LIVE STREAMING
Fidel Vargas
Fidel Vargas recibió su primera beca del Hispanic Scholarship Fund en 1986 cuando era estudiante de Harvard. 36 años después, Vargas funge como director ejecutivo y CEO de la HSF.

Fidel Vargas, líder en educación superior

Desde muy joven, el CEO del Hispanic Scholarship Fund se ha destacado por su interés en el acceso a la educación superior en la comunidad latina.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

TU en huelga

Enero 31, 2023

Arcadia es el rey

Enero 31, 2023

Ir a la universidad

Enero 30, 2023

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Fidel Vargas comenzó a abrirse camino en la educación superior tan pronto recibió la carta de admisión de la Universidad de Harvard. La primera persona que la leyó fue su mamá, quien se encargó de llevársela al campo de béisbol donde Fidel practicaba para su campeonato como estudiante senior en la ciudad de Baldwin Park, California. 

Su mamá se estacionó con prisa en los predios del campo de béisbol, levantando la arena y alterando al entrenador de Fidel y a todos los que allí practicaban. Dentro de la camioneta estaban sus siete hermanos y ella, quien movía la carta de admisión de un lado para el otro. Desde el campo de bateo, Fidel no podía divisar bien de qué se trataba ese sobre.

“Me dijo ‘ábrelo, ábrelo’… aunque el sobre ya estaba abierto (dijo entre risas). La carta decía ‘felicidades, fuiste aceptado en Harvard’ y salí corriendo donde mi entrenador”, aseguró Vargas durante una entrevista realizada por la organización SchermCo. 

Para 1986, Fidel arrancó su primer año como estudiante de Harvard en Boston, Massachusetts, convirtiéndose en la primera generación de su familia en obtener un grado universitario. Para las Navidades de ese mismo año, tuvo su primer acercamiento con la organización Hispanic Scholarship Fund (HSF), donde funge como CEO. En ese entonces, recibió una beca de $1,000 por parte de la HSF. Con ese dinero, Fidel logró pagar su pasaje desde Massachusetts a California para pasar las tradicionales fiestas de Navidad junto a su familia. 

“Había comprado sólo un pasaje para ir a Harvard, pero no había comprado pasaje de vuelta. Y yo no sabía que no podía quedarme en Navidad en los dormitorios de Harvard… Desde ese momento, la HSF ha tenido un lugar cálido en mi corazón”, admitió Vargas para SchermCo. 

La carta venía de parte del fundador del HSF, Ernest Robles, quien falleció el pasado 5 de septiembre. 

Vargas se graduó con honores de la Universidad de Harvard, donde obtuvo un bachillerato en Estudios Sociales y un MBA de la Escuela de Negocios.

Trayectoria profesional

Con 23 años, Fidel fue elegido alcalde de Baldwin Park, convirtiéndose en uno de los funcionarios electos más jóvenes de la historia. Además de ser la ciudad que lo vio crecer, Baldwin Park fue y continúa siendo una región con una alta población de latinos. Dentro de su periodo como alcalde, de 1992 a 1997, su misión se enfocó en la inclusión de la comunidad latina en puestos políticos, situación que incomodó a muchos ciudadanos conservadores de la zona. 

Sus primeros cambios en la alcaldía, y quizás los más notables, consistieron en sustituir a varios comisionados, miembros de comités y de juntas directivas para crear una fuerza de trabajo que reflejara mejor la demografía local de ese entonces: 70% de latinos, 12% de asiático-americanos y 5% de afroamericanos. Actualmente, el portal DATA USA asegura que el 74% de la población en Baldwin Park son latinos. 

“Mis amigos no tuvieron el valor de decirme que estaba loco por presentarme a la alcaldía. Mucha gente me dijo después de ser elegido: 'No creí que tuvieras posibilidades’”, confesó Vargas en una entrevista para Los Angeles Times en el 1994. Para ese mismo año, fue seleccionado por la prestigiosa revista Times como uno de los 50 líderes más prometedores para el futuro. El cofundador de Microsoft, Bill Gates, y la filántropa Oprah Winfrey también formaron parte de la lista.

Para el 2006, Vargas se convirtió en socio fundador de Centinela Capital Partners, una empresa de capital privado con sede en Nueva York. Allí se mantuvo hasta el 2012, donde gestionó casi $1.000 millones en fondos para propietarios de minoría. 

Vargas también ha formado parte de las juntas directivas de la Compañía de Teatro Latino de Los Ángeles, de la New America Alliance, de Sponsors for Education Opportunities y de Operation HOPE, Inc. Formó parte del Consejo Asesor de la Seguridad Social del presidente Bill Clinton, de la Comisión para el Fortalecimiento de la Seguridad Social del presidente George W. Bush; y de la Comisión de Becas Presidenciales de los  presidentes Bush y Barack Obama. En la actualidad, Vargas forma parte de las juntas de California Community Foundation, Latino Donor Collaborative y Los Angeles Theatre Center.

Su llegada al Hispanic Scholarship Fund

En el 2013, Fidel Vargas se unió como director ejecutivo y CEO del HSF. Desde que comenzó, se ha centrado en crear la infraestructura tecnológica que la organización necesitaba para ampliar su alcance de programas, información y recursos.

La HSF es una organización sin ánimo de lucro fundada en 1975 con la misión de capacitar, educar y apoyar económicamente a los estudiantes hispanos en su camino hacia la educación superior. Ofrece una variedad de becas al mayor número posible de estudiantes, becarios y ex alumnos excepcionales. 

Desde sus inicios, la entidad ha concedido unos $675 millones en becas para más de 65,000 becarios, entre quienes se encuentran la tesorera de Estados Unidos, Rosa Gumataotao Ríos, y el director de la American Civil Liberties Union, Anthony Romero.

Actualmente, la HSF cuenta con 530 miembros del consejo asesor alrededor de todos los Estados Unidos y 25.000 becarios en más de 1.200 universidades.

Los importes de las becas del HSF varían entre $500 y $5.000, pero la cantidad concreta que el alumno podría ganar variará en función de su necesidad económica. Los fondos de las becas pueden utilizarse para la matrícula, los libros y otros gastos académicos. También puede destinarse para pagar los gastos de alojamiento, comida y transporte. 

La HSF ofrece programas para organizaciones, empresas e instituciones, además de servicios de apoyo para padres de estudiantes de K-12 y estudiantes universitarios. 
“Tenemos que ser una fuente no sólo para los estudiantes, sino también para los padres que les ayudan a preparar, planificar y pagar la universidad”, explicó Vargas para el portal The Alumni Society.

La familia Vargas y su amor por la educación

Vargas nació en el estado de California, en la ciudad de Lynwood. Pasó su niñez y juventud en Baldwin Park, una ciudad situada en la región central del Valle de San Gabriel, en el condado de Los Ángeles. Es hijo de padres inmigrantes y el mayor de ocho hermanos. 

Según confiesa en la mayoría de sus entrevistas, aprendió el valor de la educación a través de sus padres, quienes migraron desde México a los Estados Unidos en la década del 60. 

Su papá era carpintero y su mamá, ama de casa, pero en su tiempo libre disfrutaba hacer voluntariado como organizadora escolar. Sus dos hermanas trabajan como maestras de escuela elemental. Ambos padres fueron pieza clave para inculcarles a sus hijos el interés por la educación superior. 

“El amor por la educación es enorme en mi familia”, confesó Vargas para SchermCo. Fidel también es maestro certificado de escuela secundaria. Obtuvo su certificación durante su último año en Harvard.

Los latinos y la educación

Vargas es un fiel defensor del acceso a la educación en la comunidad latina e hispana. Sin embargo, reconoce que aún falta información sobre las ayudas económicas que existen para que los jóvenes latinos continúen sus estudios universitarios. 

“Por un tiempo, dejé de decirles a las personas que quería ir a Harvard porque todo el mundo me miraba como si yo estuviera loco o me decían: ‘Tú no lo vas a poder hacer’”, reveló Vargas sobre su experiencia como latino en la educación superior.

Según el CEO de HSF, muchos de los desafíos que enfrentan los estudiantes de primera generación giran en torno al “sutil desconocimiento de las cosas” y la financiación de sus estudios. Como ejemplo, Vargas compartió que la mayoría de los padres no saben que existen universidades en los Estados Unidos, como Harvard y la Universidad de Stanford, que cubren los gastos de matrícula a todo estudiante cuya familia gane menos de $150,000. De ganar menos de $65,000 al año, algunas universidades podrían cubrir todos los gastos universitarios del estudiante. 

“Si eres un joven latino en la escuela intermedia y crees que ningún latino va a la universidad, aceptas que ese es tu destino”, concluyó Vargas para The Alumni Society.
Actualmente, la HSF cuenta con oportunidades de becas abiertas para estudiantes interesados en continuar con sus estudios superiores. Para mayor información, entre a www.hsf.net

 

00:00 / 00:00
Ads destiny link