan en el sector de la restauración me hizo despertar”, comenta José.

El chef y emprendedor quiso proveer a estos trabajadores de las herramientas necesarias para avanzar en sus carreras profesionales en este sector, con el fin de que puedan tener una vida mejor.

“Quería que todos esos lavaplatos y camareros se convirtieran en sous-chefs, chefs o jefes de sala”, dice José. “¿Y cómo lo podíamos conseguir? Bueno, todo empieza por el idioma”.

Por este motivo la Fundación Garces creó el programa “Inglés para el restaurante y la vida diaria” (“English for the Restaurant & Everyday Living”): un curso de 12 semanas que se imparte cuatro veces al año, donde los estudiantes dedican tres horas a la semana a mejorar sus habilidades comunicativas en inglés.  

“Cualquier persona que quiera tener éxito en este sector debe ser capaz de hablar con fluidez el idioma”, comenta José. “Tiene que ser capaz de hablar y comunicarse, y de aprender los términos empresariales”.

El programa también ofrece a los estudiantes la opción de participar en talleres de desarrollo de competencias impartidos por chefs consagrados, con el fin de que puedan avanzar en sus carreras. El objetivo de la Fundación Garces es convertir este tipo de formación para trabajadores en una palanca para su progreso profesional.

[node:field_slideshow]

Segunda misión: curar

Beatriz entiende que los inmigrantes han desempeñado un papel enorme en la formación de la sociedad estadounidense, y este papel crucial sirvió de inspiración para comenzar la Fundación Garces.

“(Los inmigrantes) vienen aquí, trabajan muy duro, contribuyen a la economía del país y con la ciudad de Filadelfia”, dice Beatriz. “Sentimos que contribuyen mucho. Es hora de que nosotros les retribuyamos eso”.

La dentista destaca también que hay “una gran proporción de inmigrantes que permanecen en la sombra”, que carecen de acceso a servicios médicos. Para ayudar a remediar este problema, la Fundación Garces organiza los llamados “Días de salud comunitaria”, cuatro sábados al año, en el consultorio odontológico de Beatriz.

Allí, voluntarios médicos, dentales y administrativos ofrecen servicios médicos y odontológicos gratuitos a los inmigrantes desatendidos y sin cobertura médica (incluidos aquellos que no están documentados). Beatriz explica que estos servicios incluyen exámenes bucales y físicos, limpiezas dentales, vacunas contra la gripe y pruebas de VIH, así como pruebas para controlar los niveles de azúcar y colesterol en la sangre de los pacientes.

Beatriz incluso ejecuta un programa en el que pacientes necesitados pueden regresar a su consultorio por servicios dentales restaurativos.

“Hay un gran componente educativo en nuestros días de salud comunitaria”, agrega Beatriz. “Educamos a nuestros pacientes sobre cómo llevar una vida más saludable, y también dónde pueden recibir atención de seguimiento de sus servicios médicos en caso de que la necesiten”.

Celebrando el éxito

Esta semana, la Fundación Garces y el Grupo Garces (la compañía de restaurantes) serán homenajeados por la Cámara de Comercio Hispana de la región de Filadelfia (GPHCC, por sus siglas en inglés) con un Premio Empresarial a la Excelencia (Excelencia Business Award). Con estos premios, la GPHCC reconoce y celebra iniciativas exitosas, logros y contribuciones de empresas y profesionales de la comunidad latina de la región.

La premiación tendrá lugar durante el Alegría Ball, un evento anual de recaudación de fondos organizado por la GPHCC. El Alegría Ball se llevará a cabo el viernes 9 de febrero en el Atrium del Curtis Center.

“Es un gran honor ser reconocido por nuestra comunidad, por nuestros colegas, y especialmente por la Cámara de Comercio Hispana”, dice José.

En el evento, la Fundación Garces y el Grupo Garces serán reconocidos como la Iniciativa Corporativa del Año. Otros homenajeados incluyen South Philly Barbacoa y El Compadre Restaurant (Negocio Hispano del Año), así como Javier Garcia, vicepresidente senior de Comcast (Profesional Hispano del Año).

Para Beatriz y José, el premio representa una oportunidad para que la fundación continúe con su misión de servir a la comunidad de inmigrantes de Filadelfia.

“No podría estar más orgulloso de la Fundación Garces de lo que estoy hoy”, dice José.

Un esfuerzo de grupo

Los Garces saben que no podrían haber construido la fundación ellos solos.

“No estamos únicamente José y yo”, aclara Beatriz. “Nosotros tuvimos la visión y la idea, pero se necesita mucha gente maravillosa para hacer lo que hacemos”.

Esas “personas maravillosas” incluyen a los donantes y patrocinadores, así como a sus más de 80 voluntarios. Marco Antonio Román, originario de México, comenzó a ofrecerse como voluntario para la organización el año pasado, realizando llamadas telefónicas a los estudiantes del programa de inglés para recordarles que asistieran.

Para Román, parte de lo que hace que su trabajo valga la pena es haber entendido los beneficios que conlleva poder comunicarse adecuadamente en inglés, en especial durante situaciones de emergencia, como cuando un padre necesita llevar a un niño al hospital o cuando una mujer embarazada se pone de parto.

La Fundación Garces cuenta con un equipo de tres personas dedicadas de pleno a la misión de la organización: la directora ejecutiva, Robin Morris, el director de Finanzas y Administración, Michael Barnes, y la gerente del rograma, Jillian Gierke.

Debido a que las hostilidades contra los inmigrantes parecen haber permeado en el espectro político de los EE.UU., Morris, quien comenzó su rol en la organización en 2016, cree que tiene mucho sentido trabajar para una organización dedicada a generar confianza dentro de la comunidad inmigrante.

“Creo que apoyar a los inmigrantes refleja de verdad los valores americanos y lo mejor de nuestro país”, dice Morris. “Formar parte de esta fundación es increiblemente gratificante”.

Mirando hacia adelante

Beatriz explica que en 2017 la Fundación Garces experimentó el mayor crecimiento desde su creación, en 2012. La organización proveyó más de $300.000 en servicios médicos y dentales gratuitos a la comunidad, según su fundadora, y más estudiantes que nunca se inscribieron en el programa de inglés de la fundación.

“Estoy muy orgullosa del crecimiento que estamos teniendo”, dice Beatriz con una sonrisa. “Y espero que continuemos creciendo para que podamos tener un mayor impacto y hacer que las personas estén más sanas y educadas”.

La Fundación Garces celebrará su evento anual de recaudación de fondos “Think Local/Give Local” el próximo viernes 13 de abril en el Hotel Loews de Filadelfia.

El próximo Día de Salud Comunitaria está programado para el sábado 19 de mayo en la consulta del Garces Dental Group, en el 212 de Race Street, Filadelfia 19106.

Para saber más sobre la Fundación Garces, incluyendo información sobre cursos y voluntariado, visite garcesfoundation.org o llame al 267-284-7905.

00:00 / 00:00
Ads destiny link